Buscar en esta Enciclopedia

jueves, 23 de diciembre de 2010

Alianza mixta sobre el cáncer de mama triple negativo

Afecta al 20 por ciento de las enfermas

Alianza mixta sobre el cáncer de mama triple negativo

El Instituto de Investigación Médica (IMIM)-Hospital del Mar de Barcelona, el Centro de Regulación Genómica (CRG) y Roche Diagnostics han acordado investigar el subtipo de cáncer de mama triple negativo (Receptor Estrógeno Negativo, Receptor de Progesterona Negativo y HER2 Negativo) con el objetivo de identificar nuevas dianas terapéuticas y biomarcadores sensibles a la quimioterapia.


Se trata de una variedad con características clínicas y patológicas peculiares que afecta a un 20 por ciento de las mujeres con cáncer de mama, especialmente jóvenes. La inversión prevista para la primera fase es de un millón y medio de euros y se prevé alcanzar los 5 millones.




Fuente: diario medico

domingo, 19 de diciembre de 2010

Proceso metastásico en mama

SOBREEXPRESIÓN EN TUMORES ESCAMOSOS DE LARINGE

La enzima LOXL2 es un marcador de proceso metastásico en mama

Un grupo investigación del Departamento de Bioquímica UAM/Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (centro mixto UAM-CSIC), en Madrid, ha demostrado que la enzima LOXL2 está sobreexpresada y participa directamente en la proliferación de células tumorales y posterior metástasis, siendo de este modo un nuevo marcador en el subtipo de tumores de mama con fenotipos basales de muy mal pronóstico.

El trabajo, dado a conocer en la reunión internacional OncoBIO 2010, de Salamanca, ha sido presentado por Gema Moreno Bueno, quien ha indicado a DM que "puede abrir un camino para identificar nuevos pronósticos que permitan determinar si un paciente con tumor de mama podría tener o no metástasis.
"El diagnostico tumoral en mama tiene una serie de marcadores fijos que ayudan a confirmar si hay un cáncer de mama, pero hay que saber qué procesos después del tumor primario pueden desarrollar metástasis; esta enzima LOXL2 puede ser un gran marcador de utilidad clínica para el patólogo".
En el punto de mira Otros grupos de investigación del centro mixto UAM-CSIC ya han demostrado que la expresión de LOXL2 se encuentra incrementada en tumores escamosos de laringe de mal pronóstico y mayor recurrencia. Estos datos revelan que LOXL2 puede ser considerada actualmente como un marcador pronóstico en este tipo tumoral, para el que existen pocos marcadores validados. Además, este proceso también se puede desarrollar en los tumores pulmonares, según estudios del mismo centro en 2008.
"El estudio en tumores como el de pulmón o los escamosos de laringe han abierto el camino para ver si la proteína actúa de este modo en otros tipos de cáncer. Este fenotipo lo focalizamos en tumores basales de mama, debido a que también sufren procesos de transición epitelio-mesénquima y no descartamos que pueda estar relacionado con otros tipos de procesos tumorales", según Moreno.
Diana de bloqueo Las líneas de investigación de este trabajo apuntan a que LOXL2 ayuda a desarrollar metástasis de peor pronóstico y una alta probabilidad de recaídas en este fenotipo basal en mama, que es muy agresivo, debido a que se produce la transición epitelio-mesénquima (TEM) responsable de que las células del tumor primario sean capaces de invadir y metastatizar.
Los grupos de investigación del centro mixto UAM-CSIC esperan en un futuro no muy lejano encontrar una nueva diana que bloquee este proceso para que el tumor no se expanda a otros órganos, evitando de este modo el proceso metastásico.
Por último, Moreno ha anunciado que la idea en un futuro, "si todo va bien", es cambiar los análisis retrospectivos que se realizan actualmente por unos prospectivos con la colaboración de los hospitales. Sin embargo, estas pruebas no cambiarían el tratamiento del paciente hasta que no hubiera una gran certeza de que la metástasis va a aparecer gracias a la identificación de este nuevo marcador de metástasis.

Fuente: diario medico

Los estrógenos exógenos reducen el riesgo de cáncer de mama

Mujeres con terapia hormonal sustitutiva.

Los estrógenos exógenos reducen el riesgo de cáncer de mama.

Mientras que los estrógenos endógenos se sabe que tiene impacto cancerígeno, la terapia hormonal sustitutiva que utilizan estrógenos exógenos tiene un efecto protector contra el riesgo de cáncer de mama, según un estudio presentado por el Centro de Investigación y Terapia de Cáncer de la Asociación Americana de Cáncer de Mama.

"Nuestros análisis sugieren que, contrariamente a lo que se creía, hay un valor sustancial en la terapia hormonal sustitutiva únicamente con estrógenos. Los datos muestran que para algunas mujeres no es sólo seguro sino que es potencialmente beneficioso para el cáncer de mama, así como para muchos otros aspectos de la salud de la mujer", ha dicho Joseph Ragaz, principal investigador del estudio y profesor den la Facultad de Medicina de la universidad de British Columbia en Vancouver, Canadá.
Los investigadores revisaron los datos de los ensayos sobre terapia hormonal sustitutiva de la Iniciativa de Salud de la Mujer realizada entre más de 161.000 voluntarias de Estados unidos.
El estudio incluyó dos cohortes de mujeres, una con terapia únicamente a base de estrógenos en mujeres que no tenían útero y otra con estrógenos más progesterona en mujeres con útero. Después de analizar todos los datos, encontraron que estos subconjuntos de mujeres sin historia familiar de cáncer de mama que recibieron sólo estrógenos tuvieron significativamente menos incidencia de tumor mamario. Además, el 75 por ciento de las mujeres sin enfermedad benigna previa al ensayo también tenían un menor riesgo de este tipo de cáncer.
"La reducción de las tasas de cáncer de mama en la mayoría de las mujeres que eran candidatas a una terapia hormonal sustitutiva basada en estrógenos es un nuevo hallazgo porque los estrógenos estaban siempre relacionados con una alta incidencia de esta enfermedad", afirma Ragaz, "aunque los estrógenos se administraban de forma exógena en realidad protege a la mayoría de las mujeres".
Ragaz sugiere que "mientras que la terapia hormonal sustitutiva con estrógenos puede reducir el riesgo de cáncer de mama y puede también ser apropiada para controlar los síntomas de la menopausia, se necesitan más estudios para elaborar un tratamiento óptimo, mejorar la selección de candidatas a esta terapia y para entender el mecanismo de los estrógenos en la prevención de estos tumores", ha añadido Ragaz.

fuente: diario medico

otra opción en mama hormonodependiente

TERAPIA ADYUVANTE TRAS CIRUGÍA EN ESTADIO INICIAL

Exemestano, otra opción en mama hormonodependiente

Un estudio ha comparado a diferentes inhibidores de la aromatasa en pacientes posmenopáusicas con tumor de mama que expresan receptores estrogénicos, administrados tras una cirugía. Los resultados se presentan en la reunión sobre cáncer de mama de San Antonio.

El tratamiento con exemestano (Aromasin) parece útil como opción posquirúrgica en las mujeres tras la menopausia con cáncer de mama con receptores hormonales positivos, en un estadio inicial de la enfermedad, según se ha presentado en la XXXIII Simposio anual sobre Cáncer de Mama, que se está celebrando en San Antonio (Texas).
Se trata del primer estudio clínico que analiza el régimen quimioterápico en adyuvancia comparando dos inhibidores de la aromatasa, anastrozol y exemestano; ambos fármacos han obtenido tasas similares de supervivencia y de prevención de las recurrencias tumorales. Las diferencias se observaron en el perfil de los efectos secundarios, incluido el riesgo de desarrollo de osteoporosis.
Paul E. Goss, profesor de Medicina en la Universidad de Harvard, en Boston, que ha presentado estos resultados en la reunión, ha explicado las diferencias entre las moléculas de la misma familia, los inhibidores de la aromatasa, y ha recordado que "el anastrozol es un inhibidor no esteroideo, mientras que exemestano es inhibidor esteroideo".
El estudio, llevado a cabo por investigadores del Grupo de Ensayos Clínicos NCIC de la Universidad de Canadá, ha incluido dos grupos de tratamiento administrado en 7.576 pacientes de Canadá, Estados Unidos y Europa. El ensayo estaba apoyado por el Programa de Evaluación de Terapias Oncológicas del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos y por el Grupo Internacional de Estudio del Cáncer de Mama, de Europa.
"Hallamos que los fármacos eran comparables en cuanto a prevención del cáncer de mama recurrente y en lo referido a la supervivencia global. La osteoporosis fue menos frecuente entre los pacientes tratados con exemestano que en los que recibieron anastrozol, así como los niveles de colesterol registrados fueron más bajos en aquéllos. Otros efectos secundarios, como el cambio en el humor y las alteraciones en cuanto a la función hepática registradas en análisis de sangre, resultaron más frecuentes en el grupo de exemestano, aunque el número total de estos efectos secundarios fue pequeño. Con estos resultados, exemestano debería considerarse una alternativa al anastrozol en la terapia adyuvante de inicio", afirma Goss.
Además de estos datos, la buena noticia para las pacientes es el buen resultado del ensayo, con un 91 por ciento de la tasa de supervivencia global tras más de cuatro años de seguimiento. "Estos resultados son probablemente fruto de la combinación de muchos avances tanto en el cribado como en la radiación, la quimioterapia y el abordaje endocrino", destaca el especialista.
Inicialmente, el ensayo también investigaba el papel del inhibidor de la COX-2 celecoxib al emplearse combinado con los inhibidores de la aromatasa. A falta de concluir dos años en un estudio diseñado para durar siete, los investigadores detuvieron el trabajo en un brazo que incluía a 1.635 pacientes por los problemas asociados a los inhibidores de COX-2. "Con todo, el valor de éstos en la reducción de la recurrencia tumoral permanece desconocida".


OBESIDAD Y RECEPTORES POSITIVOS:
La obesidad se asocia con un peor pronóstico de la supervivencia total y de la libre de enfermedad en mujeres con cáncer de mama operable tratadas con quimioterapia adyuvante, pero es la primera vez que este hallazgo se ha observado en un subgrupo de pacientes: las que tienen enfermedad negativa para HER-2 y receptores estrogénicos positivos, según los datos presentados en el XXXIII Simposio Anual de Cáncer de Mama, que se celebra en San Antonio, Texas.
Joseph Sparano, del Colegio de Medicina Albert Einstein, en Nueva York, ha indicado que sus resultados pueden explicarse por el hecho de que la obesidad se asocia a la hiperinsulinemia, que facilita el crecimiento de tumores dependientes de estrógenos.
El citado grupo ha validado los datos de este trabajo con otros dos estudios en los que se incluían mujeres con receptores positivos y pacientes con receptores negativos y fue cuando se constató que la obesidad empeoraba el pronóstico en enfermedad con receptores positivos.


RIESGOS DE LOS INHIBIDORES DE LA AROMATASA:
Las mujeres que toman inhibidores de la aromatasa para tratar el cáncer de mama pueden tener un riesgo elevado de desarrollar enfermedad cardiovascular, según un metanálisis que se ha presentado en el XXXIII Simposio Anual de Cáncer de Mama, que se celebra en San Antonio, Texas.
El grupo de Eitan Amir, del Hospital Princesa Margarita, en Toronto, en Canadá, ha examinado siete estudios clínicos que comparaban tamoxifeno con inhibidores de la aromatasa en posmenopáusicas con cáncer de mama en fases precoces. Los datos de ese análisis confirmaban que los inhibidores de la aromatasa se asociaban con un 20 por ciento más de probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular.
No obstante, estos fármacos ocasionan menor riesgo de trombosis venosa y carcinoma endometrial. Como análisis secundario se observó que si se cambia del tratamiento con tamoxifeno a inhibidores de la aromatasa se producen los mismos efectos que cuando se emplean los inhibidores como tratamiento primario.

Fuente: diario medico

Triple terapia contra el cáncer de mama HER2+

Terapia triple con PACLITAXEL

El doble bloqueo es mejor que uno simple en el tumor mamario que expresa HER2, a tenor de los resultados de un estudio multicéntrico expuestos en el simposio de San Antonio por el oncólogo José Baselga.

Un triple régimen de lapatinib, trastuzumab y paclitaxel mejora significativamente la tasa de respuesta en las pacientes con cáncer de mama positivo para HER2 en comparación con los resultados obtenidos con lapatinib y trastuzumab por separado y combinados respectivamente con paclitaxel. José Baselga, jefe de la División de Hematología y Oncología y director asociado del Centro del Cáncer del Hospital General de Massachusetts (MGH), ha coordinado este estudio, cuyos primeros datos se han presentado en el XXXIII Simposio Anual sobre Cáncer de Mama, en San Antonio (Texas).
Baselga asegura que los datos obtenidos indican una tasa de remisión completa del 50 por ciento frente al 20 por ciento alcanzado por cada uno de los fármacos junto a paclitaxel.
"El estudio sugiere que un bloqueo doble frente a HER2 constituye una fórmula eficaz en los tumores de mama positivos para la proteína y que lapatinib potencia a trastuzumab. La investigación sigue en marcha, pero nuestros resultados apuntan que estamos en el buen camino para mejorar la terapia frente al cáncer HER2 positivo", dice Baselga.
Los datos se basan en el estudio NeoAltto, un trabajo multicéntrico internacional que compara la eficacia de lapatinib junto con paclitaxel, frente a trastuzumab y paclitaxel y finalmente la combinación de los tres agentes en neoadyuvancia administrada a 455 pacientes con el tumor de mama HER2 positivo.
"Ya se había sugerido en trabajos previos de investigación básica y en estudios clínicos de menor tamaño que la combinación de estas terapias debería ser más eficaz que administradas por separado, pero es la primera vez que se demuestra en un ensayo con una muestra amplia de pacientes".
En el simposio, Baselga ha expuesto datos sobre la respuesta primaria a la triple terapia en pacientes antes de la cirugía, así como resultados tras la intervención, como el índice de respuesta objetiva, la seguridad, la tasa de conservación de la mama, la supervivencia libre de enfermedad y la supervivencia global.En el simposio también se ha presentado un trabajo en fase III, aún sin conclusiones definitivas, que compara trastuzumab frente a lapatinib en el cáncer de mama HER2 positivo inicial, combinados respectivamente con quimioterapia. En total se estudiaron 550 pacientes con un tumor que expresaba HER2. Todas las enfermas habían recibido cuatro ciclos de epirubicina y ciclofosfamida, seguidos de otros cuatro ciclos con docetaxel; además, un grupo recibió trastuzumab cada tres semanas y otro, lapatinib diario durante todos los ciclos.
Michael Untch, de la Clínica Helios, en Berlín, es el autor principal del trabajo, que aún se encuentra en marcha con la última paciente sometiéndose a cirugía; en el ensayo se analizará la respuesta completa tras las intervenciones quirúrgicas.



Anticuerpos monoclonales:

Añadir pertuzumab al tratamiento con docetaxel y trastuzumab obtiene mejores resultados en el cáncer de mama HER2 positivo que el régimen sin éste, según revela un estudio presentado en el simposio sobre cáncer de mama de San Antonio. Luca Gianni, del Instituto de Tumores de Milán (Italia), y coordinador del ensayo NeoSphere, en fase II sobre 417 mujeres, explica que "estos hallazgos establecen que sumar pertuzumab a trastuzumab en el régimen quimioterápico con docetaxel supone un índice de erradicación del tumor del 46 por ciento, que supone un 50 por ciento más que el alcanzado con docetaxel y trastuzumab". Además, la combinación de trastuzumab y pertuzumab sin quimioterapia "es capaz de erradicar el tumor en una proporción bastante considerable de casos (el 17 por ciento), eludiendo las toxicidades que se asocian con la quimioterapia".


Más meses sin osteoporosis:

La esperanza de vida media de las pacientes con cáncer de mama metastásico se encuentra en torno a los 2,5 años, por lo que prolongar durante cinco meses el tiempo sin alteraciones óseas constituye un beneficio sustancial para estas enfermas, según ha destacado Alison T. Stopeck, del Programa Clínico de Cáncer de Mama de la Universidad de Arizona (Tucson), y responsable de un estudio que ha comparado denosumab con el ácido zoledrónico para la osteoporosis. El trabajo se ha realizado sobre 2.046 pacientes con cáncer de mama avanzado que recibieron bien denosumab o bien ácido zoledrónico durante cuatro semanas. Denosumab resultó mejor al retrasar las alteraciones óseas; en concreto, las pacientes tardaron cinco meses más en presentarlas que las tratadas con el ácido zoledrónico, lo que lo convierte en una alternativa "menos tóxica y más eficaz", a juicio de la investigadora.

Fuente: diario medico

Reconstrucción de la mama

Reconstrucción inmediata de la mama por vía endoscópica

La reconstrucción parcial de la mama con el músculo dorsal ancho por vía endoscópica representa una nueva opción quirúrgica que permite reparar el volumen y la forma afectados por la intervención oncológica en una sola acción quirúrgica, con muy buenos resultados.


El Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Universitario de Bellvitge ha realizado, por primera vez en España, una reconstrucción parcial de mama utilizando el músculo dorsal ancho por vía endoscópica. Esta intervención poco invasiva, que hasta ahora sólo la habían llevado a cabo tres grupos en el mundo, representa una nueva y mejor opción para la reconstrucción mamaria inmediata por medio de cirugía.

La nueva técnica consiste en la extracción del músculo dorsal ancho y su posterior colocación para el relleno de la mama en un único tiempo quirúrgico, por medio de unas incisiones de menos de cinco centímetros en la espalda.

La vía endoscópica, un abordaje hasta ahora prácticamente inédito en la cirugía del cáncer de mama, permite minimizar las cicatrices, que apenas quedan visibles en la axila y la parte posterior de la espalda, y facilita el proceso de recuperación de la paciente.

Volumen y formaCon esta intervención se recupera el volumen y la forma de la mama después del defecto creado por la cirugía oncológica utilizando tejido de la propia enferma, evitando así el uso de material protésico, lo que reduce complicaciones en caso de tener que realizar radioterapia u otros tratamientos complementarios.

La nueva opción para la reconstrucción mamaria inmediata está especialmente indicada en pacientes con mamas de tamaño pequeño o mediano y en las cuales se debe realizar una extirpación parcial de la mama.
De esta manera, evita las secuelas de una amputación parcial.

Además, en determinados casos permite ahorrar la mastectomía en algunas pacientes con mamas pequeñas. El Hospital de Bellvitge ha efectuado hasta ahora tres intervenciones de este tipo, desde el pasado mes de octubre, con resultados prometedores.

Las intervenciones han sido realizadas por Joaquim Muñoz, Josep Maria Serra y Anna López Ojeda, del equipo de Cirugía Plástica que dirige Joan María Vinyals, dentro de la Unidad Funcional de Cáncer de Mama de este centro y el Instituto Catalán de Oncología (ICO).

Unidad de excelenciaCreada a principios del año 1990, la Unidad Funcional de Cáncer de Mama de Bellvitge y el ICO es la más antigua de España y la que trata más pacientes en Cataluña, con un millar de primeras visitas anuales.
Está integrada por ginecólogos, cirujanos plásticos, radiólogos, anatomopatólogos, oncólogos médicos, oncólogos radioterápicos, enfermeras y psicooncólogos, todos ellos especializados en la patología mamaria. En esta unidad se realiza la reconstrucción inmediata en el mismo acto operatorio y sistemáticamente a las más de 300 pacientes que se intervienen cada año, salvo en casos muy concretos en que la técnica esté contraindicada por causas médicas.


Fuente: diario medico

jueves, 2 de diciembre de 2010

Ecografía Mamaria

Revisión de 105 casos de Ecografía Mamaria en el Hospital Universitario Río Hortega, Valladolid España.

Ver en: Scribd Ecografía Mamaria
Autores:
Dr. O. Guillermo Guillermo H.
Dra. Yolanda Rodríguez de Diego.
Dra. Sara Plaza Loma.
Dr. Jose A. Minguez Parga.

Ecografía Mamaria (revisión de 105 casos)

Revision de 105 casos de ecografía mamaria

Revisión de 105 casos de Ecografía Mamaria

Revisión de 105 casos de Ecografía Mamaria en el Hospital Universitario Río Hortega, Valladolid España.

Ver en: Scribd Ecografía Mamaria

Autores:
Dr. O. Guillermo Guillermo H.
Dra. Yolanda Rodríguez de Diego.
Dra. Sara Plaza Loma.
Dr. Jose A. Minguez Parga.

domingo, 28 de noviembre de 2010

La paciente de cáncer de mama está satisfecha con el cuidado

SEGÚN UN ESTUDIO REALIZADO EN EL CLÍNICO DE MADRID

La paciente de cáncer de mama está satisfecha con el cuidado
Las pacientes sometidas a cirugía en cáncer de mama muestran un alto nivel de satisfacción respecto a los cuidados recibidos, por encima de los pacientes europeos, según un estudio realizado en la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Clínico de Madrid.

La satisfacción de las pacientes sometidas a diferentes tipos de cirugía en la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Clínico es alta y superior a la media europea, según un estudio realizado en el centro, que se publica en Psicooncología. El trabajo cuyo objetivo fue, entre otras variables, averiguar el grado de satisfacción alcanzado con los cuidados recibidos, lo realizaron María Eugenia Olivares, María Dolores Martín, José María Román y Aranzazu Moreno, de la unidad, y contó con la participación de 515 pacientes del Servicio de Ginecología y Obstetricia, diagnosticadas de cáncer de mama o portadoras de la mutación BRCA1/BRCA2 -lo que aumenta la susceptiblidad a padecer este tipo de tumor- y fueron sometidas a cuatro tipos diferentes de cirugía: radical, conservadora, reparadora o profiláctica.
"El estudio pertenece a otro más amplio, en el que hemos añadido una nueva variable: la satisfacción. En la atención sanitaria la opinión del paciente ha adquirido más valor. Por eso cada vez se incide más en la calidad de vida, en la satisfacción con los cuidados y en la percepción de necesidades", ha explicado Olivares.
"Lo que se ha visto en la mayoría de los estudios es que cuanto más estructurada y multidisciplinar es la atención, es probable que el paciente esté más satisfecho y se cumplan sus expectativas reales".
Las pacientes fueron evaluadas con una prueba propuesta por la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del Cáncer, y la investigación se dividió en cuatro bloques: el primero y el segundo analizaban la satisfacción con los cuidados médicos y de enfermería, donde se evaluaban escalas de habilidades técnicas, interpersonales, la administración de información y la accesibilidad de ambos profesionales. En el tercer bloque se valoró la satisfacción respecto a la administración, los aspectos interpersonales, los tiempos de espera y la administración de información por otros miembros del centro y el acceso al hospital. Por último, se estudiaron ítems individuales referentes al confort, el intercambio de información y la satisfacción general.
Alta satisfacción"Los resultados son excelentes. En un rango entre 0 y 100, la valoración médica supera el 80; en enfermería se establece entre 75 y 80 en las cuatro variables. En la relación con otros profesionales, es del 75, mientras que los tiempos de espera y el confort se evalúan como óptimos. Lo llamativo de los datos, que son muy buenos, es que son mejores que los datos europeos". Al compararlos, la evaluación de los médicos en otros países se encuentra entre 64 y 75, mientras que en el estudio son mayores. En cuanto a la enfermería, son más exigentes en Europa, pero el grado de satisfacción es mayor en el Clínico. Asimismo, se identifican tres variables donde hay diferencias estadísticas en los cuatro grupos: en la información facilitada por el médico, las menos satisfechas son las del grupo de cirugía radical, frente a los otros. "Este dato puede deberse al propio significado de la cirugía o a que en las otras modalidades hay una mayor participación de profesionales. Además, las pacientes que recibieron cirugía reparadora referían más satisfacción con la interacción con enfermería y con el resto de personal que las mastectomizadas.

Ver más... diario medico

jueves, 28 de octubre de 2010

El té verde no ayuda en la prevención del cáncer de mama

según Un estudio realizado con 54.000 mujeres.

El té verde no ayuda en la prevención del cáncer de mama.
No puede demostrarse ninguna asociación entre la ingesta de té verde y el riesgo de cáncer de mama, según un estudio realizado en 54.000 mujeres y publicado en la revista Breast Cancer Research.

Motoki Iwasaki, del Centro Nacional de Cáncer en Tokio (Japón), quien trabajó con un equipo de investigadores en el estudio, afirma: "Aunque estudios realizados con animales e in vitro sugieren los efectos benéficos del té verde contra el cáncer de mama, los llevados a cabo con humanos son inconcluyentes".
La investigación realizada es la primera a gran escala en incluir una amplia gama de consumo de té. No se encontró relación entre la ingesta y el riesgo de cáncer, ni entre las mujeres que bebieron menos de una taza a la semana, ni en las que tomaron 10 al día.
Se realizó el seguimiento del consumo de té mediante un cuestionario al principio del estudio y otro al final, cinco años después. La incidencia del cáncer fue valorada gracias a la información suministrada por los hospitales locales del área de estudio y por los registros de la población sobre la enfermedad.
Aproximadamente, un 12 por ciento de las mujeres bebieron menos de una taza a la semana, mientras un 27 por ciento tomaron cinco o más cada día. En relación con el sondeo, Iwasaki ha dicho: "Una de las bazas del estudio era su diseño de cara al futuro, pues la información era recogida antes del diagnóstico posterior del cáncer de mama, evitando así tener que basarse en la poca fiabilidad de la memoria, como casi todas las investigaciones".
Beber té verde, sin importar la clase o la cantidad, no reduce el riesgo de este cáncer.

diario medico

miércoles, 27 de octubre de 2010

Los genes SIPA1, BRD4 y p1B, ligados a metástasis en mama


los factores heredados ganan cada vez más peso

Kent W. Hunter, del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, ha participado en el simposio Fronteras en la progresión tumoral, celebrado en Madrid. A su juicio, además de las mutaciones somáticas, los factores heredados ganan peso.
La metástasis ha sido uno de los ámbitos protagonistas en el simposio Fronteras en la progresión tumoral, que han organizado conjuntamente el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el grupo Nature y la Fundación BBVA, y celebrado en Madrid. Kent W. Hunter, del Centro de Investigación Oncológica del Instituto Nacional del Cáncer, de Bethesda, en Estados Unidos, ha comentado a Diario Médico su especial interés hacia la biología molecular y la genética de la metástasis.
Asegura que, en cierto modo, es posible predecir este proceso: "Se puede anticipar la probabilidad de que aparezca, aunque no es posible saber directamente si se producirá". Recuerda que en cáncer "nunca hay un cien por cien absoluto" y apunta hacia el "análisis a fondo" del tumor primario cómo método predictor de un mayor o menor riesgo.
Las causas para la metástasis no son únicas: "Hay factores heredados implicados que predisponen en cáncer de mama, mientras que el microentorno del tumor primario es también algo fundamental". La implicación de las mutaciones somáticas es más evidente, "pero hay más".
¿Sólo en metástasis? Su equipo ha identificado varios genes ligados al proceso en cáncer de mama, entre ellos SIPA1 y BRD4 y p1B, que interactúan con los dos primeros. BRD4 está relacionado con un tipo de tumor especialmente complicado que resulta de una traslocación genética muy específica. Hunter explica que, hasta donde han podido averiguar, se trata de genes que no parecen tener relación con el desarrollo del tumor primario.
Por el momento no es posible saber si los genes ligados a la metástasis en cáncer de mama están también vinculados con metástasis en otro tipo de tumores: "Es una de las grandes preguntas del momento, pero quizá es todo lo que podemos decir por el momento".

lunes, 25 de octubre de 2010

Las lesiones preinvasivas de mama abren dilemas

Existe una polémica mundial sobre su tratamiento

Cada vez se detectan más lesiones preinvasivas de mama gracias a la eficacia los programas de cribado, pero de momento no es posible evaluar el riesgo ya que no existen marcadores predictores de su evolución.
"Cada vez detectamos más lesiones preinvasivas, lo que nos habla del éxito del programa de detección precoz, pero plantea nuevos dilemasCada vez detectamos más lesiones preinvasivas, lo que nos habla del éxito del prog ".
El éxito que han tenido los programas de cribado de cáncer de mama en los últimos años está facilitando que se detecten cada vez más lesiones preinvasivas de forma precoz; no obstante, la carencia de marcadores pronósticos de evolución plantean un gran dilema terapéutico, ya que por el momento no es posible predecir qué lesiones evolucionarán a un cáncer invasivo y, por lo tanto, requieren un tratamiento más agresivo, según ha explicado a Diario Médico Francesc Macià, coordinador del Programa de Cribado del Cáncer de Mama en el Parque de Salud Mar y jefe de la Unidad de Prevención y Registro del Cáncer del Servicio de Epidemiología del Hospital del Mar, en Barcelona.Durante la XIV Jornada sobre Cáncer de Mama, que organiza esta institución y que este año se ha centrado en las lesiones preinvasivas, los expertos han abordado esta polémica mundial. Actualmente, algunos autores ponen en duda si todos los casos de carcinoma in situ (DCI) que se diagnostican evolucionarán necesariamente hacia un cáncer invasivo de mama. Existe mucha variabilidad en la literatura científica y algunos datos sugieren que este proceso de evolución de la enfermedad no sucede así en todos los casos. Al mismo tiempo, se sabe que algunas lesiones preinvasivas evolucionan muy rápidamente y se asocian con un mal pronóstico.Esto, por un lado, pone en tela de juicio la conveniencia de tratar a todas las pacientes de manera similar, a la vez que destaca la importancia de encontrar marcadores que ayuden a predecir la evolución de la lesión y que permitan elegir la mejor alternativa terapéutica para cada paciente, sin necesidad de causar toxicidad innecesaria o realizar cirugías evitables.Macià ha recordado que el DCI era una lesión relativamente rara en la década de los ochenta, mientras que ahora representa hasta un 20 por ciento de los casos de cáncer de mama diagnosticados."Esto nos habla del éxito del programa de detección precoz, pero plantea nuevos dilemas y retos futuros".

Trastuzumab más QT en primera línea para mama

ES ÚTIL EN PACIENTES CON HER2 POSITIVO Y METÁSTASIS

En el congreso de la ESMO, en Milán, se han presentado los resultados de una investigación sobre una terapia que combina trastuzumab y la quimio DM1 en mujeres con cáncer de mama HER2 positivo metastásico.


Un nuevo tipo de terapia para cáncer de mama se ha mostrado prometedor como tratamiento en primera línea en enfermedad HER2 positiva metastásica. Así lo ha indicado un estudio que se ha presentado en el XXXV Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), celebrado en Milán.
La principal investigadora de este trabajo, Edith Pérez, de la Clínica Mayo, en Florida, ha explicado los resultados del primer ensayo randomizado de trastuzumab, un anticuerpo monoclonal que se dirige a las células que sobreproducen la proteína HER2, en combinación con DM1, un tipo de quimioterapia que va dirigida hacia los microtúbulos. "La combinación T-DM1 resulta eficaz como terapia en primera línea en cáncer de mama metastásica, mostrando una buena actividad antitumoral, así como una toxicidad mucho más baja cuando fue comparada con el estándar terapéutico", ha señalado Pérez.
Los investigadores asignaron de forma randomizada a 137 mujeres con cáncer HER2 positivo metastásico a recibir tratamiento con trastuzumab más la quimioterapia docetaxel o T-DM1. Tras seis meses de seguimiento, los autores hallaron una tasa de respuesta total del 48 por ciento en las pacientes a las que se les administró T-DM1, en comparación con el 41 por ciento en el brazo de trastuzumab más docetaxel.
Además, las tasas de efectos adversos fueron significativamente más bajas en el brazo de T-DM1 en comparación con la tasa de estos efectos en las mujeres del brazo del anticuerpo monoclonal más docetaxel.


Añadir cetuximab a la QT mejora el triple negativo


Añadir cetuximab a la quimioterapia con cisplatino mejora la respuesta y la supervivencia en cáncer de mama triple negativo.


Un equipo europeo de investigadores coordinado por el español Josep Baselga ha comprobado que la adición de cetuximab a la quimioterapia duplica las tasas de respuesta en tumores mamarios especialmente difíciles de tratar. Los resultados de este trabajo se han presentado en el V Congreso de la Sociedad Europa de Oncología Médica (ESMO), que se ha celebrado en Milán.
Dichos resultados suponen la primera prueba de que dirigirse al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) puede aportar beneficios clínicos en mujeres con cáncer de mama triple negativo. Se trata de un ensayo en fase II en el que se añade cetuximab a la quimioterapia basada en cisplatino.
La respuesta es dos veces mejor con esta opción, en comparación con la quimioterapia en solitario, según se ha visto sobre 173 mujeres que habían sido tratadas previamente con diversas opciones terapéuticas.
Baselga, director asociado del Centro Oncológico del Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, ha explicado que hasta el momento el EGFR no se había vinculado con mejoras significativas en mujeres que no expresan receptores de estrógenos, progestágenos y HER2. En el ensayo, las mujeres, afectadas de cáncer metastásico, recibieron cetuximab (400 mg/m3 como dosis inicial, seguida de 250 mg/m3 de forma semanal) más seis ciclos semanales de cisplatino. Los resultados se compararon con el cisplatino en solitario.
La mejor tasa de respuesta -del 20 por ciento- se observó en el grupo de la combinación terapéutica. Esta cifra dobla la lograda con la quimioterapia (10,3 por ciento). Además, la adición de cetuximab también duplicó la mediana de supervivencia libre de progresión: de los 1,5 meses que permite la quimioterapia se ha pasado a 3,7 meses.
Además del ámbito terapéutico, el hallazgo se relaciona con la biología molecular del cáncer, ya que se sugiere que el EGFR puede tener un papel en la progresión del cáncer de mama triple negativo.

Amamantar tras el cáncer
Las mujeres que han superado un cáncer de mama no deberían tener prohibido amamantar a sus hijos, según ha señalado en el congreso de ESMO un equipo de investigadores del Instituto Jules Bordet, de Bruselas. A su juicio, la recomendación de no dar el pecho no se basa en evidencias científicas. Tras estudiar las recurrencias en un grupo de veinte mujeres, han apuntado que sólo aparecieron dos relapsos, uno en el grupo que amamantó a sus hijos y otro en el que no.

Un solo biomarcador para cáncer de mama triple negativo

Los pacientes con cáncer de mama triple negativo podrían tener un único biomarcador que les permitiría recibir una terapia más dirigida, según los datos presentados en la IV Conferencia Internacional de Diagnóstico Molecular y Desarrollo Terapéutico en Cáncer, en Denver.

Debido a su biología, este tipo de tumores no responden a las terapias endocrinas o trastuzumab. La investigación, coordinada por Agnieszka K. Witkiewicz, profesora asociada de Patología en el Hospital Universitario Thomas Jefferson, en Filadelfia, ha examinado a 97 pacientes con cáncer de mama triple negativo, de las cuales 73 eran blancas y 24 afroamericanas.
La expresión de la proteína del receptor 1 del factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1R, en inglés) fue evaluada mediante inmunohistoquímica y el número de copias génicas de IGF-1R fue evaluado mediante hibridación cromogénica in situ.


RANKL participa en el inicio del tumor de mama


Una proteína conocida por su papel en las enfermedades óseas parece tener implicaciones en los tumores de mama primarios.
Las proteínas RANK y su ligando RANKL están implicados en la formación de tumores de mama, según dos estudios que se publican hoy en Nature. Uno de los trabajo ha sido realizado por Eva González Suárez, actualmente responsable del Grupo de Investigación de Transformación y Metástasis del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer, en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), en Barcelona, junto con científicos de la compañía Amgen, basada en Seattle (Estados Unidos).

El estudio plasma un trabajo iniciado en 2004 por González Suárez cuando desarrollaba su labor en el Departamento de Investigación en Oncología/Hematología de la biotecnológica estadounidense.
Los científicos iniciaron esta investigación a partir de otros estudios: por un lado, como explica González, primera autora de este trabajo junto con Allison Jacob, "el papel de las proteínas RANK estaba muy bien establecido en la remodelación ósea y en las metástasis óseas, y también se daban los hechos de que la expresión de RANK se detecta en células tumorales de mama y de la alta incidencia de metástasis óseas observada en el cáncer de mama. Además, en condiciones fisiológicas normales existe una correlación entre la activación de esta vía en mama y en hueso. Todo ello nos hizo sospechar que la desregulación de esta vía podría explicar la alta incidencia de metástasis óseas en los tumores de mama". Por otro lado, en 2000 se publicó un trabajo, también en conexión con un centro de investigación de Amgen en Toronto, donde se demostraba que animales que carecían de estas proteínas presentaban un defecto en la glándula mamaria.
" En condiciones fisiológicas normales existe conexión entre la activación de la vía RANK en mama y en hueso ".
A pesar de que se trata de un trabajo de ciencia básica, las aplicaciones clínicas de este hallazgo podrían llegar antes que en otros casos, puesto que la compañía Amgen, donde se realizó el estudio bajo la supervisión de William Dougall, ha elaborado un anticuerpo monoclonal contra RANKL (denosumab) que está en fases clínicas avanzadas tanto en Europa como en Estados Unidos y que ha demostrado ser eficaz para el tratamiento de metástasis óseas y de la osteoporosis.
La molécula se podría utilizar en el cáncer de mama; de hecho, Amgen ya ha iniciado a tenor de este trabajo y de otras evidencias ensayos con denosumab en adyuvancia sobre pacientes con cáncer de mama sin metástasis con alto riesgo de recidiva.
Las conclusiones del artículo que encabeza Eva González Suárez coinciden con las obtenidas por otro grupo, dirigido por Josef Penninger, de la Academia de Ciencias Austriaca, en Viena, y que aparecen también en Nature.
El equipo de González en el Idibell continuará con esta línea de investigación sobre RANK y RANKL en el desarrollo mamario y su implicación en la iniciación y la progresión tumoral y la metástasis, en busca de nuevas estrategias terapéuticas.(Nature DOI: 10.1038/ nature09495/DOI: 10.1038/ nature09387).
"El anticuerpo denosumab, eficaz en enfermedades óseas, podría ser útil en el tratamiento del tumor primario ".

investigación realizada en Noruega sobre mamografía

Publicado en 'New England Journal of Medicine'

Las mamografías no tienen tantos beneficios
Las mamografías tienen menos beneficios de los que se consideraban hasta la actualidad.

Una investigación realizada en Noruega revela que las mujeres de entre 50 y 60 años que se realizan mamografías anualmente reducen el riesgo de muerte por cáncer de mama un diez por ciento respecto a aquellas que no se han hecho las pruebas. La investigación se publica hoy en New England Journal of Medicine.

Este beneficio es muy inferior al que estimaba el Servicio Preventivo de Estados Unidos, que afirmaba que las mamografías reducen la mortalidad por cáncer entre un 15 y un 23 por ciento.
En esta investigación, los científicos han tratado de determinar si el descenso de mortalidad por la patología ha sido debido a las pruebas o los tratamientos.
Para el estudio, los especialistas dividieron a las participantes en dos grupos de las mismas características y sólo realizaron las pruebas a uno ellos. Entre 1996 y 2005 los fallecimientos por cáncer de mama disminuyeron un 28 por ciento y sólo se redujo un 18 por ciento en las mujeres que no se realizaron las pruebas.
Estos resultados sugieren que los facultativos deben ser más realistas respecto a la efectividad de las mamografías puesto que sólo hay una diferencia del diez por ciento respecto al grupo de participantes que se realizaron la prueba.
"La mayoría de las personas no entienden los riesgos de las mamografías", afirma H. Gilbert Welch, de la facultad de Medicina de Dartmouth, en Hanover (Estados Unidos). "En ocasiones las pruebas detectan tumores que no son una amenaza y aproximadamente 5 de cada 15 mujeres reciben tratamientos innecesarios".

Alargar la terapia adyuvante reduce las recidivas en mama

TRATAMIENTO CON TAMOXIFENO, MEJORES RESULTADOS

La eficacia de la terapia adyuvante con tamoxifeno en el cáncer de mama parece aumentar con el tiempo, según sugieren los resultados de un estudio que demuestra que las pacientes con los receptores de estrógenos positivos tienen menos recaídas con esta terapia a diez años.

La terapia adyuvante con tamoxifeno a diez años reduce hasta en un 10 por ciento el riesgo de recidivas locales en las pacientes con cáncer de mama que tienen los receptores de estrógenos positivos, según los resultados del estudio Atlas, que han sido presentados en el XXIX Congreso de la Sociedad Europea de Radiología Terapéutica y Oncología (Estro), que se celebra estos días en Barcelona.
El trabajo, realizado por Christina Davies, de la Unidad de Ensayos Clínicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido), recoge datos de 11.607 mujeres de 38 países con cáncer de mama en estadios iniciales y ha demostrado que la prolongación de este tratamiento más allá de los cinco años, que actualmente se considera la indicación estándar, reduce la recurrencia de las recaídas.

Aumento paulatinoJean Bourhis, presidente de la Estro y copresidente de la presente edición de esta reunión científica, ha recordado que hace unos años la indicación de esta terapia adyuvante era de un año y posteriormente se alargó a tres años. Más tarde, los resultados publicados en la revista The Lancet en 2005 demostraron que mantener el tratamiento durante cinco años mejoraba los resultados. Ahora, este trabajo sugiere que duplicar el tiempo es aún mejor; no obstante, se trata de los primeros resultados en esta dirección, por lo que serán necesarios nuevos estudios para validar la teoría y para analizar los efectos netos que tiene esta alternativa terapéutica sobre la mortalidad de las pacientes.

"La terapia con tamoxifeno se indicaba a un año, después se extendió a tres, luego a cinco y ahora se demuestra que a diez la eficacia aumenta ".

Además, sería muy útil poder identificar algunos biomarcadores que ayuden a detectar a las pacientes que tienen los receptores de estrógenos positivos, que son las más propensas a beneficiarse de la prolongación del tratamiento.
Líneas futurasPor otra parte, Bourhis ha comentado que los avances tecnológicos que se han alcanzado en la última década han revolucionado la precisión en la aplicación de la radioterapia. "Estamos presenciando el gran beneficio clínico de estas nuevas tecnologías en la reducción de la toxicidad y en la mejora de la calidad de vida del enfermo".
A su juicio, el futuro de esta especialidad estará protagonizado por la investigación de nuevas vías moleculares involucradas en la respuesta a la radiación y la radiooncología molecular.

Diario Medico

Menor riesgo con mutaciones BRCA si hay cirugía profiláctica

La cirugía profiláctica se asocia con una reducción del riesgo de sufrir cáncer de mama y ovario en mujeres portadoras de alteraciones en los genes BRCA1 y BRCA2. A esta conclusión ha llegado un estudio estadounidense que se publica hoy en JAMA.

Las mujeres que tienen un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama y de ovario debido a mutaciones heredadas en los genes BRCA1 y BRCA2, y que se han sometido a mastectomías profilácticas o a una salpingooforectomía muestran una menor susceptibilidad a desarrollar la enfermedad. Así lo señala una investigación que se publica hoy en The Journal of the American Medical Association.
Susan M. Domchek, de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia, es la autora principal del trabajo, que ha analizado a un grupo de portadoras de mutaciones en ambos genes con el objetivo de determinar de qué forma se reduce el riesgo sometiéndose a estas operaciones profilácticas. Se ha trabajado sobre cerca de 2.500 mujeres con las alteraciones en BRCA1 y BRCA2, cuyas mutaciones fueron determinadas entre los años 1974 y 2008, y se siguió a las participantes en el estudio hasta 2009.
Los investigadores han determinado que la mastectomía que pretende reducir la susceptibilidad de sufrir el cáncer se asocia con una menor incidencia del cáncer ovárico.
Sin profilaxis, cáncer durante seis años de seguimiento en portadoras de BRCA2 que no habían desarrollado cáncer anteriormente y que se sometieron a la mastectomía, los autores comprobaron que el riesgo era menor. En contraste con estos datos, el 7 por ciento de mujeres que no se sometieron a la cirugía profiláctica recibieron un diagnóstico de cáncer mamario en el mismo plazo.
Por su parte, la salpingooforectomía se relaciona también con una reducción del riesgo en las mismas circunstancias que en el caso de la mastectomía profiláctica. Domchek destaca que el 3 por ciento de las mujeres que no se sometieron a esta práctica fueron diagnosticadas de cáncer ovárico tiempo después, y que no se detectó ningún caso de este tipo de cáncer en portadoras de mutaciones en BRCA2 tras la ooforectomía. Los autores apuntan en su trabajo que esta operación también se asocia con un descenso en el riesgo de cáncer en portadoras de ambas mutaciones.
En un editorial que acompaña al estudio, Virginia Kaklamani, de la Universidad Northwestern, de Chicago, señala la importancia del consejo genético cuando existe historia familiar de estos tumores. Según su opinión, el consejo genético no debería comenzar con la participación del oncólogo; son los médicos de atención primaria y los ginecólogos quienes deberían dar el primer paso en el abordaje de este tipo de tumores.

(JAMA 2010; 304 (9): 967-975).

miércoles, 20 de octubre de 2010

La Unidad de Mama diagnostica en siete días y opera en un mes

Las pacientes con sospecha de un posible cáncer de mama del área de Vigo realizan el mismo día de la cita todas las pruebas (mamografía, ecografía y biopsia), se diagnostican en menos de una semana y se operan en el plazo de un mes en el Complejo Hospitalario de Vigo

La doctora Rosa Mallo, que coordina la Unidad de Mama, junto a otros especialistas. foto: landin.
La doctora Rosa Mallo, que coordina la Unidad de Mama, junto a otros especialistas. foto: landin.

Las pacientes con sospecha de un posible cáncer de mama del área de Vigo realizan el mismo día de la cita todas las pruebas (mamografía, ecografía y biopsia), se diagnostican en menos de una semana y se operan en el plazo de un mes en el Complejo Hospitalario de Vigo, mientras que hasta hace poco esperaban hasta dos meses y medio por una intervención. Estos tiempos se pudieron acortar gracias a la creación de una Unidad de Mama en mayo de este año, que es además la primera que funciona en Galicia y de las pocas que existen en España, y que ayer se presentó a representantes de la Asociación Española con tra el Cáncer y a Adicam. La nueva unidad está situada en un recinto del Hospital do Meixoeiro y en ella trabaja un equipo multidisciplinar de radiólogos, ginecólogos y cirujanos, bajo la dirección de la doctora Rosa Mallo. A esta nueva organización, que sigue las recomendaciones de la Unión Europea, se sumó una mayor dotación de medios. En la actualidad, el Complejo Vigués dispone de un quirófano diario para patología de mama, con lo que pasaron de tres a cinco días de quirófano a la semana. En cuanto a los recursos tecnológicos, la unidad cuenta con un mamógrafo digital, dos ecógrafos y un sofisticado equipamiento para realizar dos tipos de biopsias asistidas por vacío, la guiada por Rayos X y la guiada con ecografía. Esto se completa con una mesa horizontal para realizar biopsias percutáneas, que se realizan con la paciente boca abajo, con anestesia local y sin necesidad de ingreso y que consiste en punciones mamarias guiadas por una imagen radioscópica. El Complejo Hospitalario Vigués es centro de referencia para realizar estas pruebas en el sur de Galicia, en las provincias de Pontevedra y Ourense. Por otro lado, duplicaron el número de consultas clínicas (de 4 a 8 semanales), que tienen asignados dos auxiliares y por primera vez una enfermera específica. La Unidad de Mama cuenta con ocho camas propias para hospitalización. Además, la disposición de mayor número de quirófanos con la colaboración del Servicio de Medicina Nuclear permitió potenciar y extender la técnica de la biopsia selectiva de ganglio centinela, de tal forma que se evita la extirpación completa de los ganglios axilares y la recuperación es mejor.


fuente:atlantico

martes, 19 de octubre de 2010

Día mundial del Cáncer de Mama

19 de octubre
día internacional
del Cáncer de Mama

lunes, 11 de octubre de 2010

¿Cómo continuar la lactancia con mastitis?

PROBIÓTICOS Y ANTIBIÓTICOS ANTE CASOS GRAVES




La modulación de la microbiota intestinal de la madre durante el embarazo y la lactancia puede tener un efecto directo en la salud de los lactantes, según ha mostrado un grupo del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad Complutense de Madrid, coordinado por Juan Miguel Rodríguez. Así, los investigadores descubrieron que la mastitis es una situación de disbiosis que podría tratarse mediante probióticos.

Los microorganismos son esenciales para la vida del ser humano porque, entre otras funciones, controlan rutas metabólicas. Antes se pensaba que durante el embarazo y la lactancia no había ningún contacto con estas bacterias.
"Hoy ya se sabe que en realidad existe una colonización del intestino del feto en el útero a través de la placenta que va mediada por algunas células del sistema inmunitario, sobre todo las dendríticas. Esta colonización causa una concentración de un espectro bacteriano muy pequeño. Es una primera adaptación al cambio de nutrición que se producirá tras el parto", ha afirmado Juan Miguel Rodríguez Gómez, investigador principal del Departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los Alimentos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, en el taller de trabajo Probióticos y salud: Evidencia científica, organizado por el CSIC y el Ministerio de Ciencia e Innovación, patrocinado por Danone y que se ha celebrado en Madrid.
"Ahora también conocemos que la glándula mamaria no es una zona estéril y que las bacterias que contiene la leche materna no proceden de la contaminación al entrar en contacto con la piel, sino que esta glándula se coloniza durante el último tercio del embarazo hasta el final de la lactancia siguiendo una ruta interna, la enteromamaria.



"Algunas de las bacterias del intestino de la madre migran hasta la glándula mamaria y, a través de la leche, colonizan el intestino del neonato ".

Gracias a la circulación enteromamaria, en la que se produce una colonización de elementos del sistema inmunitario que van hacia la glándula mamaria de forma selectiva, cuando nace el niño ya existe una comunidad bacteriana creada, con cepas no patógenas, que le confiere cierta protección frente a enfermedades infecciosas. A esto se añade que suelen ser bacterias con una gran capacidad para favorecer la maduración del sistema inmune del recién nacido.
El grupo que dirige Rodríguez está aplicando estos conocimientos a patologías como la mastitis humana -un proceso muy desconocido en el que se produce una disbiosis, es decir, la alteración de la diversidad microbiana (estafilococos, estreptococos, bifidobacterias, enterococos y lactococos) que se transforma casi en un monocultivo de una ó dos especies pero a una concentración muy alta-.

"La mastitis es un proceso disbiótico de la glándula mamaria que, a veces, puede solucionarse mediante lactobacilos aislados de leche de mujeres sanas ".

"Estamos viendo que los antibióticos que se emplean actualmente para tratar la mastitis (los betalactámicos) son los más inadecuados y lo que hacen es cronificar el problema".
Lo que propone el grupo de la Complutense, tras realizar un estudio en 400 mujeres procedentes de ambulatorios, es el uso de lactobacilos aislados de la leche humana de mujeres sanas como alternativa a otro tipo de antibióticos o como complemento a estos. El tratamiento exclusivamente con lactobacilos está indicado en los casos de mastitis leve o moderada, mientras que cuando la dolencia es más grave es preferible la acción combinada con antibióticos compatibles con la lactancia.

"El grupo de la Complutense recibe de ambulatorios y hospitales miles de muestras de leche de mujeres con mastitis para su análisis ".

Después del tratamiento con probióticos, y una vez que la enfermedad ha remitido, aproximadamente un 50 por ciento de las afectadas pueden continuar la lactancia con normalidad, sin necesidad de suplementos. La otra mitad seguirá necesitando los probióticos a lo largo de todo el periodo de lactancia para mantener el equilibrio de la flora bacteriana.
Análisis de la lecheEl equipo de Rodríguez realizó por primera vez en el mundo un análisis microbiológico exhaustivo de la leche materna en mujeres con mastitis. Actualmente, reciben miles de muestras para su análisis procedentes de ambulatorios, hospitales, asociaciones de lactancia y particulares de toda España e incluso de países europeos y americanos. Rodríguez ha defendido que "el cultivo de la leche es una prueba que debería hacerse en los servicios de Microbiología de los hospitales".
Otra de las aplicaciones de los probióticos es tratar la vaginosis bacteriana. En el futuro podrían emplearse en el control de la glucemia en diabetes gestacional.

Fuente: diario medico

viernes, 13 de agosto de 2010

Me duele mucho el pecho cuando se acerca el período menstrual: ¿es malo?, ¿es normal?

Hay algunos tipos de estructura mamaria que favorecen que cuando las proporciones hormonales de la segunda fase del ciclo hacen que las células mamarias se "hinchen", se produzca el dolor, al ser el tejido circundante duro e indistensible. Esto no es malo ni indica mayor riesgo de patología maligna, pero es una situación desagradable, que la mayoría de veces puede ser tratada con éxito sin necesidad de recurrir a tratamientos complicados ni peligrosos.


Más información en el FORO

Fuente: Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria

¿Cuándo debo empezar a hacerme mamografías periódicas?

Lo más aceptado en la comunidad científica internacional actualmente es realizar el primer estudio mamográfico alrededor de los 35 años de edad en mujeres asintomáticas. En función del patrón mamográfico obtenido se decidirá cuántas mamografías deben realizarse hasta los cuarenta años. A partir de esa edad se recomiendan los controles anuales, aunque los programas de cribaje poblacional controlan a las mujeres cada dos años.
El límite superior de edad está en discusión(los programas de cribaje se limitan a mujeres de edad inferior a los 60 o 65 años). Dado el beneficio del diagnóstico precoz del cáncer a cualquier edad, la mamografía está justificada al menos bianualmente o anualmente en caso de senos con patrones mamográficos complejos y siempre que la mujer esté con buen estado general y la prueba no suponga ningún inconveniente para ella.

Senología

Senología y sus Objetivos
Juan Montero Ruiz


SENO:
Mama, pecho. Mama femenina. Para Ch. Gros La mama cuando se humaniza se convierte en seno. Hueco entre el vestido y el pecho. Véase mama, pecho, glándula mamaria. (Diccionario Ilustrado De Senología Y Patología Mamaria. J Montero y M. Prats. Ed. Doyma. SCM. 2001).
SENOLOGÍA:
Rama de la medicina, que estudia los aspectos anatómicos, fisiológicos y patológicos del seno. De otra forma: Tratado integrado y global de la mama, sus funciones y enfermedades. Según el diccionario médico ROCHE, ciencia que estudia en su totalidad la glándula mamaria. Ingles: Senology, Alemán: Senologie, Francés: Senologie, Italiano: Senología. (Diccionario Ilustrado De Senología Y Patología Mamaria. J Montero y M. Prats. Ed. Doyma. SCM. 2001).
OBJETIVO:
En los últimos años (una o dos décadas) se van produciendo una serie de cambios en diversos aspectos de la Patología Mamaria que, al sumarse de forma paulatina, llegan a ser tan importantes que desbordan la situación existente y crean una nueva necesidad.
Para quienes formamos la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria, esta nueva necesidad, que afecta tanto al campo de los conocimientos teóricos como a la práctica asistencial, explica su expansión y encuentra un claro exponente en la publicación de esta pagina web.
Antes de llegar a la situación actual, la mayoría de consultas por afecciones mamarias estaban motivadas en la práctica por la aparición de un "bulto" en la mama. Ello originaba, casi siempre, un acto quirúrgico a cargo del cirujano, menos veces, del ginecólogo, con la finalidad de efectuar una biopsia per-operatoria.
En caso de benignidad se daba por solucionado el problema y ante el dictamen de malignidad por el anatomopatólogo, se procedía a una mastectomía radical y luego el radioterapeuta completaba el tratamiento.
El convencimiento de que el diagnóstico precoz es la mejor arma para mejorar los resultados terapéuticos en el cáncer, ha dado paso a nuevos métodos de exploración que requieren conocimientos y aparatos específicos, además, la posibilidad de tratamientos diferentes en condiciones concretas obliga a individualizar al máximo los casos para obtener la máxima curabilidad con la mínima mutilación y establecer los adecuados controles.
La mayor preocupación de la mujer y seguramente el aumento de las afecciones mamarias, hace que se incremente el número de consultas sobre una variada patología que muchas veces no requiere tratamiento quirúrgico, pero sí un diagnóstico, cada vez más difícil, un tratamiento adecuado y control.
Así va naciendo una rama especifica médico-quirúrgica.A la sencilla relación anterior de cirujano o ginecólogo con anatomopatólogo y radioterapeuta deben incorporarse radiólogos, citólogos, oncólogos, cirujanos plásticos, hormonólogos, bioquímicos, inmunólogos, investigadores, psicólogos, etc., todos ellos con un interés especial por la mama dentro de su propia especialidad.
Este nuevo concepto de resolver las enfermedades de la mama no puede desarrollarse dentro del ejercicio práctico de "una de las especialidades actuales".
La solución al problema asistencial en Patología Mamaria radica en resolver la necesidad de atención médico-quirúrgica y de participación de diversos especialistas para un creciente número de pacientes. En definitiva el enfoque teórico multidisciplinario.
También existe una gran cantidad de literatura médica sobre el tema que, además, se encuentra sumamente dispersa. Todo ello hace difícil que un especialista general se pueda formar un criterio suficiente para adaptarse a las auténticas novedades y así evitar la aceptación de modas sin suficiente fundamento.
No hace tanto, las enfermedades mamarias y las posibilidades de su tratamiento se resumían rápidamente; la exploración clínica y la técnica quirúrgica estándar se aprendían sin dificultad y no existían grandes problemas de diagnóstico e indicación. Hoy día estos aspectos han cambiado drásticamente. La aparición constante de nuevos conocimientos y conceptos así como la dificultad de adquirirlos, junto al convencimiento de que quedan muchos problemas que resolver. El número cada vez mayor de consultas, la complejidad progresiva de las técnicas diagnósticas, terapéuticas y especialmente la necesidad de un enfoque global de la paciente en la que deben actuar diversos especialistas, establecen la demanda de una asistencia cada vez más especifica.
La Patología Mamaria como una nueva rama de la Medicina.Senología es un término creado por Ch. M. Gros, que en su obra, además de conseguir un ordenamiento de los conocimientos científicos, insiste en el aspecto humanístico, en la necesidad de integrar la mama en la mujer, de valorar el concepto de salud estudiando las diferentes funciones, los significados de la mama, las influencias socioculturales y psicológicas que la rodean.
Pretende conseguir una mejor atención a los problemas relacionados con las afecciones mamarias.
Nadie discute ya la necesidad de una multidisciplinaridad para la atención, según los criterios actuales, especialmente de cáncer de mama.
No debemos olvidar que, en la práctica, la atención de las pacientes con afecciones mamarias incluye el cáncer de mama como objetivo primordial, pero existen otros muchos aspectos, relacionados o no con el cáncer, que alcanzan una gran importancia y convierten a la patología mamaria en una rama médico-quirúrgica. Es obligado aceptar que para poder diagnosticar y tratar cánceres, especialmente en sus fases precoces, es importante estudiar a todas las pacientes que acudan no sólo por un tumor manifiesto, sino por patología benigna, simple cancerofobia, para el tratamiento y control de una mastopatía, etc., además de las campañas de educación sanitaria y detección precoz que deberían existir para los grupos de riesgo. No es posible, en la práctica, separar el cáncer de toda una patología numéricamente mucho más abundante, que genera un gran volumen de carga asistencial, así como constantes problemas de diagnóstico, seguimiento y orientación terapéutica, que desbordan al especialista general integrado en un comité.
Por una parte, se precisan unos conocimientos teóricos muy amplios, a veces de materias dispersas y su constante actualización, lo que no se logra con el programa de formación en una especialidad y por otra, rápidamente se genera una gran demanda asistencial. La necesidad de preparación teórica y actuación práctica médico-quirúrgica difícilmente se pueden compatibilizar con las otras tareas de los ya sobrecargados especialistas generales.
Los objetivos a cubrir en este nuevo marco asistencial que se va implantando como necesidad en nuestros medios hospitalarios, donde, si se persiste en los esquemas de organización actual, se van a originar, cada vez con más frecuencia, problemas, sobre todo en el momento en que la mujer, como consumidora de los sistemas de salud, exija su derecho a una atención de adecuado nivel y con criterios actuales en este importante aspecto de la medicina.
El objetivo es atender a todas las pacientes con afecciones mamarias, reales o posibles, con la primordial necesidad de detectar cánceres con mayor exactitud y precocidad y tratarlos adecuadamente en un marco multidisciplinario.
El auténtico senólogo o mastólogo, es imprescindible para la coordinación de las unidades y comités y también para llevar dentro de los mismos de forma principal, la carga asistencial. Para ello, independientemente de la especialidad que proceda, debe conocer toda la patología mamaria a manera de especialidad global y debe ejercerla prácticamente con dedicación completa, aunque es indiscutible que no debe practicar todas las técnicas existentes. Puede ser un especialista de cualquier rama que pase a formar parte de un grupo multidisciplinario.
También ha de tener esta preparación global para integrarse adecuadamente. Será un especialista (ginecólogo, cirujano, radiólogo, patólogo, oncólogo, médico, etc.), especialmente cualificado dentro de su campo de actuación en la patología mamaria.
En el momento actual, es necesaria una rama especifica, con un bloque de conocimientos que deben desarrollarse en profundidad, unos médicos con dedicación específica y otros con dedicación preferente dentro de su especialidad.
Existen hoy en la patología mamaria las condiciones para crear una especialidad; además, el progreso constante de los conocimientos y la cantidad de problemas para resolver, originan en la practica una auténtica necesidad de la misma. Pretender la existencia de la Senología o Mastología con personalidad propia, no es un capricho, ni un deseo de complicar las cosas, tampoco ganas de arrebatar algo a las demás especialidades.
Texto desarrollado a partir de diferentes editoriales de la propia Revista de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria.

Enciclopedia de Senologia GG

Enciclopedia de Senología GG es una obra de consulta en la que se recoge una gran cantidad de conocimientos científicos en particular en este caso la Senología.

La SENOLOGÍA es la rama de la medicina, que estudia los aspectos anatómicos, fisiológicos y patológicos del seno. De otra forma: Tratado integrado y global de la mama, sus funciones y enfermedades, por lo que la Enciclopedia de Senología GG se encarga de recopilar información actualizada sobre Senología.

Esta enciclopedia es una puerta a la información, a la formación y al conocimiento.
Dentro del programa de La Enciclopedia de Senología GG:

  1. Divulgar la Senología.
  2. Contribuir a expandir información Senologica.
  3. Sumar información al mundo sobre Senología.
  4. Ofrecer documentos ricos en información generados por la recolección de varios ya existentes de las fuentes más confiables.
  5. Profesionalidad y calidad de información Senologica.
  6. Ser intermediario y anfitrión de los que buscan la buena información Senologica.
  7. Apoyar las Públicaciones de Senologos.
  8. Recopilar información científica y no científica referente a Senología.
  9. Aportar información y orientación a todas(os) quienes cursan con afecciones mamarias. 
una empresa de The eleven Men Corporation.

Cada vez es más frecuente la cirugía conservadora del cáncer de mama

Los tratamientos individualizados que permiten desarrollar los estudios genéticos “son más eficaces y seguros, ya que van dirigidos únicamente a las células afectadas por el cáncer, al tiempo que disminuyen considerablemente los efectos secundarios en la paciente, con el consiguiente beneficio para su calidad de vida". Así lo aseguró el Dr. Eduardo Martínez de Dueñas, coordinador del Instituto Oncológico del Hospital Provincial de Castellón, en la III Reunión anual de avances en cáncer de mama. Ragma10, celebrada la pasada semana en Madrid. “Creemos que en el futuro -añadió- se podría tratar el cáncer de mama sin apenas cirugía, haciendo una biopsia para ver qué tipo de cáncer es y realizando estudios genómicos para tipificarlo y caracterizarlo”.
El cáncer de mama no es una enfermedad única, ya que existen diferencias biológicas en las células de los distintos tumores, que lo convierten en patologías distintas, incluso con una evolución y tratamiento particular. “El cáncer de mama es una enfermedad heterogénea. Cada tumor se desarrolla y evoluciona de forma distinta. Gracias a los avances de la biología molecular se están conociendo cuáles son los factores pronósticos de la enfermedad en un paciente concreto, por lo que cada vez se tiende más a realizar tratamientos individualizados a través de tests biológicos que nos indican la agresividad con que evoluciona la enfermedad y a qué tratamientos es sensible”, explicó este experto.
Detectar las alteraciones genómicas de cada tumor ha permitido poner en marcha las conocidas terapias dirigidas. “Al detectar las dianas terapéuticas de cada tumor se han podido desarrollar fármacos frente a esas alteraciones específicas. La administración de una u otra terapia debe ir acompañada de pruebas concretas que previamente identifiquen qué alteraciones genómicas tiene cada tumor, con el fin de saber si va a ser eficaz esa terapia o, en caso contrario, no administrarla”, apunta el experto. “En este momento”, añadió, “las principales líneas de investigación están dirigidas al diseño de estrategias que anulen de manera selectiva las células tumorales con los menores efectos secundarios posibles”.
En la actualidad, ya se cuenta con “terapias dirigidas”, pero que hoy por hoy, deben administrarse junto con los tratamientos convencionales (quimio, radio y hormonoterapia), por lo que el reto es conseguir administrarlas solas, con los menores efectos secundarios. “A medida que vayamos descubriendo tratamientos más efectivos y específicos, estas terapias llegarán a administrarse solas”, explicó el Dr. Martínez.
Cada vez es más frecuente la cirugía conservadora del cáncer de mama, es decir, sin que las pacientes pierdan la mama y sin sufrir las consecuencias psicológicas que esto supone. “Todos los avances”, subraya el Dr. Martínez, “se traducen en una mayor supervivencia que hace posible que hoy podamos observar cómo globalmente más del 80% de las pacientes vencen el cáncer, y este porcentaje supera el 90% siempre y cuando se haya detectado de forma precoz".
Por otra parte, el tumor de mama es una afección en la que los síntomas iniciales son prácticamente nulos, por lo que tiene especial relevancia que las mujeres conozcan su cuerpo y lleven a la práctica tanto los consejos de sus ginecólogos como las revisiones periódicas. En este sentido, la autoexploración de las mamas no es una medida capaz de diagnosticar precozmente los tumores. Por este motivo, en opinión de la Dra. Elena Aguirre, oncóloga del Hospital de Arnau de Vilanova, en Lleida, y miembro del GEICAM, “es imprescindible que se combine la autoexploración con la realización de mamografías cada dos años a partir de los 50 años. Y cuando existen factores de riesgo a partir de los 40 años”, matiza la Dra. Aguirre.

El protocolo secuencial de la quimioterapia influye en los resultados del cáncer de mama (N Engl J Med)

El uso de medicamentos para la quimioterapia en secuencia durante seis meses ayuda a mejorar la supervivencia de las pacientes de cáncer de mama en etapa inicial, frente a tomarlos al mismo tiempo durante un período más corto de tres meses, según un reciente estudio, publicado en
Los nuevos hallazgos probablemente constituyan un alivio para los médicos, la mayoría de los cuales ya siguen el protocolo secuencial, señaló la Dra. Bhuvaneswari Ramaswamy, del Ohio State University Comprehensive Cancer Center-Arthur G. James Cancer Hospital, en Estados Unidos.
Sin embargo, "el hallazgo más llamativo y sorprendente", según la Dra. Sandra M. Swain, fue que las mujeres más jóvenes que entraron en la menopausia de manera prematura por quimioterapia, tenían más probabilidades de vivir más tiempo. "Eso es algo sobre lo que no se ha informado", agregó la Dra. Swain, del Washington Cancer Institute, Estados Unidos. Además, esto resultó cierto, independientemente de si los cánceres de las mujeres eran de receptor de estrógeno positivo o no.
En el estudio, los autores dieron seguimiento a los resultados de cerca de 5.400 mujeres que tenían cáncer de mama en etapa inicial que se había propagado al menos a un ganglio linfático. Las pacientes se dividieron de manera aleatoria en tres grupos de tratamiento, el grupo secuencial en el que había tres medicamentos (doxorubicina, ciclofosfamida y docetaxel) tomados secuencialmente durante seis meses, o a uno de dos grupos "simultáneos", en el que las pacientes recibieron dos o tres de estos medicamentos al mismo tiempo durante tres meses.
Según los autores, después de ocho años de seguimiento, el 83% de las pacientes del grupo secuencial continuaban con vida, frente a 79% de las de los grupos simultáneos.
De acuerdo con el estudio, la supervivencia libre de la enfermedad también fue mejor en el grupo secuencial, lo que llevó a la conclusión de que un curso de tratamiento más largo sigue siendo mejor que un curso más corto.
En cuanto al aspecto de que la amenorrea también mejora la supervivencia, esto "realmente generó una hipótesis nueva que conecta la cesación del período con la supervivencia".
No tener períodos implica que menos estrógeno circula en el organismo. Se sabe que el estrógeno estimula ciertos tipos de cáncer. Sin embargo, esa no es una explicación probable en este estudio, teniendo en cuenta que la amenorrea también causó supervivencia más larga, incluso en las mujeres cuyos tumores eran de receptor de estrógeno negativo, es decir, que el cáncer no responde al estrógeno.
Fuente: New Engl J Med

Las diferencias genéticas comunes tienen un papel limitado en las causas del cáncer de mama (Lancet)

Las diferencias genéticas comunes tienen un papel limitado en las causas del cáncer de mama y actúan independientemente de los factores del estilo de vida, como el peso, la dieta y la lactancia, que son aún más importantes, según indicaron científicos de la University of Oxford, Reino Unido.
En un estudio con más de 17.000 mujeres, publicado en , los investigadores hallaron que pese a que ciertas variantes genéticas comunes elevan el riesgo de desarrollar cáncer de mama, éstos se suman a los factores de riesgo del estilo de vida, que incluyen a la obesidad y el consumo de alcohol, pero no los multiplican.
Los resultados no involucraron a los genes del cáncer mamario conocidos como BRCA-1 y BRCA-2, que ocurren con muy poca frecuencia, pero generan un alto riesgo.
"Esto es tranquilizador porque significa que cualquiera sea la herencia en término de variantes genéticas, el efecto de mantener un peso saludable, limitar el consumo de alcohol y ser cuidadosa con la terapia hormonal sustitutivas (THS) siguen siendo muy importantes para reducir el riesgo de cáncer de mama", aseguró Ruth Travis.
Los científicos británicos dijeron que habían encontrado cinco factores genéticos comunes vinculados al riesgo de desarrollar cáncer de mama, que se sumaron a otros 13. Combinados, esos factores explican alrededor del 8% de la probabilidad de sufrir la enfermedad.
Travis trabajó, junto al equipo de Jane Green, también de la University of Oxford, para estudiar a 7.160 mujeres con cáncer de mama y 10.196 sin la enfermedad. Las participantes dieron muestras de sangre para hacer los test genéticos e información sobre sus estilos de vida. Los investigadores buscaron el riesgo de cáncer para 12 variantes genéticas conocidas como polimorfismos de nucleótidos simples (SNP) en el ADN de las mujeres.
El equipo luego los relacionó con 10 factores de riesgo ambientales: la edad del inicio de la pubertad, el número de nacimientos, la edad al primer parto, la lactancia, el estatus de la menopausia, la edad a la menopausia, el uso de la THS, el peso, la altura y el consumo de alcohol.
"Ninguna de las 120 comparaciones demostraron una evidencia significativa de las interacciones genético-ambientales", explicó el equipo. "Los genes representan sólo una pequeña proporción de los cánceres de mama", manifestó Green. "Los principales factores de riesgo siguen siendo aquellos relacionados con el estilo de vida, como los partos, el uso de THS, la obesidad y el consumo de alcohol", según el equipo.

La tasa de mastectomías en Estados Unidos sigue bajando

La tasa de mastectomías en mujeres con cáncer de mama en Estados Unidos está bajando, a pesar de estudios recientes en tres hospitales especializados que sugirieron que cada vez más pacientes optarían por la cirugía. Lo que sí está aumentando es el porcentaje de pacientes que, preventivamente, solicitan la extirpación del pecho sano en la misma operación, según el equipo de la Dra. Elizabeth B. Habermann, de la University of Minnesota, de Minneapolis (Estados Unidos).
En 1990, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos recomendaron la lumpectomía, como el tratamiento de primera elección para el cáncer en un solo pecho. La década anterior, varios estudios habían demostrado que los resultados eran tan buenos con la lumpectomía más radioterapia como con la mastectomía, que es una operación más radical y con más riesgos de producir complicaciones. Antes de la recomendación, a la mayoría de las pacientes se las trataba con mastectomías. Pero, desde entonces, la tasa de esa cirugía comenzó a disminuir.
El equipo realizó el estudio tras conocer que los equipos del Centro del Cáncer Moffitt, en Tampa, el Hospital de Mujeres Magee, en Pittsburgh, y la Clínica Mayo, en Rochester, habían identificado en sus centros un aumento del uso de las mastectomías.
Según publica “Journal of Clinical Oncology”, con datos de Surveillance, Epidemiology and End Results, el equipo identificó a más de 230.000 mujeres con cáncer mamario diagnosticado entre el 2000 y el 2006. Se utilizó mastectomía en el 41% de los casos diagnosticados en el 2000 y en el 37% diagnosticados en el 2006.
Pero la cantidad de mujeres a las que se les extirpó el otro pecho sano creció del 2% en el 2000 al 6% en el 2006.
Se desconoce por qué las mastectomías aumentaban en los tres centros mientras disminuía la tasa general. La autora sugirió que las mujeres derivadas a esos complejos optarían por tratamientos más agresivos que las mujeres tratadas en otros hospitales en Estados Unidos. "Es posible también que esos centros oncológicos se adelanten a las tendencias nacionales", indicó la Dra. Habermann.
Hubo un leve aumento de las mastectomías entre el 2005 y el 2006 que, si bien para el equipo no fue estadísticamente significativo, podría indicar un crecimiento futuro de la cirugía.
Los autores continuarán observando esa tendencia, con especial interés en la evolución de las mujeres que optan por la extirpación de ambas mamas.
< "Hay algo bueno en eso", dijo la Dra. Habermann. "No es común que el cáncer reaparezca", agregó. De todos modos, concluyó que "es una cirugía mayor que podría tener más complicaciones".