Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

lunes, 5 de noviembre de 2012

La TC se acerca a la mama con mucha menos radiación

PROCEDIMIENTO EN 3D

Una técnica que combina la tomografía computarizada (TC) con un nuevo algoritmo matemático obtiene imágenes con mayor detalle y menos radiación.

El equipo del Complejo de Radiación Sincrotrón Europeo (ESRF), en Grenoble (Francia), en la sala de control del Laboratorio de Investigación Médica: de izda. a dcha., Paola Coan (sentada), Alberto Bravin y Emmanuel Brun.


Un equipo multicéntrico compuesto por especialistas del Complejo de Radiación Sincrotrón Europeo, en Grenoble, de la Universidad Ludwing Maximilians, en Múnich, y de la Universidad de California en Los Ángeles, ha desarrollado un procedimiento de imágenes de rayos X en tres dimensiones para la mama con una radiación menor que las radiografías en dos dimensiones que se emplean en la práctica clínica diaria.
El nuevo método permite la producción de una TC en tres dimensiones con una resolución espacial dos o tres veces superior a la de los escáneres que se emplean de forma habitual, pero con una dosis de radiación 25 veces menor. Se trata de un gran hallazgo, puesto que la TC no se emplea de forma convencional en la mama por la alta radiosensibilidad que tiene el tejido glandular.
El método de cribado convencional que se emplea para detectar el cáncer de mama es la mamografía digital de doble proyección. La limitación es que sólo proporciona dos proyecciones del tejido de la mama, lo que puede explicar que entre el 10 y el 20 por ciento de los tumores de mama no sean detectables a través de la mamografía. Además, en ocasiones las mamografías muestran tejido aparentemente sano, cuando en realidad el cáncer ya está presente.
Riesgos altos
Sin embargo, la TC no se puede emplear de forma rutinaria porque el riesgo de los efectos a largo plazo en los órganos radiosensibles, como la mama, se considera demasiado alto.
Teniendo en cuenta estas limitaciones, se ha intentado ir en otra dirección para atenuar o mitigar esos efectos no deseados. Así, después del trabajo del grupo multicéntrico, cuyos resultados se publican en el último número de Proceedings of the National Academy of Sciences, la TC para la detección precoz del cáncer de mama puede ser posible gracias a la combinación de tres ingredientes: rayos X de alta energía, fase de imagen con contraste y un nuevo algoritmo matemático al que han denominado equally sloped tomography (EST). Con estos tres elementos se pueden reconstruir las imágenes de la TC con datos de rayos X.
Mejor visibilidad
De esta forma, los tejidos son más transparentes a los rayos X de alta energía y por lo tanto se deposita menos dosis de radiación.
Además, la fase de la imagen con contraste permite producir imágenes con menos rayos X y obtener la misma calidad, mientras que con el método EST, que lo han desarrollado en Los Ángeles, se necesitan cuatro veces menos radiación para obtener la misma calidad de imagen.
El citado grupo radió la mama desde múltiples ángulos con la tomografía en fase de contraste y aplicó el algoritmo a 512 imágenes producidas en alta resolución en tres dimensiones del órgano en un tiempo menor y con dosis inferiores que con la mamografía.
En una evaluación ciega, cinco radiólogos independientes de la Universidad Ludwing Maximilians, en Múnich, clasificó las imágenes generadas en función de la forma, el contraste y la calidad general y las comparó con imágenes de la mama en tres dimensiones obtenidas con métodos estándar.
Para Maximilian Reiser, de la citada universidad alemana, la nueva técnica abre las puertas al uso clínico de la TC en el diagnóstico de la mama, lo que puede ayudar a combatir el cáncer de mama en las primeras fases.
Hay que tener en cuenta que la tecnología empleada en el trabajo se encuentra en fase de investigación y no estará disponible en la práctica clínica diaria a corto plazo. Para que se pueda implantar se necesitan fuentes de rayos X lo suficientemente pequeñas como para que se puedan emplear como cribado en mama. "Aún queda mucho trabajo por hacer, pero estamos esperanzados".
La nueva técnica por tomografía reduce 25 veces la dosis de radiación
Cáncer frecuente
El de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España hay unos 18.000 nuevos casos al año y se estima que una de cada ocho mujeres lo sufrirá
Cribado
La mamografía digital de doble proyección, empleada normalmente en el cribado de mama, no detecta el 10-20% de los tumores
Detección precoz
La nueva técnica tridimensional podría plantear la introducción del uso clínico de la tomografía computarizada, adelantando el diagnóstico de los tumores mamarios
Nunca visto
Combina la fase de contraste de la tomografía con el nuevo algoritmo EST para lograr una calidad de imágenes en 3D que no se había visto antes
Detalle
El diseñador de la nueva técnica señala: "Permite ver hasta los pequeños detalles del tumor"


La nueva técnica por tomografía reduce 25 veces la dosis de radiación

Cáncer frecuente
El de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España hay unos 18.000 nuevos casos al año y se estima que una de cada ocho mujeres lo sufrirá
Cribado
La mamografía digital de doble proyección, empleada normalmente en el cribado de mama, no detecta el 10-20% de los tumores
Detección precoz
La nueva técnica tridimensional podría plantear la introducción del uso clínico de la tomografía computarizada, adelantando el diagnóstico de los tumores mamarios
Nunca visto
Combina la fase de contraste de la tomografía con el nuevo algoritmo EST para lograr una calidad de imágenes en 3D que no se había visto antes
Detalle
El diseñador de la nueva técnica señala: "Permite ver hasta los pequeños detalles del tumor"
 fuente: diario medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada