Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

martes, 24 de septiembre de 2013

Las recaídas del tumor de mama, similares al primario

La determinación del perfil biológico del cáncer de mama marca el tratamiento, para el que existe un abanico de fármacos; un estudio en The Breast analiza posibles variaciones técnicas en esa determinación.

Pilar Eroles, Alejandro Pérez-Fidalgo, Octavio Burgués y Ana Lluch

Una de las dificultades a la hora de abordar el cáncer de mama avanzado son los cambios en el perfil biológico o las características hormonales entre el tumor primario (TP) y los siguientes o recurrentes (TR), asociados a una resistencia a los fármacos. Hasta el momento, diversos estudios habían detectado discordancias importantes de los receptores hormonales y el receptor HER2 entre el TP y los TR, pero no estaba claro el impacto que el sesgo técnico podría tener en estas valoraciones.
Especialistas del Grupo de Investigación de Biología de Cáncer de Mama del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico Universitario de Valencia (Incliva) han demostrado que en la mayoría de casos de recaídas de cáncer de mama, el tumor suele presentar el mismo perfil biológico y características hormonales similares.
Minoría absoluta 
De hecho, el grupo, dirigido por Ana Lluch, jefe del Servicio de Hematología y Oncología Médica del Clínico, ha mostrado que sólo en menos del 7 por ciento de los casos se comprueban características distintas en cuanto a receptores de estrógenos. Además, el análisis del HER2 también ha resultado muy concordante: únicamente el receptor de progesterona se ha mostrado como un factor predictivo más variable con discordancias cercanas al 20 por ciento.
Según los investigadores, los datos del estudio, publicado en el último número de The Breast, muestran que las elevadas discordancias comunicadas en otros estudios hasta el momento eran debidas, al menos en parte, a variaciones en las técnicas de análisis entre el tumor primario, realizado al diagnóstico y el tejido metastásico, analizado en muchos casos años después, cuando ocurre la recaída. "Este hecho incide en la necesidad de estandarizar y protocolizar las determinaciones analíticas en los servicios de patología, especialmente cuando son los resultados de estos análisis los que van a decidir el tratamiento de los pacientes", ha explicado a DM Octavio Burgués, patólogo del estudio.
Terapias diana 
Respecto a la incidencia de este conocimiento, Alejandro Pérez-Fidalgo, oncólogo y coautor, ha recordado que "la terapia diana en mama consiste en la administración de medicamentos dirigidos contra una serie de factores predictivos en tejido tumoral, como son la expresión de receptores hormonales y HER2. Si la expresión de estos factores se modifica en el tejido metastásico y el oncólogo administra un tratamiento basado exclusivamente en la expresión del tumor inicial, el tratamiento elegido podría resultar inadecuado, por insuficiente o por innecesario. La recomendación es obtener biopsia del tejido metastásico".

Las metástasis deberían biopsiarse, ya que pueden tener otra sobreexpresión

Los datos del artículo en The Breast contribuyen a responder a la polémica existente en cuanto a la realización de biopsia en el caso de recaída en el cáncer de mama. Según los autores valencianos, la evaluación de la metástasis es recomendable siempre que sea posible. En caso contrario, se debe al menos repetir la determinación de los tres receptores en el tumor primario con las condiciones metodológicas actuales.
En su opinión, estas simples medidas contribuirán de manera significativa a la mejora del tratamiento, ya que permitirán aplicar la terapia más idónea.
"En algunos casos, la metástasis adquiere una sobreexpresión del receptor HER2 que no se detectaba en el tumor primario. Este hecho puede conferir a la clona metastásica una mayor agresividad, pero lo más importante es que la paciente obtendría un importante beneficio con la adición de trastuzumab, un fármaco anti-HER2. La recaída debería de biopsiarse siempre, pero en caso de que no sea posible y antes de decidir la estrategia terapéutica, sería recomendable hacer una nueva evaluación del tumor primario archivado", han coincidido Eroles y Pérez-Fidalgo.

Fuente: Diario Medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada