Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

sábado, 8 de junio de 2013

Diez años de tamoxifeno mejor que cinco para reducir recurrencia y mortalidad en cáncer de mama

Richard Gray
La terapia con tamoxifeno durante diez años, en comparación a no tamoxifeno, reduce un tercio la mortalidad por cáncer de mama durante la primera década y hasta el 50 por ciento durante la segunda década, según las conclusiones de un estudio llevado a cabo en el Reino Unido y que acaba de presentarse en el Congreso Americano de Oncología Médica que se celebra en Chicago (ASCO2013).

Se trata del Estudio aTTom, que tiene como homólogo internacional al Estudio ATLAS, en el que se han randomizado 20.000 mujeres con tratamiento de entre 10 y 5 años con tamoxifeno y se ha hecho un seguimiento de al menos 15 años porque se requiere como mínimo una década para ver los beneficios de prolongar el tratamiento.
Richard Gray, Profesor de Estadística Médica en la Universidad de Oxford, recalca que el estudio británico confirma los recientes hallazgos del ensayo ATLAS sobre los beneficios de extender el tratamiento con tamoxifeno, especialmente a mujeres premenopáusicas con cáncer de mama con receptor hormonal positivo, sobre todo para las que tienen más riesgo de recurrencia.
El profesor Gray recuerda que hay efectos secundarios serios del tamoxifeno, como el aumento de riesgo cáncer de endometrio, trombos sanguíneos e infarto. En estos dos últimos no hay grandes diferencias entre los grupos de mujeres estudiadas según el tiempo de administración del tamoxifeno, pero sí se ha visto un incremento en el riesgo de cáncer de endometrio.
Sin embargo, el investigador recalca que los beneficios del tamoxifeno durante diez años supera a los riesgos. "Teniendo en cuenta que es un cáncer que puede detectarse precozmente y que es generalmente curable, creemos que por cada muerte que pueda atribuirse a los efectos secundarios del tratamiento, se previenen unas 30 muertes por cáncer de mama".
El próximo paso es hacer el seguimiento de las mujeres participantes en ambos estudios durante cinco años más, para comprobar si podría haber beneficios añadidos. También se quiere determinar si existen subgrupos de mujeres que se beneficien especialmente de esta prolongación, y hay algunos ensayos en marcha para comprar igualmente el uso a 5 y 10 años de los inhibidores de la aromatasa, para comprobar si alargar esta terapia llevaría a beneficios similares al tamoxifeno.

Fuente: diario medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada