Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

jueves, 25 de octubre de 2012

La radiación diagnóstica torácica podría aumentar el riesgo de cáncer de mama


EN BRCA1 Ó BRCA2 POSITIVAS


Las mujeres portadoras de mutaciones en BRCA1 o BRCA2 que se han sometido a radiación torácica diagnóstica (mamografía, radiografía, TC...) antes de los 30 años tienen mayor riesgo de cáncer de mama que las que presentan esas mismas mutaciones genéticas pero no han estado expuestas a radiación. Así lo revela un estudio que se publica en British Medical Journal (BMJ).

Los autores del trabajo, dirigido por Flora van Leeuwen, del Instituto del Cáncer de Holanda, señalan que algunos estudios han sugerido que las mujeres con mutaciones en BRCA1/2 podrían tener mayor sensibilidad a la radiación porque estos genes están implicados en la reparación del daño en el ADN, que puede estar causado, precisamente, por la radiación.
Por lo tanto, los beneficios del cribado mamográfico en las portadoras más jóvenes serían menores que los riesgos.
El estudio que recoge BMJ examinó la cuestión en 1.993 mujeres. Todas ellas eran portadoras de alguna de las citadas alteraciones genéticas que confiere un mayor riesgo de cáncer de mama. El seguimiento se dio por finalizado con el primer diagnóstico de cáncer de mama.
Al 43 por ciento de ellas se les diagnosticó un cáncer de mama, el 48 por ciento se había sometido alguna vez a una radiografía y el 33 por ciento a una mamografía. La historia de exposición a radiación torácica entre los 20 y los 29 años incrementaba el riesgo de cáncer de mama en un 43 por ciento, cifra que ascendía al 62 por ciento cuando se había iniciado antes de los 20. Los autores señalan que sus resultados deben ser validados por estudios más amplios.
(British Medical Journal. DOI: 10.1136/bmj. e5660).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada