Buscar en esta Enciclopedia

miércoles, 14 de septiembre de 2011

La proteína PARP1 se encuentra en mayor cantidad en los tumores de mama de mal pronóstico (Ann Oncol)

Investigadores del Servicio de Oncología del Hospital del Mar y del Programa de Investigación en Cáncer de su Instituto de Investigación, el IMIM, han confirmado el valor pronóstico de una nueva diana terapéutica, la proteína PARP1, en pacientes con cáncer de mama.
La importancia del hallazgo, publicado en “Annals of Oncology”, radica en que esta proteína se encuentra en mayor cantidad en los tumores de mama de mal pronóstico, y especialmente en aquellos que se denominan 'triple negativos', el subtipo de cáncer con mayores tasas de recaída y mortalidad.
Según el Dr. Joan Albanell, jefe del Servicio de Oncología del Hospital del Mar, una de las conclusiones del trabajo es que “a más presencia en PARP1, peor pronóstico y, probablemente, peor respuesta a los tratamientos antitumorales utilizados", y continúa: "Según este estudio, la proteína PARP1 nos podría servir de indicador de respuesta al tratamiento existente. Es decir, los resultados obtenidos hasta el momento nos permiten formular la hipótesis de que la PARP1 nos permitiría seleccionar a las enfermas que se beneficiarían del tratamiento quimioterápico combinado con inhibidores de PARP, en base a la cantidad de proteína PARP1 que presentaran”.
El cáncer de mama triple negativo (Receptor Estrógeno Negativo, Receptor de Progesterona Negativo y HER2 Negativo) afecta a un 20% de las mujeres con cáncer de mama, especialmente las más jóvenes. Se trata de un tipo de tumor asociado a mutaciones del gen que predispone al cáncer de mama hereditario y se suele diagnosticar en fases avanzadas, ya que es difícilmente detectable en fases iniciales, de modo que los programas de cribado son menos eficaces con este tipo de tumores.
Otro problema de los tumores 'triple negativos’ es la ausencia de receptores hormonales (Receptor Estrógeno y Receptor Progesterona) y del biomarcador HER2, lo que hace que no se puedan aplicar terapias contra estos receptores (terapia hormonal o terapia anti-HER2), por lo que la base para el tratamiento de estas pacientes es únicamente la quimioterapia. Para la mayoría de las pacientes, el tratamiento con poliquimioterapia citotóxica es ineficaz y conlleva toxicidad.

fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada