Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

lunes, 17 de marzo de 2014

'Body Jet' transforma las técnicas de reconstrucción mamaria

Body Jet
La tecnología Body Jet constituye uno de los últimos avances en los tratamientos de liposucción en cirugía plástica. Su indicación principal es la reconstrucción mamaria.
Consiste en un circuito cerrado de infiltración con anestesia local y permite extraer la grasa en el mismo momento. "Ya no hace falta una preinfiltración como en la liposucción convencional o tumescente, que no permite una modelación de los tejidos tan precisa", explica Alexander Amir Aslani, jefe del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva de los Hospitales Quirón de Marbella y Málaga, que llevan aplicando esta técnica desde el año 2009.
El especialista ha matizado que en la liposucción convencional se hace una infiltración de grandes volúmenes de anestesia local y agua en la zona y, mediante una cánula, se extrae tanto la grasa como este fluido, "pero no es un circuito cerrado que infiltra y succiona a la vez, por lo que no se puede ver exactamente, en ese momento, el resultado de la zona tratada, a diferencia de la técnica de Body Jet y láser que utilizamos en Quirón".
Body Jet ofrece, en opinión de Aslani, excelentes resultados en la lipotransferencia: extracción de grasa de una zona para hacer un injerto en otra zona. Las ventajas serían: mejores resultados con un riesgo mínimo, una modelación más exacta, menos tiempo de intervención y de recuperación y anestesia local.
Menor daño celular
El chorro de agua que se usa para separar la grasa hace menos daño a las células. "Esto quiere decir que podemos extraer, mediante este procedimiento, las células de grasa vivas, detalle muy importante para hacer la transferencia a otra parte del cuerpo".
"En los últimos años usamos transferencia de grasa con bastante éxito en mamas irradiadas y se ha convertido en la técnica estándar para defectos parciales de cáncer de mama con irradiación", concluye Aslani, cuyo equipo también la aplica en cicatrices retraídas.
fuente: diario medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada