Buscar en esta Enciclopedia

domingo, 3 de julio de 2011

Ensayan un fármaco contra el cáncer de mama


Zaragoza, ESPAÑA.


Participa en un estudio internacional de un tratamiento con un 65% de éxito.




El Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza ha participado en una investigación internacional sobre un nuevo tratamiento para el cáncer de mama, que podría estar disponible en pocos años, incluso meses. Por el momento, el fármaco ensayado como prevención en mujeres con riesgo de padecer la enfermedad ha mostrado un 65% de eficacia.

El estudio internacional, que recibe el nombre de MAP 3, ha contado con voluntarias de Estados Unidos, Francia y Canadá, además de España. En total, han sido 4.560 las mujeres que han participado en la prueba, de las cuales 432 eran españolas y nueve, aragonesas. Según explicaba la doctora Raquel Andrés, investigadora principal que ha coordinado el proyecto en Zaragoza, el perfil que se buscaba eran mujeres posmenopáusicas o con antecedentes familiares.

HORMONAL "El cáncer de mama que combatimos es el que depende de las hormonas, que es el más común de entre las distintas variantes, con más del 50% de los casos", según explicaba la doctora. "Los fármacos utilizados como prevención hasta ahora intentaban que los estrógenos no se fijasen a las células cancerígenas y fomentaran su crecimiento. Pero este tipo de terapias solo se mostraban eficaces en la mitad de los casos", detallaba.

Este nuevo tratamiento está basado en el exemestano, un inhibidor de la aromatasa, una encima que produce estrógenos. Es decir, en lugar de impedir que estos actúen, se trata de que el organismo de la muer ni siquiera los genere, cortar el problema de raíz.

"Este nuevo enfoque se ha probado muy eficaz. En la mitad de las pacientes que lo han tomado se ha comprobado un 65% de éxito a la hora de impedir el desarrollo de tumores", explicaba Andrés.

La otra mitad de las mujeres tomaron un placebo, inocuo, algo común en este tipo de estudios. Se trata de asegurar que las estadísticas obtenidas no son fruto de otros factores externos, sino únicamente del medicamento probado en el estudio.

El otro gran éxito del fármaco ha sido su aceptación, ya que los efectos secundarios rara vez han ido más allá de las complicaciones propias de la menopausia. "Como mucho se han producido los sofocos o el dolor articular propios de esta edad. Ni siquiera se ha comprobado un aumento del índice de fracturas o infartos, como con otros tratamientos. No se ha dado ni un caso".


fuente: periodico de aragon

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada