Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

domingo, 28 de julio de 2013

El estudio molecular continuo ajusta la terapia en la mama

Un trabajo promovido por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam) y elaborado con la participación de 31 hospitales españoles sugiere que el estudio del perfil molecular en las metástasis del cáncer de mama permitiría modificar y posiblemente mejorar el tratamiento de hasta un 30 por ciento de los casos.
Eduardo Martínez de Dueñas, oncólogo del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón y codirector del proyecto -junto con Ana Lluch, del Clínico de Valencia-, ha indicado a DM que con este estudio se ha comprobado el grado de discordancias en los receptores hormonales (estrogénicos y de progesterona) y en el receptor HER2, de manera que, al conocer su variación, "se pudiera también ajustar el tratamiento y, posiblemente, ser así más eficaces".
Diferentes porcentajes 
El análisis centralizado y simultáneo de muestras de tumor mamario y metástasis ha permitido determinar los receptores mediante inmunohistoquímica y FISH en condiciones óptimas y evitando, en la medida de lo posible, las desviaciones en las variables analíticas de medición que pudieran producir artefactos técnicos de laboratorio, tanto central como locales. Para receptores de progesterona, se mostraron cambios en un 27 por ciento de los casos en el laboratorio central, mientras que el laboratorio local arrojó un 35 por ciento de cambios. Igual sucedió con los receptores de estrógenos (cambios en un 12 por ciento de los casos analizados en el laboratorio central frente al 23 por ciento en el local) y en el caso del HER2 (18 por ciento del laboratorio local frente al 3,5 por ciento del central).
Para Martínez de Dueñas, "lamentablemente, en la mayoría de los casos el fenotipo molecular de los tumores de mama en metástasis evoluciona hacia uno más maligno y agresivo. Por este motivo precisamente "este análisis continuado de su evolución es muy importante". De hecho, mediante tales análisis "hemos podido modificar y posiblemente mejorar el tratamiento en un 31 por ciento de las pacientes en las que detectamos cambios en los receptores entre el tumor primario y las metástasis".
Cambios selectivos 
En algunos casos se sustituyó el tratamiento quimioterápico por uno hormonal (o viceversa) y, en otros, se añadió un tratamiento dirigido anti-HER2 que no estaba planificado previamente. A pesar de apreciar cambios moleculares en algunas pacientes, los clínicos no modificaron el tratamiento por diversos motivos. 
"Unas veces porque los cambios se detectaron solamente en el laboratorio local y no en el central (o al revés) y, en otras, porque los oncólogos, ante la ganancia de expresión de los receptores, tendían a añadir tratamientos antitumorales (consecuentemente con dichos cambios), pero eran más reacios a suspender abordajes programados con anterioridad cuando se perdía la expresión de los receptores.
A su juicio, no está definitivamente confirmado que la evolución de las pacientes vaya a mejorar con esta individualización del tratamiento. Los oncólogos añadían pero no suspendían tratamientos para asegurarse de que las pacientes no perdían opciones terapéuticas". Estos resultados, según Martínez de Dueñas, ponen de manifiesto "la gran importancia de biopsiar siempre los tumores en metástasis y volverlos a caracterizar molecularmente para poder ofrecer a la paciente un tratamiento más individualizado y ajustado a sus características biológicas".

fuente: diario medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada