Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

miércoles, 9 de febrero de 2011

El uso precoz del THS aumenta el riesgo de cáncer de mama (J Natl Cancer Ins)

Investigadores de la University of Oxford, Reino Unido, aseguran que las mujeres que comienzan a recibir tratamiento hormonal sustitutivo (THS) al inicio de la menopausia tienen más riesgo de desarrollar cáncer de mama, en comparación con aquellas que son tratadas más adelante, según los resultados de un estudio que publica el "Journal of the National Cancer Institute".

Según esta investigación, en la que han participado más de un millón de mujeres británicas, aquellas que esperaban al menos cinco años para iniciar este tratamiento corrían un riesgo leve o nulo de desarrollar cáncer de mama. En cambio, quienes empezaban al inicio de la menopausia presentaban un 43% más de riesgo.

"En este estudio se ha observado un mayor riesgo de cáncer de mama en función del inicio de la terapia hormonal", ha destacado la Dra. Valerie Beral, una de las autoras del estudio. Además, añade, "este patrón de riesgo se observó con diferentes tipos de terapia hormonal, entre las mujeres que la usaban durante períodos concretos o más largos y también en las mujeres delgadas y aquellas con sobrepeso u obesidad".

Los resultados son similares a los que mostró el Women's Health Initiative realizado en Estados Unidos, que reveló que las mujeres que tomaban THS en la menopausia corrían un 41% más riesgo de desarrollar cáncer mamario que aquellas que esperaban.

Sin embargo, los autores de este estudio llaman la atención de que "sucede lo contrario" en el caso de las enfermedades cardíacas, ya que quienes empiezan antes corren menos riesgo que aquellas que esperan para iniciar la terapia hormonal. Antes de 2002, los médicos recetaban ampliamente tratamientos hormonales sustitutivos para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y osteoporosis en mujeres, dos condiciones que aumentan drásticamente durante la menopausia.

Sin embargo, estos y otros estudios han cambiado de parecer a la profesión médica, como demuestran las estadísticas de consumo de estos fármacos. Mientras que en 2001 utilizaban alguno de estos fármacos más de 16 millones de mujeres en Estados Unidos, en 2009 sólo las recibían unos 6 millones.


fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada