Buscar en esta Enciclopedia

miércoles, 13 de abril de 2011

La reconstrucción mamaria inmediata tras la mastectomía sólo aporta ventajas para las pacientes

ENTREVISTA: Dr. Jaume Masia, Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)

El cáncer de mama tiene una gran incidencia y repercusión social. Sin embargo, los cirujanos plásticos advierten que la mayoría de las mujeres que han sufrido la extirpación de la mama a causa de esta enfermedad, no se realiza una reconstrucción mamaria tras la mastectomía debido a la falta de información al respecto. Hablamos con el doctor Jaume Masia, Director del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, y Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), sobre las posibilidades que ofrece la cirugía plástica y reparadora a estas pacientes.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) afirma que menos del 20% de las mujeres mastectomizadas en España se someten a una cirugía para la reconstrucción de la mama, y que este porcentaje se incrementaría significativamente si las pacientes recibieran la información adecuada, ¿a qué se debe esta desinformación?, ¿a quién puede acudir la paciente para informarse?

El primer gran paso que debe darse pasa porque todas las Unidades de mama de los hospitales tengan integrado un equipo de Cirugía Plástica.

Otro punto de desinformación se debe a que la especialidad de Cirugía Plástica sigue estando ausente en la mayoría de las facultades de Medicina del estado español. Por lo tanto, si la desinformación parte de los propios médicos, estos no podrán transmitir la información a la paciente.

Las pacientes pueden informarse a través de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), mediante todos sus canales de información, a través de las asociaciones de pacientes afectadas por cáncer de mama, así como gracias a la difusión de este tema en webs especializadas y libros de divulgación científica.

¿Hay algunos casos en los que no se pueda realizar la cirugía reconstructiva, o solo es cuestión de elegir la técnica adecuada para cada paciente?

Hoy en día, si la paciente acude a un cirujano con experiencia y formación es posible afirmar, casi de forma absoluta, que podemos hacer una reconstrucción mamaria en, prácticamente, el 100% de los casos.

¿Puede explicar brevemente las técnicas que se emplean para la reconstrucción de la mama, y cuáles son los motivos que indican la conveniencia de emplear una u otra?

Las técnicas son múltiples y se dividen en dos grandes grupos: las que utilizan implantes y las que utilizan el propio tejido de la paciente. Las primeras están desaconsejadas cuando la paciente ha estado sometida a radioterapia; además, presentan las limitaciones propias de los implantes, como son: la durabilidad limitada (deben ser reemplazados a lo largo de los años) y, por otro lado, que no evolucionan de manera coordinada con los cambios físicos que experimenta la mujer con el paso del tiempo. La ventaja está en que se trata de técnicas más sencillas.

Respecto a la segunda opción, esta se basa en aprovechar únicamente la piel y la grasa del abdomen. La ventaja que ofrecen estas técnicas es que, en este caso, sí se produce una evolución armónica con el cuerpo de la paciente y, por lo tanto, permite una reconstrucción definitiva. El inconveniente que entrañan es que requieren una intervención quirúrgica más larga y una formación más específica.

¿Es habitual que se realice cirugía plástica también en la mama sana para conseguir simetría entre ambas?

Sí, puesto que se tiende a conseguir unas mamas simétricas, en caso de que la mama contralateral esté caída o aumentada de volumen.

El año pasado se realizó una cirugía pionera en la que se reconstruyeron las dos mamas de una paciente, empleando para ello células madre adultas procedentes del tejido graso de la paciente. ¿Cuáles son las ventajas de esta nueva técnica frente a las empleadas hasta el momento?

En primer lugar es importante saber qué se puede conseguir con la técnica del injerto graso mediante células madre. Hoy en día no se puede conseguir una reconstrucción mamaria total únicamente mediante este injerto. La cirugía del injerto graso sirve para corregir defectos pequeños de la mama, pero aún no consigue reconstruir una mama tras mastectomía. Se aplica para las cirugías parciales de mama, o como complemento de otras técnicas.

En ocasiones, la cirugía reconstructiva se realiza inmediatamente después de la mastectomía, ¿qué ventajas e inconvenientes puede representar esta práctica?

La reconstrucción mamaria inmediata sólo aporta ventajas para las pacientes porque, en primer lugar, evita pasar por el trauma de la amputación y porque, además, se puede aprovechar y tener un mejor rendimiento quirúrgico ya que evitamos toda la fase de cicatrización de la mastectomía.

Inconvenientes: en casos en los que la paciente se tenga que irradiar, y si elegimos una reconstrucción con implantes, el resultado final se puede alterar. Por tanto, estaría desaconsejada la reconstrucción mamaria inmediata con implantes en pacientes que se tienen que irradiar.

¿Qué complicaciones o efectos secundarios puede ocasionar la cirugía reconstructiva?

Si se utilizan las técnicas adecuadas, es decir, las técnicas que no sacrifican musculatura, las complicaciones o efectos secundarios son mínimos, únicamente una cicatriz en la zona donante que, por otra parte, suele disimularse muy bien con los pliegues naturales de la piel.

¿Qué medidas se deben tomar para un correcto seguimiento post-operatorio de estas pacientes?

La paciente debe seguir las indicaciones de su cirujano plástico, llevar una alimentación sana y equilibrada, y darse el tiempo de recuperación necesario para cada cirugía.

¿Cubre la Seguridad Social el coste íntegro de la cirugía reconstructiva? En caso afirmativo, ¿puede la paciente, siempre que no exista indicación médica en contrario, elegir la técnica con la que quiere ser operada?

Sí, la reconstrucción de mama está dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social. La paciente debería formar parte de la decisión de la técnica, ya que debe ser consensuada entre el cirujano plástico y la paciente, conociendo bien tanto las expectativas como las limitaciones de la cirugía que se le va a realizar.

Las pacientes que fueron mastectomizadas hace años y no se realizaron la cirugía reconstructiva (por falta de información, miedo a una segunda operación o a sus efectos secundarios, etcétera) ¿podrían reconstruirse ahora la mama con resultados satisfactorios? ¿cuál sería en este caso el procedimiento de elección?

Por supuesto, la reconstrucción diferida, es decir, la que se realiza al cabo de los años de haber pasado por una mastectomía, puede realizarse en cualquier momento que la paciente lo desee. Las técnicas de reconstrucción serán las mismas que se podrían haber aplicado en la reconstrucción inmediata.


fuente: webconsulta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada