Buscar en esta Enciclopedia

miércoles, 12 de octubre de 2011

La detección precoz es "la piedra angular" de la lucha contra el cáncer de mama en todo el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que el cáncer de mama es el más común entre las mujeres de todo el mundo y que está aumentando, sobre todo en países pobres, donde la mayoría de los casos se diagnostican en fases avanzadas. Así, la detección precoz sigue siendo "la piedra angular" de esta lucha.

El cáncer de mama representa el 16% de todos los cánceres femeninos que se detectan en el mundo. Sólo en 2004 murieron 519.000 mujeres por esta enfermedad que, aunque está considerada como propia del mundo desarrollado, causa la mayoría de las muertes (69%) en los países en desarrollo, según datos de la OMS.

Su incidencia varía mucho por zonas en el mundo, con tasas normalizadas por edad de hasta 99,4 por 100.000 en Norteamérica. Europa del Este, América del Sur, África austral y Asia occidental presentan "incidencias moderadas, pero en aumento", según la OMS. "La incidencia más baja -apuntan- se da en la mayoría de los países africanos, pero también en ellos se observa un incremento de la incidencia".

También la supervivencia varían mucho por zonas, desde el 80% o más que se logra en América del Norte, Suecia y Japón, pasando por el 60% de los países de ingresos medios, hasta los porcentajes menores del 40% que se registran en los países de ingresos bajos.

"Las bajas tasas de supervivencia observadas en los países poco desarrollados pueden explicarse, sobre todo, por la falta de programas de detección precoz, que hacen que un alto porcentaje de mujeres acudan al médico con la enfermedad ya muy avanzada, pero también por la falta de servicios adecuados de diagnóstico y tratamiento", señalan.

Aunque reducen el riesgo, las estrategias de prevención no pueden eliminar la mayoría de los casos en los países de ingresos bajos y medios, donde el diagnóstico se hace en fases muy avanzadas. "Así pues -destacan- la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia sigue siendo la piedra angular del control del cáncer de mama".

Las estrategias de detección precoz recomendadas para los países de ingresos bajos y medios son el conocimiento de los primeros signos y síntomas y el cribado basado en la exploración clínica de las mamas en zonas de demostración.

"La mamografía es muy costosa y se recomienda para los países que cuentan con una buena infraestructura sanitaria y pueden costear un programa a largo plazo", puntualizan.

"Muchos países de ingresos bajos y medios que afrontan la doble carga de cáncer cervicouterino y cáncer de mama deben emprender intervenciones costoeficaces y asequibles para hacer frente a esas enfermedades altamente prevenibles", añaden.

La OMS promueve el control del cáncer de mama en el marco de los programas nacionales de lucha contra el cáncer, dentro de las iniciativas de prevención y control de las enfermedades no transmisibles. Esta organización, con el apoyo de la Fundación Komen, está desarrollando un estudio de cinco años sobre el coste-eficacia del control del cáncer de mama en 10 países de ingresos bajos y medios.

El proyecto incluye un instrumento de estimación de costes de los programas para evaluar las posibilidades de financiarlos. "Se espera que los resultados de este proyecto aporten datos que permitan formular políticas apropiadas contra el cáncer de mama en los países poco desarrollados", concluyen.


fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada