Buscar en esta Enciclopedia

jueves, 9 de junio de 2011

Un 80% de las estadounidenses creen que son inseguras las nuevas guías sobre el cáncer de mama (AJOG)

Ocho de cada 10 mujeres estadounidenses creen que las nuevas guías que desaconsejan el cribado rutinario del cáncer de mama antes de los 50 son "inseguras", según un sondeo de la University of Massachusetts Medical School (Estados Unidos), y cuyos resultados se han publicado en la “American Journal of Obstetrics and Gynecology” (AJOG).

Los responsables del trabajo consideran que la mayoría de las mujeres sobrevalora el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Según Autumn Davidson, uno de los investigadores de este equipo, las encuestadas "han sido expuestas a sistemáticas campañas mediáticas, promocionadas por diversos grupos de interés, que les han adoctrinado en la idea de que las mamografías llevan a la detección temprana y que la detección temprana salva vidas".

La polémica sobre el cribado a través de mamografías se reavivó a finales de 2009, cuando un grupo de expertos -el U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF)- decidió cambiar sus recomendaciones en este campo. Así, en lugar de aconsejar mamografías anuales para todas las mujeres de 40 años o más, recomendó que las mujeres no se sometieran a este cribado rutinario hasta los 50 y que aquellas que se encuentran entre los 50 y los 74 años se realizaran mamografías sólo cada dos años.

El USPSTF no consideró prescriptivo que las mujeres con menos de 50 años se realizaran mamografías, por lo que dejó este asunto en manos de cada mujer y de su doctor, para que decidieran de acuerdo con los factores de riesgo personal y sus preferencias.

Según Michael LeFevre, del USPSTF, cerca de 30 de cada 1.000 mujeres de 40 años morirán de cáncer de mama sin cribado. Cuando el cribado se implanta a los 50 años y se lleva a cabo con frecuencia bienal hasta los 75, se evitan hasta siete de estas muertes. En caso de que los controles se efectúen a partir de los 40 años, se podría prevenir un fallecimiento más. A esa edad, no obstante, el cribado entraña un alto precio por tratarse de una prueba dolorosa y que provoca falsas alarmas en una de cada dos mujeres.


fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada