Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

miércoles, 30 de marzo de 2011

Reconstruye IMSS senos a pacientes que superaron cáncer de mama

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece la posibilidad de la cirugía plástica y reconstructiva de senos a las mujeres que sufrieron amputación o deformación después del tratamiento contra el cáncer de mama.

En la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del IMSS en Ciudad Obregón, Sonora, se realizan estas cirugías para las pacientes de los estados de Sonora, Baja California, Sinaloa y Baja California Sur.

El jefe del servicio de cirugía plástica y reconstructiva del IMSS, Arturo López Mata, explicó que hace 10 años se realizó en la UMAE la primera cirugía de este tipo, pero en los últimos tres años aumentó a un promedio de 10 procedimientos por año.

“Desde el momento que a una persona le dicen usted tiene cáncer de mama, en ese momento cambia la vida de esa persona, es un trastorno social, sicológico, familiar, y dejan olvidada la reconstrucción”, expuso.

Sin embargo, en el IMSS, los especialistas están para una seguridad y una nueva forma al seno de la paciente, para que con ello la autoestima mejore, destacó.

Por su parte, el cirujano plástico del IMSS, Aneudi Rendón Moreno, explicó que el tipo de reconstrucción dependerá del tipo de tratamiento o cirugía que haya requerido la mujer para terminar con su cáncer de mama.

Los procedimientos curativos que requieren de quitar sólo un segmento de la mama, se conocen como cuadratectomías, que son la forma más sencilla de un tratamiento quirúrgico o en casos más agresivos, la mastectomía, que retira todo el tejido mamario.

Existen varias opciones de reconstrucción, dijo, porque después del cáncer de mama no termina todo, es necesario que las mujeres conozcan que hay tratamientos para tener la mama lo más parecida en forma y textura a la que fue operada debido al cáncer.

Una de las técnicas más comunes es la reconstrucción total mediante expansores, que consiste en colocar una pequeña bolsa donde se encontraba la mama para hacer crecer la piel y cuando se tiene el tamaño deseado se coloca un implante mamario.

Otra de las técnicas es conocida como “colgajo”, que permite tomar parte del tejido abdominal o de espalda para transferirlo a la mama y lograr darle el mismo tamaño y forma que tenía antes del tratamiento.

En general, todas las pacientes se pueden reconstruir, pero a quienes no se opera son las que tienen mayor riesgo de una cirugía por cuestiones hemodinámicos, donde el corazón puede tener alteraciones por lo que no soportaría una cirugía, aclaró.

Los cirujanos del IMSS invitaron a las mujeres que han sufrido de cáncer de mama a que consulten a su médico oncólogo para que determine, mediante un protocolo, si es posible que puedan ser sometidas a una cirugía reconstructiva.

fuente: cronica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada