Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

domingo, 5 de agosto de 2012

El cáncer de mama en mujeres jóvenes, una enfermedad biológicamente única


CON FRECUENCIA SON TUMORES AGRESIVOS

El cáncer de mama en mujeres jóvenes, una enfermedad biológicamente única

Un estudio presentado ayer en la IV Conferencia Impakt sobre cáncer de mama, celebrada en Bruselas, concluye que el cáncer de mama en mujeres jóvenes es una enfermedad biológicamente única que requiere estrategias de manejo personalizadas, según un estudio realizado por investigadores del Instituto Jules Bordet, en la citada ciudad belga.

El cáncer de mama en mujeres jóvenes es una enfermedad biológicamente única que requiere estrategias de manejo personalizadas, según un estudio presentado ayer por investigadores del Instituto Jules Bordet, en Bruselas (Bélgica), en la IV Conferencia Impakt sobre cáncer de mama, celebrada en la citada ciudad.
Los hallazgos tienen implicaciones terapéuticas potenciales importantes, porque el cáncer de mama en mujeres jóvenes es con frecuencia agresivo y se diagnostica en fase avanzada, lo que significa que el pronóstico para las pacientes suele ser malo.
Hatem A. Azim Jr., oncólogo del citado instituto, ha mostrado que el cáncer de mama en mujeres de 40 años o más jóvenes está "enriquecido" con tumores agresivos del tipo basal-like. Además, estas pacientes tienen un riesgo significativamente mayor de recidiva independientemente del estado, el grado histológico y de los subtipos moleculares y tratamiento recibido para el cáncer mamario.
Un análisis de subgrupo mostró una tendencia particularmente mala en las enfermas con tumores luminales, por ejemplo del tipo receptores estrogénicos positivos. "Realizamos otro análisis en 1.188 mujeres que no recibieron ninguna terapia sistémica y, de hecho, encontramos un mal resultado significativo en las mujeres jóvenes, tanto en los tumores luminales A como luminales B", ha afirmado Azim. Los cánceres luminal-A son RE+ y de bajo grado, mientras que los del tipo luminal-B son RE+ pero con frecuencia de alto grado.
  • Una firma genética de la vía de señalización molecular de la fosfoinositida-3-cinasa (PI3k) fue asociada con el cáncer de mama y la edad joven
Para dilucidar las posibles razones que están detrás del mal resultado en mujeres jóvenes, los autores del trabajo continuaron estudiando la expresión de una variedad de genes en mujeres con cáncer de mama para ver si se correlacionaban con la edad. Ajustaron sus hallazgos para tener en cuenta el tamaño del tumor en el momento del diagnóstico, si la enfermedad se había diseminado a los ganglios linfáticos y el subtipo molecular del cáncer de mama, además de otras variables.
Los científicos realizaron sus análisis en dos conjuntos de datos independientes, incluyendo 1.188 y 2.334 pacientes, y hallaron los mismos resultados en ambos casos."Lo que hemos observado es que, incluso tras ajustar estos parámetros, hay varios genes y firmas genéticas que están significativamente asociadas con la edad en las pacientes con cáncer de mama", ha explicado Azim.
"Algunos estaban altamente expresados en mujeres jóvenes -como las células madre, los progenitores luminales, el ligando RANK (Rankl) y c-kit- mientras que otros estaban desregulados, tales como genes relacionados con muerte celular programada".
Los análisis genómicos también identificaron un número de vías de señalización en estos cánceres de mama de mujeres jóvenes que podrían ser dianas potenciales de tratamiento.
Por ejemplo, una firma genética de la vía de señalización molecular de la fosfoinositida-3-cinasa (PI3k) fue asociada con la edad joven. "PI3k es buen objetivo en el cáncer de mama y quizás estos resultados fomenten la investigación de este papel en el cáncer de mama en jóvenes", ha dicho Azim.
'Rankl' está expresado
Los científicos también han hallado que un gen llamado Rankl está altamente expresado en mujeres jóvenes con cáncer de mama. Rankl es conocido por jugar un papel vital en la diseminación del cáncer a los huesos, y datos preclínicos emergentes han mostrado que este gen parece tener un efecto antitumoral aparte de su papel en la metástasis ósea. En este sentido, los investigadores del Instituto Jules Bordet están planeando un ensayo clínico en el que pacientes con cáncer de mama premenopáusico recibirán dos inyecciones de un fármaco denominado denosumab, que es inhibidor del ligando Rank, una semana antes de la cirugía.

BUENA RESPUESTA CON LKB1

Otro de los estudios presentados en la IV Conferencia Impakt sobre cáncer de mama, en Bruselas, constituye un análisis que podría ayudar a los médicos a identificar a los pacientes que se beneficiarán de la terapia con el fármaco inmunosupresor everolimus. En concreto, el trabajo, que ha sido realizado por un grupo de investigadores franceses coordinados por Thomas Bachelot, del Centro Leon Berard, en Lyon, ha ayudado a detectar cuáles son las características biológicas del tumor primario del paciente que podrían identificar aquéllos para los que el fármaco podría ser más eficaz. "Es importante, ya que everolimus es bastante tóxico. Hallamos que la baja expresión de una proteína que normalmente bloquea la activación de mTOR, LKB1, fue asociada con una buena respuesta a everolimus, mientras que los pacientes con niveles normales de esta proteína no tuvieron la misma buena respuesta. Esos resultados necesitan ser validados sobre una cohorte de pacientes independiente y más grande antes de cualquier conclusión definitiva". Los investigadores esperan que se haga próximamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada