Buscar en esta Enciclopedia

miércoles, 9 de febrero de 2011

Una correcta información es clave para la reconstrucción mamaria tras una mastectomía

El cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres de todo el mundo y es importante que todos los agentes implicados en el abordaje y tratamiento de esta enfermedad, y sobre todo las propias pacientes, cuenten con la mayor información posible al respecto. En este sentido, y con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) quiere mostrar su apoyo a las afectadas, así como ofrecer sus conocimientos sobre las diferentes opciones de reconstrucción mamaria posmastectomía.

“El 80% de las mujeres mastectomizadas se reconstruye la mama si recibe una correcta y completa información”, asegura el Dr. Jaume Masià, presidente de la SECPRE. “Aun así, -añade el experto- en España solo entre el 15 y el 18% de las pacientes se somete a esta intervención. A pesar de que, poco a poco, el índice de reconstrucciones está creciendo, seguimos lejos de situarnos entre el 20-25% esperado y que otros países cumplen”.

Esto es debido, en la mayoría de los casos, a la falta de información y la escasez de servicios de Cirugía Plástica en la sanidad pública. “Por ello, el primer paso que debe dar una paciente con este problema es consultar con un cirujano plástico titulado, que forme parte de una unidad integral de patología mamaria para que le informe de las distintas opciones que existen, y le ayude a tomar la decisión correcta”, comenta el experto.

Así, los especialistas defienden que la influencia que tiene la reconstrucción mamaria en las pacientes es claramente positiva, porque les ayuda en su recuperación psicológica, y no interrumpe el tratamiento y seguimiento posteriores. Según han demostrado varios estudios, este procedimiento mejora la autoestima de la mujer, le da más fuerzas para afrontar la enfermedad, y reduce el riesgo de padecer ansiedad y depresión ante la enfermedad.

Uno de los objetivos que más firmemente se ha marcado la nueva Junta Directiva de la SECPRE, es la de situarse al lado de la paciente con el fin de que esta reciba el mejor tratamiento posible. Según explica su presidente, “tenemos varias metas que queremos alcanzar a la largo de los próximos dos años, y entre ellas se encuentra mejorar el servicio que se le presta a las mujeres que han sufrido una mastectomía”. “Por ello –continúa- se llevará a cabo un estudio sobre la situación actual de las unidades de reconstrucción mamaria existentes en nuestro país, las técnicas que se utilizan, los medios con los que cuentan, etc.”.

La SECPRE sostiene que las pacientes no están realmente curadas si no se ofrece un tratamiento integral del cáncer de mama, el cual incluye la reconstrucción mamaria inmediata, en los casos en los que se puede hacer. En este sentido, son muy pocas las razones para no indicársela a una mujer que requiere una mastectomía. Aunque está claro que la última palabra la tiene la paciente, lo que se debe evitar es que no tenga la posibilidad de acceder a esta opción, y a partir de ahí, poder decidir libremente. Por ello, insisten en la importancia del papel del cirujano plástico, profesional que ha estado vinculado a los avances de las patologías mamarias desde siempre. “No solo ayudamos a paliar las consecuencias de una mastectomía, sino que, gracias a las múltiples técnicas con las que contamos actualmente, podemos formar parte activa de su tratamiento desde el inicio, y participar en la mayoría de las tomas de decisiones”, concluye el Dr. Masià.


fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada