Buscar en esta Enciclopedia

jueves, 9 de junio de 2011

Mal pronóstico de supervivencia en pacientes con cáncer de mama y diabetes (J Clin Oncol)

Sufrir tanto de cáncer de mama como de diabetes aumenta sustancialmente las probabilidades de fallecer, según muestra una reciente investigación, publicada en “Journal of Clinical Oncology”.

Los investigadores llevaron a cabo un metaanálisis de estudios publicados anteriormente que evaluaban la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama y diabetes, simultáneamente.

Seis de siete estudios encontraron que la diabetes preexistente se asociaba con una mortalidad a largo plazo y por todas las causas significativamente más alta. Específicamente, los estudios mostraron que las pacientes de cáncer de mama con diabetes tenían casi 50% de más probabilidades de morir que las que no sufrían de diabetes.

Pero todavía queda mucho por averiguar, dijeron los autores, y anotaron que era prematuro concluir que la prevención de la diabetes o un mejor control de la glucemia llevarían a un mejor pronóstico. Los datos no buscaron causas específicas de muerte, y la investigación no establece si tener diabetes en realidad causaba más muertes por cáncer de mama.

"Básicamente es una señal de que podría haber una asociación más firme entre la diabetes y la mortalidad por cáncer de mama de lo que considerábamos", anotó la autora principal del estudio, la Dra. Kimberly Peairs, de la Johns Hopkins University School of Medicine, de Baltimore (Estados Unidos). "El próximo paso es determinar si hay causalidad entre la diabetes y la mortalidad por cáncer de mama".

No se sabe el motivo de por qué es más probable que a las pacientes de cáncer de mama con diabetes tienen tan altos riesgo de fallecimiento. Pero varios estudios del metaanálisis ofrecen algunas pistas. Por ejemplo, un estudio encontró que las mujeres con diabetes tipo 2 tendían a recibir el diagnóstico de cáncer de mama más tarde que las que no tenían diabetes. Las mujeres con diabetes preexistentes podrían también estar más enfermas, en general, que las que no. Eso podría hacerlas menos capaces de manejar los difíciles medicamentos de la quimioterapia, o tal vez lleve a sus médicos a tratar el cáncer menos agresivamente debido a preocupaciones sobre su salud general, comentó la Dra. Peairs.

Un estudio que el equipo revisó mostró que las mujeres diabéticas tenían más acontecimientos adversos con la quimioterapia, mientras que otro demostró que tendían a recibir un tratamiento menos agresivo, señaló la Dra. Peairs.


fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada