Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

jueves, 9 de junio de 2011

Autoexamen de mamas

Información sobre autoexamen mamario:

¿Qué es un autoexamen de mama?
Es un control que puede realizar la misma paciente para saber si tiene alguna irregularidad en sus mamas. En el se analizan textura, tamaño, forma, bultos o cualquier cambio de sus senos.
El autoexamen de los senos puede parecer intimidante al principio, pero cada vez que se examinan las mamas se volverá más cómodo y familiarizado con el tejido del seno. A medida que usted sabe lo que sus senos normalmente tienen, será capaz de notar cualquier cambio que pueda ocurrir.

¿Por qué es importante realizar este examen?
El cáncer de mamas puede llegar a ser una enfermedad devastadora, especialmente si no es detectado a tiempo. A través de controles y exámenes mamarios frecuentes, usted podría contribuir a disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mamas, y además podría incrementar sus probabilidades de obtener un diagnóstico temprano. Esto permitiría que el tratamiento para curar esta enfermedad pudiera ser más efectivo, mejorando su calidad de vida y contribuyendo a que recupere su salud completamente.

¿Cuando debe realizarse un autoexamen mamario?
Todas las mujeres mayores de 20 años deberían realizarlo una vez al mes, aproximadamente 7-10 días después del período, momento en el cual sus senos estarán menos sensibles y desinflamados. En caso de embarazadas 7-10 días después de la fecha que solían tener la regla. En caso de mujeres que ya no menstrúan, fijar un día de cada mes que le sea fácil de recordar.

¿Cómo se realiza el autoexamen mamario?
Los autoexámenes mamarios son bastante sencillos de realizar, una vez que se haya familiarizado con ellos.
Párese frente a un espejo con sus manos colocadas sobre sus caderas y sus hombros echados hacia atrás. Mire sus pechos y controle su forma, su tamaño y su simetría. Asegúrese de controlar cualquier signo de prurito o sarpullido, formación de hoyuelos, o de tumefacción. Eleve sus brazos y continúe mirándose a través del espejo. Nuevamente, controle la forma, el tamaño y la simetría. Presione suavemente ambos pezones para valorar secreciones. Luego, recuéstese en cama y coloque uno de sus brazos detrás de su cabeza. Use su mano derecha para poder examinar su pecho izquierdo, y su mano izquierda para examinar su pecho derecho. Utilizando los tres primeros dedos de su mano, palpe completamente cada uno de sus pechos; partiendo desde la clavícula hasta llegar al comienzo de su abdomen. Pálpelos realizando movimientos circulares, comenzando con sus pezones y desplazándose gradualmente hacia otras zonas.
Dr. Guillermo Guillermo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada