Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

domingo, 7 de agosto de 2011

Darle el seno a tí también te beneficia

Si estás pensando no amamantar a tu recién nacido por temor a que tus senos se desfiguren y se caigan debes ir desterrando esas ideas pasadas de moda.

El darle el seno a un bebé no solo es la manera perfecta de alimentar su cuerpo y su alma, sino que también tiene beneficios para ti. Según el colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, el amamantamiento extendido reduce el riesgo del cáncer ovárico y del cáncer de pecho.

Los nuevos estudios también han encontrado que las mujeres que amamantan enfrentan un riesgo más bajo de la diabetes.

Inmediatamente después del parto, el amamantamiento acelera la recuperación reduciendo la cantidad de sangrado y haciendo el útero contraerse más rápidamente de nuevo a su tamaño normal. Pero eso no es todo, la fabricación de la leche quema hasta 500 calorías adicionales al día, así que las madres que amamantan consiguen deshacerse del peso adicional del embarazo.

Expertos dicen que la lactancia también parece tener un efecto calmante en la madre, pues cada vez que ella lo alimenta consigue una subida en la oxitocina.

En cuanto a la criatura, la doctora Patricia Pacheco, subdirectora técnica de la maternidad Enrique C. Sotomayor, explica que la lactancia materna es útil para un importante desarrollo y crecimiento del niño.

“Los beneficios son muchos, incluyendo un adecuado desarrollo cerebral y ventajas nutricionales, el niño es menos propenso a enfermedades intestinales, respiratorias, pero la relación psicoafectiva entre madre e hijo es la más importante durante la lactancia materna, que debe ser el único alimento durante los seis primeros meses de vida”, dice la experta.


Un estudio internacional demostró la semana pasada que los bebés que toman exclusivamente leche materna durante seis meses o más son menos propensos a desarrollar síntomas de alergia y asma durante la niñez temprana.

fuente: el universo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada