Buscar en esta Enciclopedia

sábado, 7 de diciembre de 2013

Lamentan el retraso en la edad de inicio de las mamografías en León



La Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama de León (ALMOM), junto la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) han manifestado su rechazo a que la edad de inicio en las pruebas de detección del cáncer de mama haya pasado de ser los 45 años a los 50, debido a una modificación de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León

"Siempre se había entendido que considerar la edad de 45 años en esta comunidad autónoma era un avance que existía aquí y por ello lamentamos esa corrección para situar la edad en los 50", denuncian ambas entidades. 

Y es que, tanto la ALMOM como FECMA; siempre han defendido que los programas de detección precoz de cáncer de mama "sean promovidos y gestionados por el sistema público de salud, con acceso gratuito, continuados en el tiempo, dotados de los recursos necesarios, con controles de calidad, desarrollados por personal formado y evaluados en sus resultados, incluyendo los índices de participación". 

"Las mujeres que conocemos el cáncer de mama porque vivimos con él todos los días del año y que nos hemos organizado en Asociaciones de mujeres - pacientes, tenemos como uno de nuestros objetivos básicos el de concienciar a la sociedad y especialmente a las mujeres de la importancia de la detección precoz del cáncer de mama y de su participación en las campañas de detección precoz promovidas por el Sistema Nacional de Salud (SNS)", concluyen.


ConSalud

Senología y fotografía


Los intervalos entre las mamografías afectan al pronóstico del cáncer de mama

Los intervalos entre las mamografías afectan al pronóstico del cáncer de mama

Un estudio demuestra que las mamografías que se realizan con un intervalo de menos de un año y medio entre cada una reducen la tasa de positividad en los ganglios linfáticos y mejora el pronóstico de las pacientes.

Un estudio sobre la detección del cáncer de mama a través de las mamografías revela que las pacientes a las que se les realizó la prueba con mayor frecuencia tenían un índice de positividad del ganglio linfático mucho más bajo en comparación con las mujeres a las que se realizó la mamografía cada más tiempo. Los resultados han sido expuestos en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica.
"En su camino a otras partes del organismo, los ganglios linfáticos son la primera localización en la que el cáncer de mama se asienta antes de producir la metástasis", dice Lilian Wang, profesora asistente de radiología en la Feinberg School of Medicine en Chicago (EEUU). "Cuando el cáncer de mama se ha extendido a los ganglios linfáticos, normalmente se trata al paciente tanto local como sistémicamente con terapia hormonal, quimioterapia, trastuzumab o una combinación de estas terapias", comenta.
Históricamente, las organizaciones de la salud han recomendado mamografías anuales empezando a los 40 años. Sin embargo, en 2009, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF en sus siglas en inglés) anunció una nueva recomendación de realizar las mamografías cada dos años en mujeres entre los 50 y 74 años.
El estudio incluyó a 332 mujeres a las que se les detectó el cáncer de mama con mamografías entre 2007 y 2010. Se dividió a las mujeres en tres grupos en función del tiempo transcurrido entre cada uno de sus exámenes mamográficos: menos de un año y medio, de un año y medio a tres y más de tres. De esta forma había 207, 73 y 52 pacientes en cada grupo.
Al controlar la edad, la densidad de la mama el alto riesgo y un historial familia de cáncer mama, los investigadores determinaron que las mujeres del grupo de menos de un año y medio tenían la tasa más baja de positividad en los ganglios linfáticos con un 8,7 por ciento. Además, esta tasa era mayor en el segundo grupo que en el tercero, con un 20,5 por ciento y un 15,4 por ciento, respectivamente.
"Nuestro estudio demuestra que las mamografías realizadas en un intervalo de menos de un año y medio reducen la tasa de positividad en los ganglios linfáticos, mejorando así el pronóstico de las pacientes", explica Wang. "Deberíamos seguir las guías de la Asociación Americana contra el Cáncer y otras organizaciones que recomiendan que las mujeres se realicen mamografías diarias a partir de los 40 años", concluye.

fuente: diario medico

Una prueba genética reduce en un 68% la quimioterapia en cáncer de mama

Conocer la firma genética de un tumor mamario permite afinar el diagnóstico y elegir mejor el tratamiento, lo que a su vez contribuye a mejorar el pronóstico de las pacientes, según ha destacado Nigel Bundred, jefe del departamento de Cirugía Oncológica y profesor en el Hospital Universitario South Manchester (Estados Unidos), durante su intervención en el XL Simposio Internacional Descodificando el cáncer.
Según los datos que presentó durante su charla, en la que abordó el presente y futuro de estas técnicas en el tratamiento de los tumores ginecológicos, la prueba Oncotyope DX redujo el uso de la quimioterapia en un 68 por ciento en pacientes con cáncer de mama tipo HER-2 negativo.
Un metanálisis de nueve estudios que recogen datos de más de 6.000 pacientes confirma que esta prueba no sólo tiene valor pronóstico, sino que además es eficaz para predecir la respuesta terapéutica, lo que permite seleccionar mejor a las candidatas que podrían beneficiarse de quimioterapia o de otros tratamientos, como tamoxifeno.
Una de las principales ventajas del Oncotype DX -que el año pasado recibió la recomendación de NICE- es que ayuda a detectar a las pacientes que no responderán adecuadamente a un determinado tratamiento, a pesar de estar consideradas como de medio o alto riesgo en función de otras pruebas, como el análisis del ganglio centinela, y que en ausencia de más datos se les administraría una terapia que no las curaría pero que a cambio sí les generaría un alto grado de toxicidad.
Bundred ha explicado a Diario Médico que "a las pacientes no les interesan las estadísticas ni saber si tienen alto o bajo riesgo. Quieren saber cuál es su pronóstico y qué lo que les puede pasar a ellas".

Fuente: diario medico

viernes, 22 de noviembre de 2013

Dr. Omar Guillermo

Dr. Omar Guillermo Guillermo Henríquez

Dr. Omar Guillermo

Dr. Omar Guillermo Henríquez

Dr. Omar Guillermo

Dr. Omar Guillermo Guillermo Henríquez

Hallan cuatro nuevas proteínas para actuar en el cáncer de mama

El grupo de Oncología y Patología Molecular del Instituto de Investigación del Hospital Valle de Hebrón (VHIR), de Barcelona, liderado por Matilde Lleonart, ha descubierto el papel de un microARN o cadena de material genético, el miR-125b, en la producción del cáncer de mama. El hallazgo ha permitido detectar cuatro proteínas diana en tumores mamarios. Los resultados del estudio, financiado por la Fundación BBVA, han sido publicados en PLoS One.
  • Se sugiere que sus expresiones no se limitan sólo al pronóstico de la enfermedad, sino que aportan información para el diagnóstico y el tratamiento
El equipo del VHIR trabaja desde hace años en el estudio de microARN que se expresan de forma diferente en tejido normal y tumoral. Tan sólo con el patrón de expresión de estas pequeñas moléculas de microARN los investigadores pueden predecir a ciegas, sin saber el tejido de origen, si se trata de tejido tumoral. Su utilidad no se limita al pronóstico, sino también al diagnóstico y la terapia.
Firma molecular 
El grupo ha identificado hasta 35 microARN distintos en cáncer de mama. Se trata de unas cadenas de material genético que, según explica Lleonart, "representan una firma molecular y, por tanto, su expresión, por sí misma, es representativa de malignidad, ya que existen múltiples genes sobre los que actúan".
Esta línea de investigación inició trabajos experimentales a partir de tumores humanos, siendo el miR-125b el más diferenciado al comparar tejido tumoral con normal en tejido mamario. Posteriormente, se comparó el efecto del miR-125b en diferentes líneas celulares de cáncer de mama con diferentes grados de tumorogenicidad. De este modo se detectaron los cuatro genes -CK2-, ENPEP, CCNK y MEGF9- sobre los que es capaz de actuar miR-125b y que producen las proteínas diana en procesos de cáncer de mama. Son genes que abarcan desde receptores de membrana desconocidos hasta proteínas cinasas de carácter universal. Lo que hace miR-125b es inhibir las proteínas que resultan de la expresión de estos genes.
Para Lleonart, "las cuatro nuevas proteínas diana identificadas abren la puerta al estudio de nuevas vías terapéuticas sobre las proteínas identificadas, la mayoría de ellas desconocidas hasta ahora. Concretamente una de ellas, la CK2, se ha identificado como expresión de agresividad".

Fuente: diario medico

sábado, 16 de noviembre de 2013

Apoyo a la lactancia materna


Lactancia Materna en cualquier idioma


lactancia materna

La historia de la imagen es que la madre estaba haciendo yoga en la pequeña comunidad en la que vive esta familia (donde la ropa es opcional) y durante esta pose su bebé se acercó gateando y se prendió del pecho 

La imagen es de Daughter of the Sun que por cierto hace unas artesanías hermosisimas

Anatomía Mamaria


martes, 12 de noviembre de 2013

La senología y la fotografía

SENOLOGIA GG apoya la lucha contra el cáncer de mama...

viernes, 18 de octubre de 2013

Una nueva técnica de imagen puede identificar subgrupos de cáncer de mama

IMAGEN ÓPTICA METABÓLICA

Una nueva técnica de imagen puede identificar subgrupos de cáncer de mama

La imagen óptica metabólica puede utilizarse por el momento en tejidos extirpados recientemente, pero con un mayor desarrollo podrá incorporarse a las endoscopias.
Una nueva técnica de imagen óptica que mide la actividad metabólica en células tumorales puede diferenciar entre distintos tipos de cáncer de una forma muy precisa. Esta técnica también puede detectar las respuestas a los tratamientos incluso a los dos días de su administración, tal y como expone un estudio publicado en Cancer Research, una revista de la Asociación Americana de la Investigación del Cáncer.
"El proceso del desarrollo de medicamentos específicos necesita que se mida el resultado del objetivo del medicamento y predecir la respuesta, o la falta de la misma, hacia el tratamiento", dice Alex Walsg, un estudiante graduado del Departametno de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Vanderbilt (EEUU). "Hemos demostrado que la imagen óptica metabólica permite una medición de la acción del medicamento mucho más rápida, sesible y precisa", añade.
Esta nueva técnica de imagen se aprovecha de que las moléculas denominadas nicotinamida adenina dinucleótido (NAD) y dinucleótido de flavina-adenina (FAD), presentes en el metabolismo celular, emiten una fluorescencia natural al exponerse a detrerminadas formas de luz. Por ello, utilizaron filtros específicos para aislar cada fluorescencia y medir la proporción de las dos como "tasa redox".
Cuando Walsh y sus compañeros pusieron bajo el microscopio células normales y otras afectadas con cáncer de mama, la imagen óptica generó señales distintivas para los dos tipos de células. Además, esta técnica fue capaz de diferenciar entre el receptor positivo de estrógenos, el receptor negativo, HER2-positivo y HER2- negativo.
A continuación, los investigadores probaron el efecto del anticuerop anti-HER2 trastuzumab en tres líneas celulares de cáncer de mama que respondían de forma distinta ante los anticuerpos y descubrieron que las ratios redox eran significamente inferiores en las células sensibles al medicamento después del tratamiento con trastuzumab.
Posteriormente, la imagen óptica empleada sobre ratones en los que se había creado el tumor humano de mama, mostró la diferencia entre los que eran sensibles y resistentes al trastuzumab apenas dos días después de la primera dosis del anticuerpo.
"Los medicamentos contra el cáncer tienen efectos profundos en la producción de energía celular y esto puede ser empleado por la imagen óptica metabólica para identificar a las células que responden frente a las que no lo hacen", explica Walsh. "Esperamos desarrollar un método exploratorio de alto rendimiento para predecir el tratamiento óptimo para cada paciente", añade.

Fuente: diario medico

miércoles, 2 de octubre de 2013

OCTUBRE mes de la concienciación sobre cáncer de mama


Nuevos biomarcadores predicen los casos que más se benefician de la quimioterapia con taxanos


El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) ha presentado dos nuevos biomarcadores tumorales que permiten predecir las pacientes con cáncer de mama que más se benefician de la quimioterapia con taxanos durante el 38º Congreso Europeo de Oncología (ECC), que estos días se celebra en Ámsterdam.

En concreto, el ensayo clínico GEICAM/9906 supone la primera investigación académica en validar la utilidad de dos biomarcadores moleculares (S100P y PCSK6) en la elección del subgrupo de pacientes con cáncer de mama que se pueden beneficiar de la quimioterapia con taxanos.

Estos biomarcadores han sido identificados en un análisis "in vitro" y la validación clínica confirma su valor predictivo. Los taxanos son agentes quimioterápicos sumamente activos y su administración impide el crecimiento celular al frenar la división de las células. 

En opinión del presidente de GEICAM, el doctor Miguel Martin, “los resultados muestran que los pacientes con aumento de la actividad de los biomarcadores identificados se benefician de la terapia con taxanos. En el resto de pacientes, no se observó un beneficio adicional con esta terapia”. 

Para el estudio, se analizó el tejido tumoral de 555 pacientes con cáncer de mama positivo para receptores de estrógeno y HER2 negativo (ER+/HER2-) que tenían afectación ganglionar, previamente tratadas de forma aleatoria con quimioterapia, ya sea con fluorouracilo, epirubicina y ciclofosfamida (FEC) o FEC seguido de paclitaxel semanal.

“El estudio in vitro puede ser un enfoque prometedor para identificar otros marcadores predictivos en un futuro próximo. Estos resultados tienen ahora que ser confirmados en un nuevo estudio clínico antes de que se establezca que los biomarcadores seleccionados pueden ser utilizados en la rutina clínica diaria", ha dicho Martín


Fuente: ConSalud.es 

"Viva la teta que mame" SENOLOGIA GG en apoyo a la lactancia materna


martes, 24 de septiembre de 2013

Un proyecto pionero genómico predecirá recaídas en mama

Miguel Martín
Un estudio internacional coordinado por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam) evaluará la utilidad de un nuevo test genómico de segunda generación, denominado  ProsignaTM ó PAM50, que además de ofrecer un diagnóstico más exacto del perfil molecular del cáncer de mama, ayuda a predecir el riesgo de recaída. Geicam se encargará de realizar el estudio original en Europa, el primero que se hace en el mundo en tal sentido para este test de diagnóstico in vitro.
A diferencia de otras técnicas genómicas disponibles, según Miguel Martín, presidente de Geicam e investigador principal del estudio, "los datos que aporta el PAM50 se correlacionan con la clínica diaria de los oncólogos, al estadificar el tumor en los subtipos intrínsecos originales -luminal A, luminal B, basal y HER2-, además de proporcionar información precisa sobre el riesgo de recaída y la necesidad de administrar tratamiento quimioterápico adyuvante”.
Así, el estudio analizará el cambio de decisión terapéutica que el oncólogo médico realiza tras conocer el resultado del test, en relación con la decisión tomada antes de conocerlo. Su uso ayudaría a reducir tratamientos innecesarios o incorrectos, a la vez que podría rescatar a algunas pacientes de aparente buen pronóstico pero que iban a recaer en ausencia de quimioterapia, con el aumento de calidad de vida y ahorro sanitario.
Acortar plazos 
A diferencia de los test actuales, las muestras no viajarían a otros países, sino que serían analizadas en nuestro país y los resultados estarán disponibles en un plazo de entre 5 y 10 días, la mitad del necesario para las técnicas genómicas actuales.
Los hospitales Gregorio Marañón, en Madrid, y  Valle de Hebrón Instituto de Oncología, en Barcelona, serán los primeros centros en el ámbito nacional y europeo en incorporar esta técnica genómica. En el Marañón se están analizando ya muestras de las 200 pacientes candidatas al estudio. Se efectuará un estudio idéntico en Alemania con el mismo protocolo diseñado por Geicam.

Fuente: diario medico

Lactancia en cualquier idioma


La atención emocional en mama influye en el proceso

El apoyo permite aprender a afrontar los cambios físicos, emocionales y las terapias clínicas de las pacientes y de su entorno social, laboral y familiar.

Noelia Palacio, Pilar Barreto y María Victoria Rodríguez

El cáncer de mama ha incorporado en los últimos años numerosas investigaciones y avances biológicos que han permitido personalizar las terapias y mejorar la tasa de supervivencia. Sin embargo, los aspectos psicológicos que le rodean no son menores y por eso la mayoría de las asociaciones de pacientes ofrecen atención psicológica, cada vez más afectada, lamentablemente, por los recortes. Psicólogas de las 38 asociaciones de pacientes de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) se han dado cita en Santander en el I Encuentro de Trabajo, Psicología y Cáncer de Mama, para generar un espacio común donde compartir experiencias y conocimientos para hacer del proceso oncológico un camino común y lleno de exigencia, ya que al año se diagnostican en España 27.000 casos.
  • La intervención psicológica para las mujeres con cáncer de mama permite contar con estrategias para afrontar no sólo la la patología sino también el tratamiento
"No somos profesionales que hacemospalmoterapia y cariñitos, ni tampoco somos loqueros, sino psicólogos que actuamos para rebajar el sufrimiento y el desconcierto emocional de las afectadas, procurando su bienestar psicológico en el plano personal y también del entorno social, laboral y familiar", asegura Pilar Barreto, coordinadora del encuentro y catedrática de Psicopatología de la Universidad de Valencia.
Por eso, el apoyo psicológico durante y tras la enfermedad puede ayudarlas a aprender cómo llevar los cambios físicos, emocionales y los tratamientos médicos. Pero la crisis ha desbaratado muchos planes. En el encuentro se ha puesto de relieve que las Administraciones han rebajado tanto las subvenciones que los psicólogos apenas pueden estar con las mujeres cuatro o cinco horas a la semana, un tiempo insuficiente no solo para ellas, sino para los familiares, que también pueden necesitar ayuda, dice Barreto.
Terapias eficaces
Barreto coincide con Noelia Palacio, psicóloga de la Asociación de Mujeres con Cáncer de Mama en Cantabria, en que ya hay estudios que han dejado claro que la terapia psicológica logra reducir la ansiedad, mejora el estado de ánimo y permite que la mujer se sienta escuchada. "No todo es radioterapia y quimioterapia y, de hecho, los psicooncólogos han incorporado, de forma pionera, la terapia de aceptación y compromiso y otras centradas en las emociones, con excelentes resultados".
En esa línea, María Victoria Rodríguez Coto, coordinadora de la Unidad de Cuidados Paliativos Domiciliarios de Valdecilla, apunta que "los aspectos psicológicos en cáncer de mama son tan importantes que van a influir de manera significativa en la adaptación a la enfermedad, así como en su pronóstico. La intensidad y duración del proceso van a depender de las estrategias de afrontamiento de las pacientes, la familia y el equipo multidisciplinar biopsicosocial".
Las psicólogas han puesto sobre la mesa en los cinco talleres del encuentro que, en el contexto actual, "enmarcado en un clima de incertidumbre y cierta desesperanza ante el horizonte de posibilidades que ofrecen los servicios sanitarios, hay que aunar fuerzas en la investigación conjunta sobre el apoyo psicológico, y de esta forma poder analizar y evaluar, honesta y objetivamente, en qué aspectos es necesario profundizar para trabajar de manera efectiva y eficiente".
Es más, ha habido coincidencia sobre la necesidad de reflexionar sobre qué "estamos haciendo en las asociaciones y en las comunidades en las que Fecma oferta el servicio, y analizar, además, los diferentes tipos de relación terapéutica; detectar si existen diferencias significativas en la disponibilidad, tiempo, espacios físicos, medios materiales, trabajo en centros hospitalarios o no; y qué es posible hacer para facilitar la intervención psicosocial", concluye Barreto.

¿Qué necesita el paciente?

Pilar Barreto, catedrática de la Universidad de Valencia, comenta a propósito de las estrategias de intervención en grupos concretos, que es necesario desterrar el estereotipo de que la mujer joven con un tumor es conflictiva, mientras que la de edad avanzada lo aguanta todo. Según ella, "la esperanza de vida en la población aumenta, y se relaciona con una mayor posibilidad de padecer una enfermedad grave o crónica. Los avances médicos pueden proporcionar tiempo de vida, pero no siempre ofrecen calidad de vida. Por ello, hemos de evaluar qué sabemos de las necesidades de las mujeres en esta etapa, y cómo trabajar con ello".

Fuente: diario medico

Las recaídas del tumor de mama, similares al primario

La determinación del perfil biológico del cáncer de mama marca el tratamiento, para el que existe un abanico de fármacos; un estudio en The Breast analiza posibles variaciones técnicas en esa determinación.

Pilar Eroles, Alejandro Pérez-Fidalgo, Octavio Burgués y Ana Lluch

Una de las dificultades a la hora de abordar el cáncer de mama avanzado son los cambios en el perfil biológico o las características hormonales entre el tumor primario (TP) y los siguientes o recurrentes (TR), asociados a una resistencia a los fármacos. Hasta el momento, diversos estudios habían detectado discordancias importantes de los receptores hormonales y el receptor HER2 entre el TP y los TR, pero no estaba claro el impacto que el sesgo técnico podría tener en estas valoraciones.
Especialistas del Grupo de Investigación de Biología de Cáncer de Mama del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico Universitario de Valencia (Incliva) han demostrado que en la mayoría de casos de recaídas de cáncer de mama, el tumor suele presentar el mismo perfil biológico y características hormonales similares.
Minoría absoluta 
De hecho, el grupo, dirigido por Ana Lluch, jefe del Servicio de Hematología y Oncología Médica del Clínico, ha mostrado que sólo en menos del 7 por ciento de los casos se comprueban características distintas en cuanto a receptores de estrógenos. Además, el análisis del HER2 también ha resultado muy concordante: únicamente el receptor de progesterona se ha mostrado como un factor predictivo más variable con discordancias cercanas al 20 por ciento.
Según los investigadores, los datos del estudio, publicado en el último número de The Breast, muestran que las elevadas discordancias comunicadas en otros estudios hasta el momento eran debidas, al menos en parte, a variaciones en las técnicas de análisis entre el tumor primario, realizado al diagnóstico y el tejido metastásico, analizado en muchos casos años después, cuando ocurre la recaída. "Este hecho incide en la necesidad de estandarizar y protocolizar las determinaciones analíticas en los servicios de patología, especialmente cuando son los resultados de estos análisis los que van a decidir el tratamiento de los pacientes", ha explicado a DM Octavio Burgués, patólogo del estudio.
Terapias diana 
Respecto a la incidencia de este conocimiento, Alejandro Pérez-Fidalgo, oncólogo y coautor, ha recordado que "la terapia diana en mama consiste en la administración de medicamentos dirigidos contra una serie de factores predictivos en tejido tumoral, como son la expresión de receptores hormonales y HER2. Si la expresión de estos factores se modifica en el tejido metastásico y el oncólogo administra un tratamiento basado exclusivamente en la expresión del tumor inicial, el tratamiento elegido podría resultar inadecuado, por insuficiente o por innecesario. La recomendación es obtener biopsia del tejido metastásico".

Las metástasis deberían biopsiarse, ya que pueden tener otra sobreexpresión

Los datos del artículo en The Breast contribuyen a responder a la polémica existente en cuanto a la realización de biopsia en el caso de recaída en el cáncer de mama. Según los autores valencianos, la evaluación de la metástasis es recomendable siempre que sea posible. En caso contrario, se debe al menos repetir la determinación de los tres receptores en el tumor primario con las condiciones metodológicas actuales.
En su opinión, estas simples medidas contribuirán de manera significativa a la mejora del tratamiento, ya que permitirán aplicar la terapia más idónea.
"En algunos casos, la metástasis adquiere una sobreexpresión del receptor HER2 que no se detectaba en el tumor primario. Este hecho puede conferir a la clona metastásica una mayor agresividad, pero lo más importante es que la paciente obtendría un importante beneficio con la adición de trastuzumab, un fármaco anti-HER2. La recaída debería de biopsiarse siempre, pero en caso de que no sea posible y antes de decidir la estrategia terapéutica, sería recomendable hacer una nueva evaluación del tumor primario archivado", han coincidido Eroles y Pérez-Fidalgo.

Fuente: Diario Medico

viernes, 20 de septiembre de 2013

La proteína RANK influye en la diferenciación celular en mama

Pasquale Pellegrini, Eva González-Suárez y Àlex Cordero Casanovas
La sobreexpresión de la vía de señalización de la proteína RANK se asocia con la diferenciación de las células del tejido mamario, por lo que podría tener un papel importante en el desarrollo del cáncer de mama, según los resultados de un estudio dirigido por Eva González-Suárez, del grupo de Transformación y Metástasis del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell).
El trabajo, que publica la revista Stem Cells, describe el papel que desempeña la proteína RANK en el proceso de diferenciación de las células mamarias en un modelo animal de ratón transgénico que tiene esta vía de señalización molecular sobreactivada.
En un ratón no transgénico con niveles de RANK normales, las células de los ductos están diferenciadas en dos linajes: las células luminales que están orientadas a la luz del conducto y las células basales que las recubren, ha explicado González-Suárez.
"Las dos poblaciones celulares están perfectamente separadas y ordenadas pero en los animales modificados genéticamente con altos niveles de expresión de RANK se observan diversas anomalías que afectan la morfología: los ductos están desorganizados, no se forman capas continuas de células y éstas no están orientadas como deberían".
  • Los ratones que tienen sobreactivada la vía de RANK presentan una acumulación de células madre de tejido mamario que aún no han sido diferenciadas en células específicas
Estos científicos han demostrado que los ratones que tienen sobreactivada la vía de RANK muestran una acumulación de células madre mamarias que aún no se han diferenciado, además de células con características basales y luminales que tampoco han llevado a cabo el proceso de diferenciación.
La investigadora ha explicado a Diario Médico que esta acumulación de células madre conduce al desarrollo de tumores heterogéneos que son más inespecíficos y con una evolución menos predecible, por lo que también son más difíciles de tratar y tienen peor pronóstico.
Este trabajo también demuestra que en los ratones no modificados, cuando envejecen y después de muchas gestaciones, aumentan de forma natural los niveles de RANK, lo que podría explicar en parte que con la edad se incremente el riesgo de padecer este tipo de cáncer.
Otros estudios
Otras investigaciones previas de este mismo grupo de trabajo ya habían demostrado que la sobreactivación de la vía de señalización RANK promueve el inicio, progresión y metástasis de los tumores en las células epiteliales de mama. Los nuevos resultados refuerzan la importancia de esta proteína, ya que ponen sobre la mesa indicios que apuntan a que ejerce un papel importante en todo el proceso de diferenciación celular de este tejido.
Uno de los próximos pasos en esta línea de investigación será explorar si, por ejemplo, el denosumab, un fármaco inhibidor de esta vía que ya se usa para el tratamiento de metástasis óseas y osteoporosis, tiene un efecto protector frente a la formación de tumores de mama mediados por progesterona y un efecto preventivo en la iniciación tumoral y en la metástasis pulmonar.
Uno de los primeros objetivos de este grupo será analizar los patrones de expresión de la vía RANK en más de 300 muestras de pacientes con cáncer de mama con la intención de buscar su correlacion con la incidencia de metástasis y con la respuesta a los tratamientos actuales.

Premio Susan G. Komen por su potencial

La directora del grupo de Transformación y Metástasis del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), Eva González-Suárez, ha recibido un premio de
la fundación Susan G. Komen en la categoría de Career catalyst, orientado a jóvenes investigadores, dotado con 450.000 dólares para desarrollar un proyecto de tres años en el que estudiará la posibilidad de utilizar la vía de señalización RANK como nueva diana terapéutica en cáncer de mama.
Uno de los requisitos para optar a este galardón es que la investigación tenga potencial para ofrecer beneficios clínicos en un plazo máximo de diez años.

fuente: diario medico

domingo, 28 de julio de 2013

El estudio molecular continuo ajusta la terapia en la mama

Un trabajo promovido por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam) y elaborado con la participación de 31 hospitales españoles sugiere que el estudio del perfil molecular en las metástasis del cáncer de mama permitiría modificar y posiblemente mejorar el tratamiento de hasta un 30 por ciento de los casos.
Eduardo Martínez de Dueñas, oncólogo del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón y codirector del proyecto -junto con Ana Lluch, del Clínico de Valencia-, ha indicado a DM que con este estudio se ha comprobado el grado de discordancias en los receptores hormonales (estrogénicos y de progesterona) y en el receptor HER2, de manera que, al conocer su variación, "se pudiera también ajustar el tratamiento y, posiblemente, ser así más eficaces".
Diferentes porcentajes 
El análisis centralizado y simultáneo de muestras de tumor mamario y metástasis ha permitido determinar los receptores mediante inmunohistoquímica y FISH en condiciones óptimas y evitando, en la medida de lo posible, las desviaciones en las variables analíticas de medición que pudieran producir artefactos técnicos de laboratorio, tanto central como locales. Para receptores de progesterona, se mostraron cambios en un 27 por ciento de los casos en el laboratorio central, mientras que el laboratorio local arrojó un 35 por ciento de cambios. Igual sucedió con los receptores de estrógenos (cambios en un 12 por ciento de los casos analizados en el laboratorio central frente al 23 por ciento en el local) y en el caso del HER2 (18 por ciento del laboratorio local frente al 3,5 por ciento del central).
Para Martínez de Dueñas, "lamentablemente, en la mayoría de los casos el fenotipo molecular de los tumores de mama en metástasis evoluciona hacia uno más maligno y agresivo. Por este motivo precisamente "este análisis continuado de su evolución es muy importante". De hecho, mediante tales análisis "hemos podido modificar y posiblemente mejorar el tratamiento en un 31 por ciento de las pacientes en las que detectamos cambios en los receptores entre el tumor primario y las metástasis".
Cambios selectivos 
En algunos casos se sustituyó el tratamiento quimioterápico por uno hormonal (o viceversa) y, en otros, se añadió un tratamiento dirigido anti-HER2 que no estaba planificado previamente. A pesar de apreciar cambios moleculares en algunas pacientes, los clínicos no modificaron el tratamiento por diversos motivos. 
"Unas veces porque los cambios se detectaron solamente en el laboratorio local y no en el central (o al revés) y, en otras, porque los oncólogos, ante la ganancia de expresión de los receptores, tendían a añadir tratamientos antitumorales (consecuentemente con dichos cambios), pero eran más reacios a suspender abordajes programados con anterioridad cuando se perdía la expresión de los receptores.
A su juicio, no está definitivamente confirmado que la evolución de las pacientes vaya a mejorar con esta individualización del tratamiento. Los oncólogos añadían pero no suspendían tratamientos para asegurarse de que las pacientes no perdían opciones terapéuticas". Estos resultados, según Martínez de Dueñas, ponen de manifiesto "la gran importancia de biopsiar siempre los tumores en metástasis y volverlos a caracterizar molecularmente para poder ofrecer a la paciente un tratamiento más individualizado y ajustado a sus características biológicas".

fuente: diario medico

sábado, 13 de julio de 2013

Se piden cribados de mama a partir de los 40 años

El cáncer de mama es un modelo de medicina personalizada en el que se reivindican algunos cambio.

Fernando Bandrés, Armando Tejerina, José Díaz-Faes y Manuel Sánchez del Río

La patología de mama es, en la actualidad, un modelo de medicina personalizada, ya que en su tratamiento se ha logrado consolidar, de manera definitiva, una cirugía cada vez menos radical, el empleo de la cirugía reconstructiva en los casos mutilantes, una radioterapia más cómoda, rápida y precisa, y unos fármacos menos tóxicos y más eficaces. Pero hay una petición en boca de los expertos: que las mamografías se realicen anualmente en lugar de cada dos años, que los programas de cribado incluyan a mujeres a partir de los 40 años, en lugar de los 45 ó 50 actuales, y que se prolonguen de por vida y no finalicen como ahora, entre los 65 y 70 años, según el programa de cada servicio autonómico de salud.
En el encuentro Cáncer de mama: una enfermedad curable, celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), los profesionales han reclamado que el Sistema Nacional de Salud (SNS) aumente los márgenes de edad de las mujeres que participan en los cribados de cáncer de mama, tal y como han asegurado los dos codirectores del curso, José Díaz-Faes, presidente de la Fundación de Estudios Mastológicos (FEMA), y Armando Tejerina, director del Máster Internacional de Especialización en Mastología, título propio de la UIMP.
Ambos han observado que los cribados deberían adelantarse a los 40 años, dado que "el 40 por ciento de los tumores se detectan en mujeres menores de 50 años", ha destacado Tejerina.
Díaz-Faes, por su parte, ha hecho hincapié en que también es necesario que los programas de cribado se incrementen más allá de los 70 años e incluso "de por vida, ya que si las mujeres viviesen hasta los 120 años, todas tendrían cáncer de mama, debido a que aumenta con la edad".
Esta reclamación a las administraciones sanitarias también ha sido apoyada por Fernando Bandrés, director académico de la Fundación Tejerina y miembro del Observatorio Europeo de Patología de la Mama, y por Manuel Sánchez del Río, patrono de FEMA, quien considera que las mamografías se deberían realizar anualmente en lugar de, como sucede ahora en los cribados preventivos, cada dos años.
Cada vez más curable 
La cada vez mayor curación del cáncer se debe muchas veces a las propias mujeres, que reclaman las mamografías, y al cada vez mayor avance en la calidad digital de las imágenes. "La ratificación de la mamografía digital como pilar del diagnóstico, y la incursión de la resonancia magnética y de la tomografía por emisión de positrones, ha influido en la curación", ha indicado Tejerina.
Díaz-Faes ha dejado claro que el cáncer de mama genético es "una parte muy pequeña, casi siempre de origen desconocido. De ahí que la mastectomía no asegura que no se vaya a desarrollar, ya que la cirugía no previene el 100 por cien, aunque sí disminuye muchísimo el riesgo". La prueba genética previa para conocer el riesgo es muy costosa, aunque sencilla, al tratarse de un análisis de sangre cuyos resultados, no obstante, tardan dos meses en llegar a la paciente.

Máxima alerta a las situaciones de riesgo

Según Armando Tejerina, los factores de riesgo más frecuentes son la edad, una estructura mamaria anómala, la obesidad, factores raciales u hormonales y familiares, caso de un cáncer de mama familiar de primer grado, lo que puede aumentar su frecuencia de aparición. "En las pacientes de alto riesgo familiar directo, un primer estudio con mamografía de base a los 35 años de edad, y así poder catalogar la estructura mamaria, además de conocer los factores de riesgo predisponentes en la historia clínica". Hay otras situaciones que se consideran de alto riesgo, como por ejemplo, las hiperplasias epiteliales atípicas que son lesiones precancerosas susceptibles de extirpación quirúrgica, lo que evita la transformación maligna.

fuente: diario medico

Una de cada cuatro pacientes con cáncer de mama HER2 positivo podría evitar la QT

Según VHIO hasta un 25% de las mujeres que presentan tumores de mama de tipo HER2 pueden evitar la quimioterapia y todos sus efectos adversos.

Aleix Prat

Hasta un 25 por ciento de los pacientes que presentan tumores de mama de tipo HER2 positivo podrían evitar la quimioterapia y todos los efectos adversos asociados a esta opción terapéutica, según la hipótesis con la que trabaja el Grupo de Genómica Traslacional del Valle de Hebrón Instituto de Oncología (VHIO), que dirige Aleix Prat, dentro de la red Solti de investigación en cáncer de mama.
Este científico ha obtenido la beca Career Catalyst Research Grant, dotada con 345.000 euros, que otorga la fundación norteamericana Susan G. Komen for the Cure para desarrollar un proyecto de investigación de tres años que busca validar de forma prospectiva un subtipo molecular HER2- enriquecido como biomarcador para predecir la respuesta a la terapia dual antiHER2, con trastuzumab y lapatinib, en el cáncer de mama HER2 positivo.
El estudio Pamela recogerá datos de 150 pacientes de 12 hospitales españoles y colaborarán también Antonio Llombart, presidente de Solti, y Javier Cortés, jefe de la Unidad de Mama del Hospital Universitario Valle de Hebrón, así como Roswitha Britz, presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma).
El principal objetivo es encontrar una herramienta para detectar a los pacientes que podrían beneficiarse de la terapia dual con anticuerpos monoclonales y que responderán bien sin necesidad de administrar quimioterapia. "Hemos visto que hay un subgrupo de pacientes que tienen la vía del HER2 muy activada y sospechamos que son los que se podrían curar con las terapias biológicas".
Antecedentes
El estudio NeoSphere, coordinado por Luca Gianni, del Instituto de Tumores de Milán (Italia), ya había demostrado que la combinación de trastuzumab y pertuzumab sin quimioterapia es capaz de erradicar el tumor en un 17 por ciento de los casos. Además, el ensayo BCIRG 006 también ha arrojado datos que sugieren que un subgrupo de pacientes HER2 positivos pueden eludir la quimioterapia.
Ahora el reto consiste en determinar de manera anticipada qué enfermos serán los que responderán positivamente al tratamiento con agentes biológicos. Este objetivo va en consonancia con la principal línea de trabajo del grupo de investigación que encabeza Prat en el VHIO y que se centra en buscar patrones genéticos que puedan predecir de antemano los distintos comportamientos clínicos de este tipo de tumores.
Los científicos catalanes han analizado recientemente miles de tumores de mama hormonosensibles y han podido validar un biomarcador que mejora la identificación de aquellas pacientes que no necesitan quimioterapia.


fuete: diario medico

domingo, 23 de junio de 2013

Exercise alters oestrogen metabolism thus preventing breast cancer



Earlier studies have already shown that exercise lowers the risk of breast cancer. American researchers have now discovered the mechanism behind this. As they write in "Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention", changes in the oestrogen metabolism play a crucial role.
 
Scientists from the universities of Minnesota and Pennsylvania studied 391 young, healthy women who had sedentary lifestyles. While 179 of them formed the control group, 212 participants in the intervention group performed moderate to vigorous endurance sports for 30 minutes five times a week for 16 weeks (treadmill, elliptical trainer or stair stepper). The training intensity was adjusted to ensure that the maximum heart frequency was the same in all women.
 
At the end of the study, the researchers took blood and urine samples on three consecutive days and analysed the amount of three natural oestrogens (E1, E2, E3) and nine of their metabolites. They discovered that in the active group, the oestrogen metabolism increased the metabolite 2-hydroxyestrone (2-OHE1) and produced less 16alpha-hydroxyestrone (16-alpha-OHE1), which significantly increased the 2-OHE1/16-alpha-OHE1-ratio. This reduces the danger of developing mammary cancer.
 
"Exercise, known to favour fitness and improve heart health, is also likely to help prevent breast cancer by altering oestrogen metabolism", said Mindy S. Kurzer from the University of Minnesota.


fuente: univadis

El tratamiento previo a la cirugía permite un mejor pronóstico del cáncer de mama y evita mastectomías

El tratamiento preoperatorio del cáncer de mama, lo que se denomina terapia neoadyuvante, permite en la actualidad conseguir cirugías conservadoras en pacientes a las que antes era necesario someter a una mastectomía, lo que mejora el pronóstico de la enfermedad, según han destacado los expertos participantes en una jornada celebrada en el Hospital Universitario Quirón de Madrid.
Este tratamiento previo consiste habitualmente en quimioterapia, terapia hormonal o fármacos diana según el tipo de tumor y, según ha explicado la Dra. Lucía González-Cortijo, oncóloga de este centro hospitalario, se planifica en pacientes con tumores de gran tamaño para evitar la mastectomía, o en tumores muy agresivos para abordar cuanto antes la enfermedad micrometastásica.
Pero además de reducir el tamaño del tumor para evitar la mastectomía, la terapia neoadyuvante está ofreciendo nuevas perspectivas en el campo de la investigación.
"Esta terapia nos permite testar la respuesta de la enfermedad a los tratamientos in vivo. Es decir, se pueden realizar biopsias seriadas del tumor y valorar los cambios moleculares de éste según los tratamientos administrados", señala esta experta.
Esto puede ayudar a personalizar el tratamiento y ofrecer la terapia más efectiva según las características genéticas del tumor.

fuente: univadis

Las alteraciones de una nueva vía molecular aumentan el riesgo de cáncer de mama

2.978 MUJERES PARTICIPARON EN LA INVESTIGACIÓN

Las alteraciones de una nueva vía molecular aumentan el riesgo de cáncer de mama

Se ha identificado una nueva vía molecular en la que está implicado el gen ZNF365 y algunas alteraciones que pueden predecir peores resultados para los pacientes con cáncer de mama, según un estudio publicado en Cancer Discovery.

Los telómeros son segmentos en el extremo del cromosoma que lo protegen del deterioro. Como se acorta la longitud de los telómeros, activan la muerte celular, mediada por el gen supresor de tumores, p53. Este proceso es fundamental para la supresión del cáncer y las alteraciones teloméricas pueden causar cáncer y lesiones o daños cromosómicos.
El autor del estudio Ji - Hyde Paik, y su equipo demostraron quer el gen p53 activa el gen ZNF365 para mantener la estabilidad genómica, utilizando células diseñadas propulsar el cáncer. Los investigadores hallaron que las células deficientes en ZNF365 mostraban signos de duplicación incompleta del ADN, provocando la división celular anormal y desigual, división de cromosomas.
LLegaron a la conclusión de que debido a la resolución oportuna de división de célula del ZNF365 , la pérdida conducía a un número anormal de cromosomas llamado aneuploidia, implicado en muchas enfermedades entre las que se incluye el cáncer.
Paik y su equipo utilizaron los datos del Cancer Genome Atlas (TCGA), analizaron la expresión del gen ZNF365 en 49 cánceres de mama triple negativos (TNBC) la forma más agresiva de cáncer de mama, y 300 cánceres no-TNBC. El impacto del ZNF365 fue más bajo en los cánceres de mama triple negativos.
Para llevar a cabo el estudio, se utilizaron los datos de una cohorte compuesta por 2.978 mujeres con TCGA, descubrieron que entre las mujeres que tuvieron una supervivencia libre de recidiva de 10 años, aquellas con una alta expresión de ZNF365 tenían una mayor ventaja de supervivencia, hasta un 26 por ciento más.

fuente: diario medico

Nuevo agente quimioterápico para cánceres de mama y ovario

Un estudio internacional, liderado por Óscar Fernández-Capetillo en el que han participado investigadores del Grupo de Inestabilidad Genómica del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) e investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, describe las bases moleculares de las resistencias a un nuevo agente quimioterápico en cánceres de mama y ovario.
Teniendo en cuenta que entre un 5 por ciento y un 10 por ciento de los cánceres de mama y ovario se deben a causas heredadas de los progenitores en genes como BRCA1 o BRCA2, y que las pacientes con inhibidores de PARP, han mostrado resultados esperanzadores, los investigadores han hallado las causas que explican por qué tumores con mutaciones en BRCA1 o BRCA2 dejan de responder a los fármacos inhibidores de PARP.
El hallazgo se convierte en una nueva vía de tratamiento personalizado y alternativo a la terápia estándar.
Según los investigadores, el problema surge cuando los tumores, además de tener mutaciones en BRCA1 y BRCA2, presentan también mutaciones secundarias en otras proteínas, como 53BP1 o PTIP. En estos casos las mutaciones se compensan entre sí, las células tumorales recuperan la capacidad de reparar su ADN y el fármaco deja de ser efectiva.
Al comparar los tratamientos, los expertos observaron que el tratamiento estándar con cisplatino era más eficiente que la terapia personalizada en aquellos tumores con mutaciones en BRCA1 o BRCA2, y que también presentaban mutaciones en 53BP1 o PTIP.
Para mejorar los tratamientos de este tipo de cánceres, según los resultados del estudio, habría que buscar marcadores de sensibilidad a nuevos fármacos y marcadores secundarios que confiernen resistencias.

Fuente: diario medico

jueves, 20 de junio de 2013

1er Congreso Español de la MAMA (17-19 Octubre 2013, Madrid)‏


Una proteína protege contra la recurrencia del cáncer de mama en un modelo animal (Cancer Cell)

Investigadores de la Facultad de Medicina de Perelman de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, han identificado un elemento molecular clave en el cáncer de mama recurrente, un hallazgo que sugiere posibles nuevas estrategias terapéuticas y que publica “Cancer Cell”.
El estudio, realizado en un modelo animal en el laboratorio de Lewis A. Chodosh, presidente de Biología del Cáncer y director de Genética del Cáncer en el Instituto de Investigación del Cáncer Familia Abramson, implica a la proteína supresora de tumores Par-4 en el cáncer de mama recurrente.
La Par-4 está subregulada en los tumores recurrentes y al disminuir la expresión del gen acelera la recurrencia del tumor en un modelo de ratón de cáncer de mama recurrente. Por el contrario, la sobreexpresión Par-4 retrasa la aparición de recidiva tumoral.
Los datos de los pacientes de cáncer de mama humanos confirman estos resultados, como comprobaron los autores de la investigación al analizar los tumores de los pacientes del “I-SPY 1 TRIAL”, un ensayo clínico que mide los patrones de expresión génica del tumor y la respuesta a la quimioterapia neoadyuvante.
Estos científicos encontraron que la expresión de Par-4 es baja en la "enfermedad residual" en comparación con el tumor primario antes del tratamiento y que las mujeres con bajos niveles de Par-4 en sus tumores primarios tienden a responder peor al tratamiento y tienen más probabilidades de experimentar una recaída.
El estudio, dirigido por James V. Alvarez analizó aparte el papel de la Par-4 usando un modelo de ratón de cáncer de mama recurrente. En este modelo, el encendido del oncogén HER2/neu en ratones, que se activa en aproximadamente el 20% de los cánceres de mama humanos, induce la formación de un tumor primario de mama.
Posteriormente, el apagado de HER2/neu en un tumor que ha surgido provoca que desaparezca esencialmente imitando el tratamiento de cánceres primarios de mama humanos con el agente anti-HER2/neu, trastuzumab. Pero, como en muchos pacientes humanos, en algún momento de las semanas y meses posteriores a la regresión del tumor, los tumores vuelven a menudo, tanto en el de mama, así como en sitios secundarios, tales como los pulmones.
Mediante el estudio de estos tumores primarios y recurrentes vinculados, Alvarez, Chodosh, y el equipo de investigadores, encontraron que la expresión de Par-4 se había marcado en los tumores recurrentes en relación con los tumores primarios. Cuando examinaron los datos de expresión génica de muestras de cáncer de mama humano, encontraron que la baja expresión de Par-4 se asoció con un mayor riesgo de recurrencia y una peor respuesta a la terapia neoadyuvante, la quimioterapia antes de la cirugía. Una mala respuesta a la terapia neoadyuvante se asoció con un mayor riesgo de recurrencia.
Basándose en estos hallazgos, el equipo lanza la hipótesis de que las células que regulan negativamente Par-4 pueden ser más hábiles para sobrevivir al tratamiento quimioterapéutico del tumor primario, y eso es precisamente lo que encontraron. Cuando compararon las células que expresan niveles normales de Par-4 con células que tenían regulado a la baja el gen, encontraron que son las células con bajos niveles de Par-4 las que persisten después del tratamiento, por lo que estas células están disponibles para dar lugar a los tumores recurrentes en el futuro.
Posteriormente, el equipo preguntó qué hace Par-4 en realidad para prevenir la recurrencia del cáncer de mama y encontraron en sus modelos de ratón que cuando HER2/neu está apagado y los tumores primarios contraídos, la expresión de Par-4 crece. Esto causa un defecto en la división celular, la producción de células con más de un núcleo, que a su vez, conduce a la muerte celular. Las células que tienen subregulado Par-4 fail son capaces de escapar de este proceso de multinucleación, lo que les permite sobrevivir a la terapia y, con el tiempo, dan lugar a un tumor recurrente.
La conclusión, según Alvarez, es que la regulación baja de Par-4 es a la vez un paso necesario y suficiente para la recurrencia del tumor de mama. "La regulación a la baja de Par-4 permite que las células tumorales sobrevivan a la regresión del tumor causada por la inhibición del oncogén o la quimioterapia", afirma este experto.
Esta conclusión sugiere que las estrategias que aumentan la expresión de Par-4 en los tumores podrían tener beneficios terapéuticos. De hecho, llevar Par-4 a la parte posterior de las células del tumor recurrente dio lugar a su muerte rápida.
Los investigadores pueden identificar la ruta bioquímica que controla Par-4, o moléculas que pueden modular la actividad de Par-4 directamente, lo que puede ayudar aumentar la eficacia de la terapia neoadyuvante de los tumores primarios, así como el tratamiento de cánceres de mama recurrentes con mayor eficacia, señala Alvarez. El equipo ahora está trabajando en la identificación de las vías que regulan los niveles de Par-4.


Fuente: univadis

miércoles, 12 de junio de 2013

El apoyo familiar ayuda a la mujer con cáncer de mama a recuperar su autoestima

Una actitud positiva y el apoyo familiar ayuda a la mujer con cáncer de mama a mejorar su autoestima tras ser intervenida y haber experimentado los efectos secundarios propios del tratamiento de la enfermedad, señalan desde la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA).

“Lo primero es aceptarse a una misma con un cuerpo diferente, pero la comunicación y puesta en común de las preocupaciones con los seres queridos es considerada como una herramienta esencial en el proceso de la enfermedad. De una comunicación positiva depende la aceptación de haber sufrido la enfermedad por parte del paciente, su autoestima y en definitiva, su calidad de vida”, ha señalado la presidenta de la Federación, Roswitha Britz.

Y es que el grado y la visibilidad externa de los cambios físicos que experimentan algunas mujeres condicionan, entre otros factores, “la intensidad de su impacto sobre la percepción de la propia imagen personal”. “Por ese motivo, es fundamental que exista un proceso de adaptación y apoyo psicológico y moral una vez acabado el tratamiento”, ha dicho esta experta. 

En las situaciones en que se puede prever un cambio físico, como ocurre con la mastectomía, a pesar del gran impacto, su conocimiento previo se percibe como un elemento que influye positivamente en el proceso de adaptación y en la toma de decisiones sobre realizar o no una cirugía reparadora. 

“Los senos son un símbolo de seducción y feminidad en la mujer. Por eso, la posibilidad de realizar una cirugía reparadora puede proporcionar una mayor positividad en la percepción de la autoimagen de las pacientes”, ha señalado esta representante. 

Al hecho de la repercusión que puede conllevar la mastectomía en la mujer, a las pacientes de cáncer de mama se les suma el aumento significativo de peso y la pérdida de cabello, algo que describen como un factor negativo. 

Con todo, las pacientes demandan que en este tipo de casos encuentran poca receptividad en los profesionales. “Tanto si han tenido información previa como si no, la percepción es de cierta banalización y gran variabilidad entre los profesionales, para quienes dicha información parece depender más de su sensibilidad personal que del reconocimiento de este problema como una necesidad de atención específica”, ha denunciado Britz.


Fuente: ConSalud.es