Buscar en esta Enciclopedia

Cargando...

jueves, 19 de mayo de 2011

El Hospital del Bierzo implanta el ganglio centinela en la cirugía de mama

El Hospital del Bierzo acaba de implantar la técnica conocida como la del Ganglio Centinela en la cirugía contra el cáncer de mama. El servicio de cirugía general del primer centro asistencial berciano ha realizado las primeras intervenciones quirúrgicas de este tipo en dos mujeres y el resultado ha sido todo un éxito.

Los efectos prácticos y beneficiosos que aporta esta técnica, implantada también en otros centros hospitalarios, consiste en ahorrarse el vaciado de los ganglios de la axila de la mujer afectada por el cáncer de mama hasta en un 70% de los casos. De esta forma, también se contribuye a eliminar los problemas secundarios que sufren muchas pacientes tras la intervención quirúrgica.

La técnica del Ganglio Centinela aporta la posibilidad de cambiar la estrategia a utilizar en la cirugía del cáncer de mama. Los médicos la consideran «una solución conservadora» frente al tradicional vaciamiento de la axila.

Esta técnica se utiliza en determinados estadios de desarrollo del cáncer, y por eso, desde la gerencia del Hospital del Bierzo que lleva Alfonso Rodríguez Hevia, y también desde la dirección médica del centro que lleva la doctora Rosario González Sanjuán, calculan que entre 70 y 80 mujeres de la comarca podrían beneficiarse al año con este avance.

El ganglio centinela es el principal ganglio linfático que recibe el drenaje de un tumor cancerígeno. Al saber esto los médicos, la técnica de la biopsia del ganglio centinela permite predecir con eficacia el estado de propagación o diseminación linfática del tumor en la zona de la mama y sus proximidades. De esta forma, la biopsia selectiva que se lleva a cabo se usa para ahorrarse lo que hace años era un vaciado preventivo casi generalizado de los ganglios, incluidos los que podrían estar aún en perfectas condiciones. Es decir, ahora se actúa sólo allí donde existe tumor cancerígeno de mama. Esto permite a las pacientes reducir de manera considerable el tiempo de recuperación tras la operación.

La directora médica Rosario González explicaba ayer que, antes, a la paciente tenían que quitarle los ganglios de la axila, dado que es donde drenan las células tumorales para evitar la propagación del tumor cancerígeno de mama: «Esta técnica permite saber en cuáles han llegado las células cancerígenas a los ganglios de la axila y en cuáles no para extirparlos».


fuente: diario León

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada