Buscar en esta Enciclopedia

sábado, 9 de abril de 2011

Un método innovador de radiología intervencionista aumenta la eficacia del tratamiento del cáncer de mama

El crecimiento y expansión de los tumores de cáncer de mama podría retrasarse con un tratamiento que combina el bloqueo de la enzima necesaria para proporcionar energía a las células del cáncer y la infusión de un fármaco directamente en el tumor, con una exposición mínima de los tejidos sanos, según un estudio de la Johns Hopkins University School of Medicine, de Baltimore (Estados Unidos). El trabajo se hizo público durante la reunión anual de la Society of Interventional Radiology, celebrada en Chicago (Estados Unidos).

Según explica Jeff H. Geschwind, responsable del trabajo, "nuestro estudio muestra que un tratamiento intratumoral guiado por ultrasonido con un fármaco llamado 3-bromopiruvato (3-BrPA) podría ser una prometedora terapia para los pacientes con cáncer de mama que retrasa el crecimiento y expansión del tumor".

En estudios en animales, los investigadores han mostrado cómo los radiólogos intervencionistas están posicionados de forma única para combinar sus conocimientos de ciencia básica, en este caso, resultado de explotar el metabolismo tumoral como objetivo para la terapia del cáncer de mama, con su vasta experiencia en métodos de tratamiento mínimamente invasivos.

"Las células del tumor de mama dependen de un mecanismo metabólico llamado glucólisis para generar la energía necesaria para su crecimiento maligno. Al inhibir una enzima específica con el agente antiglucolítico 3-BrPA, se bloquea la producción de energía necesaria para el crecimiento celular del tumor y su expansión", explica Geschwind. "Interrumpe la glucólisis y las células del cáncer serán incapaces de producir suficiente energía para sobrevivir".

Los investigadores pudieron entonces maximizar la cantidad de fármaco administrado al tumor mediante la infusión de un fármaco directamente al tumor, utilizando técnicas de imágenes para guiarles, y minimizar la exposición del tejido sano a la terapia.

"Las capacidades de direccionamiento biológico del tratamiento antiglucolítico combinado con un método de administración mínimamente invasivo guiado por imágenes es un tratamiento prometedor para reducir el crecimiento y expansión del cáncer de mama en los pacientes", afirma el investigador.

"En nuestro estudio se observó una diferencia significativa en el volumen tumoral. Nuestros resultados apoyan el desarrollo continuado de este método innovador de radiología intervencionista para la seguridad y eficacia del tratamiento del cáncer de mama. Antes de probar el método en pacientes con cáncer de mama es importante realizar más estudios en animales de un tamaño mayor para confirmar la eficacia del tratamiento y verificar que no existen efectos tóxicos sobre los tejidos normales", concluye Geschwind.


fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada