Buscar en esta Enciclopedia

miércoles, 2 de marzo de 2011

"El futuro se presenta esperanzador"


Francisco Vicente, jefe de la Unidad Mamaria del Área de Cirugía del Complejo Hospitalario, afirma que los tratamientos están dando resultados "espectaculares"


Francisco Vicente García, jefe de la Unidad de Patología Mamaria del Área de Cirugía del Complejo Hospitalario Navarra, trata cada año a muchas de las 270 mujeres que se diagnostican anualmente de cáncer de mama en Navarra. Vicente reconoce que se ha avanzado, que los tratamientos dan buenos resultados y que aún "queda mucho por ver". En cualquier caso, insiste, la clave para la curación está en el diagnóstico precoz. El tumor de mama es el más frecuente entre las mujeres.
De hecho, tres de cada diez afectadas por el cáncer padecen este tumor.
¿Qué es el cáncer de mama?
Es un tumor maligno que se produce por un crecimiento desordenado de las células que forman parte de la glándula mamaria.
¿Qué tipos existen?
Hay dos; el carcinoma in situ, que tiene un pronóstico de curación excelente; y el infiltrante, cuyo pronóstico depende del momento en que se haya diagnosticado. El tumor in situ es el que todavía no ha empezado a infiltrar las estructuras vecinas de las zona en la que se origina; mientras que el infiltrante ya lo ha hecho. A mis pacientes se lo explico de una forma muy gráfica y sencilla: el tumor in situ es como un guisante dentro de una vaina; y el infiltrante es el que ha germinado y ha echado raíces.
Entonces, ¿el infiltrante es peor?
Es de peor pronóstico que el in situpero depende de muchos factores: tamaño, momento del diagnóstico afectación ganglionar...
La auto exploración mamaria, ¿es útil a veces o no sirve?
Puede tener su valor. Es un hábito útil pero realmente es mucho más eficaz acudir al programa de detección precoz. Con la auto exploración sólo se pueden palpar tumores que ya han adquirido un tamaño suficiente pero a veces el cáncer no se ve, no es palpable.
Los programas de detección precoz van dirigidos a mujeres mayores de 45 años ¿Qué deben hacer las más jóvenes?
Acudir a sus revisiones habituales ginecológicas donde también se les explora el pecho. También se recomienda autoexplorarse y si detectan algún nódulo, que seguramente será benigno, consultar a su médico. A partir de los 45 años es cuando más rinde este programa pero en las pacientes de riesgo se inicia antes
¿Cuáles son los factores de riesgo para sufrir este cáncer?
Hay muchos factores. Uno de ellos es el hereditario. Pero no hay que pensar que todas las mujeres que han tenido una madre o una abuela con cáncer de mama van a padecerlo también. Del total de tumores, sólo entre el 5% y el 10% son hereditarios.
¿Cada cuánto tiempo se practican las mamografías?
En las mujeres sin riesgo, cada dos años. En las pacientes con un factor de riesgo mayor, cada año. Y en las que han sido operadas y radiadas, también cada año.
En los últimos años han evolucionado los tratamientos y ahora ya no se quita siempre el pecho.
Los tratamientos de oncología y radioterapia están dando unos resultados espectaculares y aún nos queda mucho por ver. Antes, se quitaba el pecho (mastectomía) en la mayoría de los casos. La cirugía siempre está indicada pero un porcentaje elevado conservan el pecho con un tratamiento de radioterapia para bajar el riesgo de recaídas. La quimioterapia se utiliza en algunos casos, si hay afección ganglionar, diseminación...
Se puede enviar un mensaje esperanzador...
Queda mucho por avanzar, así que el futuro se presenta esperanzador. El porcentaje de curación es elevado. En parte, por el diagnóstico precoz. Y la supervivencia depende de los estadios en que se encuentre la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada