Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

miércoles, 9 de noviembre de 2011

EN LA MUJER ES COMÚN EL TEMOR A PADECER DE CÁNCER DE SENO

Desde la antigüedad, las mujeres siempre han tenido temores ginecológicos. Ha sido así, independientemente de su cultura, su condición económica, raza, estatura, color de piel y nivel educativo.

Uno de los “cucos” más temidos por las mujeres es desarrollar un cáncer de mamas o en el cuello uterino. José A. Vargas Cuello, ginecólogo obstetra, confirma que en el ámbito ginecológico no existe miedo semejante al cáncer, ya que cualquier dolor que una paciente padezca en sus órganos genitales le hace pensar lo peor, “porque hay infecciones que son muy aparatosas”, aclara.

La primera menstruación marca la etapa reproductiva en la mujer. Si produce un dolor intenso y otros síntomas, científicamente se denomina dismenorrea espasmódica. La regla, como también se le denomina, puede provocar dolor abdominal, náuseas, calambres, vómitos, diarrea o estreñimiento y en grado secundario, causa depresión e incapacidad.

El factor genético juega un papel muy importante. Hijas de madres que padecen de dismenorrea espasmódica serán más propensas a desarrollar esas entidades dolorosas, y en algunos casos requieren la intervención de un psiquiatra. Creencias populares sugieren parir para que los síntomas disminuyan y el dolor desaparezca, a lo cual el especialista de la obstetricia responde negativamente.

Vargas Cuello asegura que la mayoría de los casos de visitas al consultorio se derivan de síndrome premenstrual e infecciones vaginales. Las enfermedades pélvicas inflamatorias son causadas por bacterias de clamidia y gonococo, que inflaman las trompas del útero, informó el especialista.

El médico expreso que la mayoría de infecciones en mujeres son provocadas por ellas mismas, al cultivar inadecuadas prácticas de higiene íntima. Opina que por ningún motivo se puede hacer lavado interno. “La flora de la vagina está compuesta por hongos y bacterias que están ahí para defender”, aseguró.

Las infecciones de transmisión sexual están atribuidas sobre todo a la falta de cuidado e inmadurez por parte de la pareja.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR RIESGOS
Se debe ir a consulta ginecológica desde la menarca (primera menstruación).

Visitar al médico una vez tenga su primera relación sexual.

Evaluarse periódicamente, incluidos examen de mama, y papanicolau.

Pacientes que tengan antecedentes familiares de cáncer de mama o uterino deben hacer una visita de seguimiento debido al factor genético.

Mejorar la higiene íntima, usar jabones específicos para lavado exterior que tengan como función mantener el PH de la vagina.

No usar óvulos, cremas vaginales ni antibióticos que no sean indicados por el especialista.

Iniciada o no la actividad sexual, es recomendable que a partir de la adolescencia, a varones y muchachas, le sea administrada la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano. +01 +02 +03 +04 +05 +06 +07



fuente: listin diario

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada