Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

lunes, 26 de noviembre de 2012

Tratamiento adyuvante del cáncer de mama de alto riesgo y ganglios axilares negativos


El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) está liderando una investigación en el tratamiento adyuvante de pacientes con cáncer de mama operado de alto riesgo sin afectación ganglionar. Después de más de cinco años de seguimiento, el estudio 'GEICAM/2003-02', presentado recientemente en el II Simposio de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y premiado a la mejor comunicación oral, ofrece un panorama terapéutico "esperanzador" en el manejo de este grupo de pacientes.
El objetivo del estudio, en el que han participado 1.920 pacientes, ha sido evaluar la mejoría clínica, en términos de supervivencia libre de enfermedad (SLE), con una nueva terapia adyuvante, después de la cirugía, basada en la adición de paclitaxel a la terapia convencional con 5-Fluorouracilo, doxorribicina, ciclofosfamida.
Asimismo, otro de los fines de este trabajo ha sido analizar la mejora en la toxicidad. "Además de reducir los efectos secundarios, sobre todo en términos de toxicidad cardiaca, las afectadas tratadas con el nuevo esquema terapéutico han experimentado una reducción de la tasa de recaída a cinco años en un tres por ciento frente al tratamiento convencional", ha explicado el presidente de GEICAM y principal autor del trabajo, Miguel Martín.
En concreto, según ha explicado el experto, la novedad de esta investigación radica en el perfil clínico de las pacientes objeto de análisis, ya que hasta hora "la literatura médica existente se ha centrado en el estudio de los tumores con afectación axilar y un alto riesgo de recaída".
Por otra parte, un segundo estudio, 'GEICAM/2006-14', ha evaluado la eficacia de una terapia biológica en combinación con quimioterapia en el tratamiento neoadyuvante del cáncer de mama HER-2 positivo. Concretamente, según ha explicado su máxima responsable, Ana Lluch, compara el tratamiento de dos terapias biológicas en combinación con quimioterapia estándar, epirubicina y ciclofosfamida, seguido de docetaxel y trastuzumab (ECD-DT) frente a epirubicina y ciclofosfamida seguido de docetaxel y lapatinib (EC-DL).
Este trabajo incluye 102 pacientes, de las cuales cincuenta fueron tratadas con el esquema EC-DT y las 52 restantes con el EC-DL. La tasa de respuesta completa patológica fue superior en las pacientes tratadas con trastuzumab (48%), en comparación con aquellas tratadas con lapatinib (24%). En cuanto al perfil de toxicidad --grado 3-4--, fue similar en ambos grupos a excepción de diarrea, siendo más frecuente en el segundo esquema terapéutico", aclara la doctora Lluch.
Por último, la participación del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama en la segunda edición del Simposio Nacional de SEOM ha concluido con otro trabajo que analiza de forma conjunta el marcador de proliferación Ki67 como factor predictivo de respuesta al tratamiento con quimioterapia neoadyuvante --antes de cirugía--, en cuatro estudios, el 'GEICAM/2006-03', el 'GEICAM/2006-14', el 'GEICAM/2003-03' y el 'GEICAM/2002-01'.
Este análisis conjunto, dirigido por el doctor Emilio Alba, vocal de la junta directiva del grupo, y en el que se han analizado los resultados de 230 pacientes, sugiere que las mujeres que tienen un nivel alto de Ki67, por encima del cincuenta por ciento, responden mejor a la quimioterapia antes de la cirugía que aquellas otras que expresan un índice de proliferación por debajo de cincuenta.
"El Ki67 es un método de determinación simple y de gran ayuda en el momento del diagnóstico para hacernos una idea acertada de cuál va a ser el pronóstico de la paciente a largo plazo y por lo tanto, saber qué mujeres se pueden beneficiar de este tratamiento de quimioterapia antes de la cirugía", ha zanjado Alba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada