Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

martes, 29 de mayo de 2012

El cribado de cáncer de mama reduce las muertes a un coste razonable


Los programas de screening de cáncer de mama que se han desarrollado en Holanda durante los últimos 20 años han logrado reducir las muertes por esta enfermedad, causando daños limitados -en relación con los falsos positivos o el sobrediagnóstico- a costes razonables.
Así lo ha demostrado un estudio del Erasmus University Medical Center, en Rotterdam, basado en el programa de 'screening' de cáncer de mama que comenzó en Holanda en 1989. Sus datos han sido presentados esta semana por el autor principal, Jacques Fracheboud, en la VIII Conferencia Europea sobre Cáncer de Mama (EBCC-8).
Según Fracheboud, "en comparación con el periodo pre-'screening' entre 1986 y 1988, las muertes por cáncer de mama entre mujeres de 55 a 79 cayeron un 31% en 2009". "Antes del programa de 'screening', las muertes aumentaban un 0,3% al año, pero después hubo un descenso del 1,7%", apunta. "Este cambio coincide también con un significativo descenso de las tasas de cáncer de mama detectadas por primera vez en etapas avanzadas", añade.
Entre 1990 y 2009, se enviaron unos 16,6 millones de invitaciones personales a 3,6 millones de mujeres entre los 50 y los 75 años de edad. En general, atendieron a este llamamiento el 80% de las invitadas, frente al 73% de 1990.
En este periodo, se realizaron 13,2 millones de 'screnning' entre 2,9 millones de mujeres --una media de 4,6 exámenes por mujer--, generándose de ello 178.490 derivaciones al especialista (1,35%), un 200% más que las realizadas entre 1990 y 1997 y entre 2005 y 2009. Los 'screenings' posteriores crecieron en un 100%, aumentando en más del 30% las tasas de detección.
Los posibles perjuicios del 'screening' no fueron tantos, según los autores. Así, para una mujer con 50 años en 1990 y que se realizara unas 10 pruebas durante los 20 años estudiados, el riesgo acumulado de falso positivo era del 6%, mientras que el sobrediagnóstico (la detección de rumores que no se convertirán en un verdadero problema) se limitó al 2,8% de los diagnósticos de cáncer de mama en toda la población y del 8,9% de los cánceres detectados.
Tampoco los costes fueron excesivos. El precio anual del programa fue de 51,7 millones de euros en 2009, unos 56,65 euros por examen. Ajustando la inflación, el 'screening' de cáncer de mama costó unos 3,5 euros menos que en 1996.
Además, los programas fueron precisos, de alta sensibilidad (la proporción de resultados positivos correctamente identificados) y específicos (proporción de resultados negativos correctamente identificados). Hasta 2005, la sensibilidad fue del 74,3% para el inicial y del 67,6% para posteriores 'screening'. Por su parte, la sensibilidad fue del 99% y del 99,4%, respectivamente..
Para Fracheboud, los resultados del trabajo proporcionan "convincentes evidencias de que este programa contribuye a reducir la mortalidad por cáncer de mama que se ha observado en los últimos 20 años en Países Bajos y que perjuicios, como los falsos positivos o el sobrediagnóstico, eran bastante limitados".

fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada