Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

martes, 24 de septiembre de 2013

La atención emocional en mama influye en el proceso

El apoyo permite aprender a afrontar los cambios físicos, emocionales y las terapias clínicas de las pacientes y de su entorno social, laboral y familiar.

Noelia Palacio, Pilar Barreto y María Victoria Rodríguez

El cáncer de mama ha incorporado en los últimos años numerosas investigaciones y avances biológicos que han permitido personalizar las terapias y mejorar la tasa de supervivencia. Sin embargo, los aspectos psicológicos que le rodean no son menores y por eso la mayoría de las asociaciones de pacientes ofrecen atención psicológica, cada vez más afectada, lamentablemente, por los recortes. Psicólogas de las 38 asociaciones de pacientes de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) se han dado cita en Santander en el I Encuentro de Trabajo, Psicología y Cáncer de Mama, para generar un espacio común donde compartir experiencias y conocimientos para hacer del proceso oncológico un camino común y lleno de exigencia, ya que al año se diagnostican en España 27.000 casos.
  • La intervención psicológica para las mujeres con cáncer de mama permite contar con estrategias para afrontar no sólo la la patología sino también el tratamiento
"No somos profesionales que hacemospalmoterapia y cariñitos, ni tampoco somos loqueros, sino psicólogos que actuamos para rebajar el sufrimiento y el desconcierto emocional de las afectadas, procurando su bienestar psicológico en el plano personal y también del entorno social, laboral y familiar", asegura Pilar Barreto, coordinadora del encuentro y catedrática de Psicopatología de la Universidad de Valencia.
Por eso, el apoyo psicológico durante y tras la enfermedad puede ayudarlas a aprender cómo llevar los cambios físicos, emocionales y los tratamientos médicos. Pero la crisis ha desbaratado muchos planes. En el encuentro se ha puesto de relieve que las Administraciones han rebajado tanto las subvenciones que los psicólogos apenas pueden estar con las mujeres cuatro o cinco horas a la semana, un tiempo insuficiente no solo para ellas, sino para los familiares, que también pueden necesitar ayuda, dice Barreto.
Terapias eficaces
Barreto coincide con Noelia Palacio, psicóloga de la Asociación de Mujeres con Cáncer de Mama en Cantabria, en que ya hay estudios que han dejado claro que la terapia psicológica logra reducir la ansiedad, mejora el estado de ánimo y permite que la mujer se sienta escuchada. "No todo es radioterapia y quimioterapia y, de hecho, los psicooncólogos han incorporado, de forma pionera, la terapia de aceptación y compromiso y otras centradas en las emociones, con excelentes resultados".
En esa línea, María Victoria Rodríguez Coto, coordinadora de la Unidad de Cuidados Paliativos Domiciliarios de Valdecilla, apunta que "los aspectos psicológicos en cáncer de mama son tan importantes que van a influir de manera significativa en la adaptación a la enfermedad, así como en su pronóstico. La intensidad y duración del proceso van a depender de las estrategias de afrontamiento de las pacientes, la familia y el equipo multidisciplinar biopsicosocial".
Las psicólogas han puesto sobre la mesa en los cinco talleres del encuentro que, en el contexto actual, "enmarcado en un clima de incertidumbre y cierta desesperanza ante el horizonte de posibilidades que ofrecen los servicios sanitarios, hay que aunar fuerzas en la investigación conjunta sobre el apoyo psicológico, y de esta forma poder analizar y evaluar, honesta y objetivamente, en qué aspectos es necesario profundizar para trabajar de manera efectiva y eficiente".
Es más, ha habido coincidencia sobre la necesidad de reflexionar sobre qué "estamos haciendo en las asociaciones y en las comunidades en las que Fecma oferta el servicio, y analizar, además, los diferentes tipos de relación terapéutica; detectar si existen diferencias significativas en la disponibilidad, tiempo, espacios físicos, medios materiales, trabajo en centros hospitalarios o no; y qué es posible hacer para facilitar la intervención psicosocial", concluye Barreto.

¿Qué necesita el paciente?

Pilar Barreto, catedrática de la Universidad de Valencia, comenta a propósito de las estrategias de intervención en grupos concretos, que es necesario desterrar el estereotipo de que la mujer joven con un tumor es conflictiva, mientras que la de edad avanzada lo aguanta todo. Según ella, "la esperanza de vida en la población aumenta, y se relaciona con una mayor posibilidad de padecer una enfermedad grave o crónica. Los avances médicos pueden proporcionar tiempo de vida, pero no siempre ofrecen calidad de vida. Por ello, hemos de evaluar qué sabemos de las necesidades de las mujeres en esta etapa, y cómo trabajar con ello".

Fuente: diario medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada