Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

martes, 29 de mayo de 2012

Consumir cadmio en la ingesta cotidiana podría aumentar el riesgo de cáncer de mama (Cancer Res)


Consumir cadmio en los alimentos que comen podría aumentar el riesgo de cáncer de mama, sugiere un estudio sueco reciente, del que informa “Cancer Research”.
El cadmio, que se halla en muchos fertilizantes agrícolas, puede llegar a la tierra y al agua, explicaron los investigadores. Algunas de las principales fuentes de cadmio en la dieta son el pan y otros cereales, las patatas, los tubérculos y las verduras. Una vez entra al organismo, el cadmio puede imitar los efectos de la hormona femenina estrógeno, que puede fomentar el desarrollo de ciertos cánceres de mama.
"La vida moderna se ha vuelto cada vez más peligrosa para la salud de las mamas", señaló la Dra. Marissa Weiss, directora de oncología radioactiva de la mama y fomento de la salud del seno del Lankenau Medical Center, en Wynnewood (Estados Unidos). "Ahora las zanahorias y los granos integrales, los vegetales que se suponen que son sanos para nosotras, tienen cadmio", lamentó.
"Para ayudar a nuestras pacientes a reducir la exposición a las sustancias químicas ambientales (como el cadmio) que podrían aumentar su riesgo de cáncer de mama, tenemos que asociarnos con los agricultores para asegurar que los alimentos se cultiven en tierra sana sin fertilizantes llenos de compuestos químicos", aseguró la Dra. Weiss, quien también es presidenta y fundadora de Breastcancer.org. "Comer solo alimentos reales y sin procesar sigue siendo una estrategia sana hasta que podamos asegurarnos de qué contiene el paquete".
En el estudio sueco, los investigadores siguieron a casi 56.000 mujeres por más de 12 años. Las mujeres rellenaron cuestionarios de frecuencia alimentaria, que los investigadores usaron para calcular cuánto cadmio consumían en la dieta. En el período de seguimiento, hubo 2.112 diagnósticos de cáncer de mama, entre ellos 1.626 cánceres con receptor de estrógeno positivo y 290 con receptor de estrógeno negativo.
Las mujeres que tenían la mayor cantidad de cadmio en la dieta presentaban un 21% más de probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las que tenían la menor cantidad. Ese riesgo aumentó a 27% entre las mujeres que eran delgadas o de peso normal. El riesgo fue similar, de 23%, para los tumores tanto de receptor de estrógeno positivo como negativo.
Las mujeres que consumían las mayores cantidades de granos integrales y verduras tenían el riesgo más bajo de cáncer de mama, frente a las mujeres expuestas al cadmio dietético a través de otros alimentos.

fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada