Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

sábado, 6 de junio de 2015

El cribado del cáncer de mama reduce el riesgo de muerte en un 40 por ciento

Asistir a una mamografía de cribado de cáncer de mama reduce en un 40 por ciento las posibilidades de fallecer a causa de esta enfermedad en relación a quienes no se someten a la prueba.

 

Las mujeres de entre 50 y 69 años que se someten a una mamografía de cribado reducen su riesgo de morir por cáncer de mama en un 40 por ciento en comparación con las mujeres que no se someten a esta prueba, según concluye una revisión internacional de los últimos datos sobre el cribado del cáncer de mama. Las mujeres a las que se invita a someterse a la mamografía de cribado registran una reducción del riesgo del 23 por ciento de muerte por cáncer de mama (no todas asisten), en comparación con las mujeres no invitadas por los programas de detección de rutina.


Stephen Duffy, profesora de Detección de Cáncer de la Universidad Queen Mary de Londres, Reino Unido, y expertos de 16 países evaluaron el impacto positivo y negativo de los diferentes métodos de detección de cáncer de mama, con base en un análisis exhaustivo de pruebas de 11 ensayos controlados aleatorios y 40 estudios observacionales de alta calidad.


Estos últimos hallazgos, publicados en New England Journal of Medicine, fueron coordinados por la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (IARC), y la agencia especializada en cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y contribuirán a una actualización del Manual de IARC sobre el cribado del cáncer de mama, cuya última edición se publicó en 2002. 


Los resultados analizan la detección del cáncer de mama a nivel mundial y, por lo tanto, tienen en cuenta los programas de cribado de rutina y servicios de detección oportunistas.


"Se espera que este importante análisis convenza a las mujeres de todo el mundo de que el cribado de cáncer de mama con mamografía salva vidas. La evidencia demuestra que el cribado de mama es una herramienta vital en el aumento del diagnóstico precoz de cáncer de mama y, por lo tanto, reduce el número de muertes", señala Duffy.


Reducción del riesgo


El informe confirma hallazgos previos de que las mujeres de entre 50 a 69 años son las que más se benefician de la detección del cáncer de mama. Sin embargo, varios estudios también mostraron una reducción sustancial en el riesgo de muerte por cáncer de mama en mujeres de entre 70 a 74 años, lo que se aleja del consenso previo. Sólo pocas pruebas se mostraron a favor del cribado de mujeres a los 40 años.

Duffy añade: "A pesar de la evidencia de que la mamografía de cribado es eficaz, todavía tenemos que llevar a cabo más investigaciones sobre métodos de detección alternativos, como la tomosíntesis de mama digital; una forma nueva de imágenes en 3D que potencialmente podría mejorar la exactitud de la mamografía analizar tejido mamario más denso". 


El propósito de la revisión de mama es diagnosticar a las mujeres con cáncer de mama temprano, mejorando el pronóstico y reduciendo el número de casos en etapa tardía y muertes. Sin embargo, han surgido preocupaciones sobre el impacto negativo de la mamografía de cribado, sobre todo, los falsos positivos, el sobrediagnóstico y la posibilidad de cáncer inducido por la radiación. Esta nueva revisión se basa en la evidencia previa que sugiere que los beneficios potenciales del cribado de mama son mayores que los riesgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada