Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

viernes, 11 de enero de 2013

Fármacos contra el cáncer HER2 positivo pueden ser eficaces para tumores HER2 negativos (Cancer Discov)


Algunas mujeres con el cáncer subtipo HER2 negativo pueden beneficiarse de fármacos contra el cáncer HER2 positivo, a pesar de que las pruebas estándar no indiquen que son candidatas a estos medicamentos, según concluyen estudios de secuenciación del ADN realizados por investigadores de la Washington University School of Medicine, ede San Luis (Estados Unidos), cuyos resultados se han presentado en el San Antonio Breast Cancer.
"Estas pacientes en la actualidad no van a recibir un medicamento HER2 objetivo porque no tenemos ninguna manera de identificarlos. Y podemos predecir que van a tener una forma más agresiva de cáncer de mama", explica Ron Bose, del Cáncer Siteman del Barnes-Jewish Hospital (Estados Unidos).
Hoy en día, un tipo de cáncer de mama conocido como HER2 positivo se trata con fármacos que inhiben la función de la proteína HER2, pero las pacientes, para ser clasificadas como HER2 positivas, deben tener más de las dos copias normales del gen HER2. Un exceso de HER2 hace crecer las unidades del tumor, llegando incluso algunas pacientes HER2 positivas a tener hasta 20 copias del gen, explican los investigadores.
Los médicos realizan pruebas para este gen de "amplificación" en todas las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama y debe estar presente para que una mujer reciba drogas anti HER2. Pero en lugar de múltiples copias del gen produciendo demasiada HER2, algunas pacientes, consideradas HER2 negativas según las pruebas estándar, pueden tener errores en tan sólo unas pocas "letras" del ADN de sus dos copias de genes que dan lugar a un exceso de actividad de la proteína.
Bose y su equipo estiman que estas mutaciones no detectadas de HER2, en lugar de la amplificación de HER2, pueden conducir al crecimiento del tumor en entre el 1,5% y el 2% de todas las pacientes con cáncer de mama, según su investigación, que se publica en la revista “Cancer Discovery”.
Dirigido por Matthew J. Ellis, de la Universidad de Washington (Estados Unidos), el equipo de investigación analizó datos de ocho estudios de secuenciación de ADN, que en conjunto incluyeron a unas 1.500 pacientes. Dos de los estudios de secuenciación se llevaron a cabo por el Instituto del Genoma en la Universidad Washington, en colaboración con la coautora del estudio y codirectora del Instituto del Genoma, Elaine R. Mardis.
De los 1.500 pacientes, 25 tenían mutaciones HER2 sin amplificación génica, sin que todas las mutaciones parezcan tener el mismo efecto. Después de analizar 13 de las mutaciones, se detectaron siete que impulsan el crecimiento del cáncer y en los análisis de laboratorio, la mayoría de estas mutaciones respondieron bien a fármacos anti HER2.
Bose advierte que algunas mutaciones resultaron ser "silenciosas", es decir, que no impulsarán el crecimiento del tumor y probablemente no responderán a los fármacos anti HER2.
Los resultados del estudio han conducido directamente a la puesta en marcha de un ensayo clínico de fase II para probar si las pacientes con mutaciones de HER2 (mutaciones pero no su ampliación) se beneficiarán de los fármacos anti HER2. El ensayo incluyó a pacientes con cáncer de mama en estadio IV clasificados como HER2 negativo, cuyos genes HER2 se secuenciaron para buscar mutaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada