Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

lunes, 5 de noviembre de 2012

MMP-1 reduce la necesidad de extirpación ganglionar en cáncer de mama

La metaloproteasa MMP-1 constituye un marcador para estimar el riesgo de afectación tumoral de los ganglios axilares en cáncer de mama, con lo que, de confirmarse en otros ensayos, puede eliminar la realización de linfadenectomías innecesarias.

Francisco Vizoso (a la dcha) con su equipo: Noemí Eiró, Belén Fernández-García y Luis Ovidio González.


Así lo ha explicado a DM, Francisco Vizoso, jefe de la Unidad de Investigación de la Fundación Hospital de Jove, en Gijón, cuyo equipo ha llevado a cabo un estudio, junto con la Universidad y Hospital de Santiago de Compostela y el Hospital Marqués de Valdecilla y el apoyo del Instituto de Salud Carlos III, que publica estos resultados enEuropean Journal of Cancer.
La investigación atribuye a la colagenasa intersticial MMP-1 como marcador de afectación de los ganglios axilares una sensibilidad y un valor predictivo negativo del 100 por cien en ambos casos. La determinación de esa proteína puede realizarse por inmunohistoquímica, con lo que resulta un procedimiento no invasivo.
  • La expresión de la metaloproteasa muestra una sensibilidad y valor predicitvo del 100 por cien, y una especificidad del 61,5 por ciento
La técnica del ganglio centinela se desarrolló con objeto de eliminar el riesgo de linfadenectomías innecesarias. "Si ese ganglio no muestra afectación tumoral, es muy improbable que el resto estén afectados y, por tanto, se evita la práctica de esa técnica quirúrgica. Pero, de acuerdo a los protocolos en vigor, cuando el ganglio centinela muestra células tumorales, se practica linfadenectomía completa", ha resaltado Vizoso.
Tras la práctica de este procedimiento se comprueba que entre un 50 por ciento y 68 por ciento de los casos el centinela es el único ganglio de la axila afectado por el tumor; "eso cuestiona la práctica de la linfadenectomía axilar en muchos casos de cáncer de mama, aún con ganglios centinela positivos para células tumorales". Varios grupos científicos trabajan en el diseño de herramientas que permitan identificar los casos de pacientes sin afectación tumoral de los ganglios no centinela de la axila con el objetivo de evitar los efectos adversos de una linfadenectomía axilar innecesaria.
El trabajo de Vizoso fue diseñado para identificar factores que, expresados o no por las células inflamatorias y/o tumorales de los ganglios centinela, pudieran predecir la afectación tumoral de los restantes ganglios de la axila (no centinela). Tras un primer análisis de la expresión de 10 factores en los ganglios axilares de 50 mujeres con cáncer de mama sometidas a linfadenectomía clásica, se comprobó que la expresión de MMP-1 por las células inflamatorias predecía significativamente la afectación tumoral de más de un ganglio.
Posteriormente, en un análisis sobre el ganglio centinela afectado proveniente de 105 mujeres con ganglio centinela afectado por células tumorales, se confirmó que de los 65 casos en los que existía la expresión de MMP-1 por las células inflamatorias del ganglio, 40 casos (61,5 por ciento) mostraron afectación tumoral en los ganglios no centinela. Además, en ninguno de los 40 casos sin esa expresión de la proteína existió afectación tumoral de los ganglios no centinela.
"En resumen, estos resultados indican que la prueba de la expresión de MMP-1 por las células inflamatorias del ganglio centinela afectado por tumor muestra una sensibilidad del 100 por cien, un valor predictivo negativo del 100 por cien y una especificidad del 61,5 por ciento para predecir el estado de afectación tumoral de los ganglios no centinela", sintetiza Vizoso, quien ha destacado que los resultados de este estudio pueden contribuir a evitar la extirpación innecesaria de los ganglios axilares en el cáncer de mama. 
Además, esos datos resaltan la importancia de las células inflamatorias en la fisiopatología tumoral y contribuyen a comprender mejor las claves del mecanismo hasta ahora no bien conocido de la progresión de las células tumorales a través del sistema linfático.

fuente: diario medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada