Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

domingo, 23 de junio de 2013

Nuevo agente quimioterápico para cánceres de mama y ovario

Un estudio internacional, liderado por Óscar Fernández-Capetillo en el que han participado investigadores del Grupo de Inestabilidad Genómica del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) e investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, describe las bases moleculares de las resistencias a un nuevo agente quimioterápico en cánceres de mama y ovario.
Teniendo en cuenta que entre un 5 por ciento y un 10 por ciento de los cánceres de mama y ovario se deben a causas heredadas de los progenitores en genes como BRCA1 o BRCA2, y que las pacientes con inhibidores de PARP, han mostrado resultados esperanzadores, los investigadores han hallado las causas que explican por qué tumores con mutaciones en BRCA1 o BRCA2 dejan de responder a los fármacos inhibidores de PARP.
El hallazgo se convierte en una nueva vía de tratamiento personalizado y alternativo a la terápia estándar.
Según los investigadores, el problema surge cuando los tumores, además de tener mutaciones en BRCA1 y BRCA2, presentan también mutaciones secundarias en otras proteínas, como 53BP1 o PTIP. En estos casos las mutaciones se compensan entre sí, las células tumorales recuperan la capacidad de reparar su ADN y el fármaco deja de ser efectiva.
Al comparar los tratamientos, los expertos observaron que el tratamiento estándar con cisplatino era más eficiente que la terapia personalizada en aquellos tumores con mutaciones en BRCA1 o BRCA2, y que también presentaban mutaciones en 53BP1 o PTIP.
Para mejorar los tratamientos de este tipo de cánceres, según los resultados del estudio, habría que buscar marcadores de sensibilidad a nuevos fármacos y marcadores secundarios que confiernen resistencias.

Fuente: diario medico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada