Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

jueves, 9 de junio de 2011

Una prueba genética se muestra esperanzadora para guiar el tratamiento del cáncer de mama (JAMA)

Los científicos han desarrollado una nueva prueba, aunque preliminar, que parece predecir qué pacientes de cáncer de mama se pueden beneficiar de tipos específicos de quimioterapia. Eso, a su vez, podría ayudar a guiar el tratamiento, según un estudio publicado en “Journal of the American Medical Association” (JAMA).

Según el Dr. W. Fraser Symmans, autor del estudio, las pruebas de base génica, como el Oncotipo DX, ya se utilizan ampliamente para ayudar a guiar la atención del cáncer de mama. La prueba puede ayudar a predecir las probabilidades de reincidencia de cáncer de mama, pero únicamente si es un tumor de mama de receptores de estrógeno positivos y si se trata con terapia hormonal, señaló el Dr, Symmans, del MD Anderson Medical Center de la University of Texas (Estados Unidos). A partir de los resultados del Oncotipo DX, "las pacientes de bajo riesgo podrían lograr evitar la quimioterapia", aseguró.

El estudio examinó un nuevo "pronosticador genómico" de la respuesta al tratamiento para el cáncer de mama y la supervivencia con cáncer de mama invasivo recién diagnosticado. El estudio se basó en muestras de tumores tomadas de 310 pacientes de cáncer de mama HER2/neu negativo que recibieron tratamiento de manera secuencial con dos medicamentos de quimioterapia, taxano y antracilina, ambos componentes comunes de la quimioterapia para el cáncer de mama.

Si los tumores eran de receptor de estrógeno (RE) positivo (es decir, que respondían al estrógeno), las mujeres también recibieron tratamiento con terapia hormonal (endocrina).

La nueva prueba pareció efectiva para predecir los resultados, pues al 92% de las mujeres, a las que se les predijo que responderían a esta quimioterapia, lograron, de hecho, sobrevivir tres años sin reincidencia, lo que les otorga un 18% menos de riesgo frente a las identificadas como que "no respondían" al tratamiento.

Además, según el Dr. Symmans, "a los tres años, el cáncer de mama no había retornado en 97% de las mujeres que tenían cáncer RE positivo. ni en 83% de las que tenían cáncer triple RE negativo si se había predicho que eran sensibles al tratamiento. Si se había predicho que no serían sensibles al tratamiento, los índices fueron de 86% y de 57%, respectivamente".

"El estudio no es la última palabra sobre el tema, pero presenta una manera totalmente nueva de contemplar el asunto de cómo predecimos cuáles tumores son realmente sensibles a la quimioterapia, cuáles probablemente sean resistentes a ella o ninguna de las anteriores", aseguró el Dr. Symmans.


fuente: univadis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada