Buscar en esta Enciclopedia

martes, 29 de mayo de 2012

Nuevas controversias sobre la THS y el riesgo de cáncer de mama


Varias semanas después de que un estudio sugiriera que las mujeres que toman terapia hormonal sustitutiva (THS) de estrógeno solo, para tratar los síntomas de la menopausia, podrían tener un riesgo más bajo de desarrollar cáncer de mama, otro estudio mucho más grande ha hallado que cuando se usa durante más de diez años, los regímenes con estrógeno solo en realidad aumentan el riesgo a largo plazo de cáncer de mama.
Los investigadores evaluaron los datos de seguimiento del Estudio de Salud de las Enfermeras, recolectados de 1980 a 2008. Las mujeres del estudio tenían de 30 a 55 años en 1976. En general, el riesgo de cáncer de mama fue 88% más elevado entre las mujeres que habían tomado estrógeno más progesterona durante de 10 a 14.9 años, en comparación con las que no. Este riesgo se duplicó y más entre las mujeres que usaron terapia de estrógeno más progesterona durante de 15 a 19.9 años.
Las mujeres que tratadas con terapia de estrógeno solo tras la menopausia tenían un riesgo 22% más elevado de cáncer de mama, si la habían usado de 10 a 14.9 años, y un riesgo 43% más elevado si la habían utilizado por más de 15 años.
No se observó ningún aumento en el riesgo de las mujeres que tomaron estrógeno por menos de 10 años. Las mujeres no tuvieron un mayor riesgo de morir por el cáncer de mama, mostró el estudio.
La THS cayó en desgracia después de que el estudio de Iniciativa de Salud de las Mujeres de Estados Unidos se detuviera precozmente en 2002, porque se mostró que la THS aumentaba el riesgo de accidentes cerebrovasculares y de cáncer de mama y ovario. Desde entonces, han surgido algunas sutilezas. Por ejemplo, el uso a corto plazo de la THS ahora se considera bastante seguro para algunas mujeres que tienen síntomas graves de menopausia. La terapia con estrógeno solo se reserva para las mujeres que se han sometido a una histerectomía. Las mujeres con el útero intacto que usan THS deben tomar la hormona progestina con estrógeno para prevenir el cáncer uterino.
"Para la terapia combinada, hay tantos datos sobre estos peligros que en realidad les decimos a las personas que, si deben tomarla para tratar los síntomas, solo han de hacerlo durante uno o dos años, como máximo", apuntó la autora del estudio, la Dra. Wendy Chen, del Brigham and Women's Hospital (Estados Unidos). "Con el estrógeno solo, hay más datos de seguridad para alguien que desee tomarlo por cinco o seis años".
La Dra. Chen ha presentado los resultados del estudio en la reunión anual de la American Association for Cancer Research, celebrada en Chicago.
Su consejo es que las mujeres piensen en por qué toman los complementos hormonales. "Si es por los sofocos, no duran para siempre", apuntó. Si el problema es sequedad vaginal, hay preparados hormonales vaginales. "No tendrá los efectos sistémicos que tendría si tomara una píldora", señaló.
Fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada