Buscar en esta Enciclopedia

miércoles, 11 de mayo de 2011

Historia de la Senología


La Glándula Mamaria es una estructura compleja, funcional y evolutiva en la mujer lo que desde siempre ha obligado la interrelación de TODO ESPECIALISTA que de un modo u otro intervienen en su control.
Desde siempre, las enfermedades de la mama y en concreto el cáncer, se habían considerado importantes y existían tratados significativos en la bibliografía dedicadas al tema.
Del mismo mo
do el impacto social y el impacto de la mujer afectada provoco que surgiera una especial atención y dedicación a las Patologías Mamarias .

El concepto de Unidad de Patología Mamaría surge en la década del 1920 en Nueva York como CONJUNTO DE DISTINTOS ESPECIALISTAS, cada uno de los cuales aportando su punto de vista en relación a la enfermedad, ya sea en el campo estadístico, clínico, diagnóstico, terapéutico, oncológico, etc.…, para conseguir solventar todos los problemas mamarios.
Esta idea de Unidad de Patología Mamaría en NY fue la vanguardia de lo que ocurriría posteriormente en el resto de Europa.

En Estrasburgo (Francia) el Prof. Charles Gros, matemático y profesor de Radiología, introductor de la mamografía actual.

Con la aparición de esta y la valoración del d
iagnostico precoz y del tratamiento conservador junto a nuevos conocimientos de la biología celular y de avances en el tratamiento médico se empieza a constatar la necesidad de ordenar los conocimientos dispersos sobre enfermedades de la mama y de insistir en la MULTIDISCIPLINARIDAD del tratamiento del cáncer de mama en la década de los sesenta.

1963 Prof. Charles M. Gros crea un neologismo Senología y lo define como rama de la medicina para el estudio global e integrador de la mama normal y patológica de una forma INTERDISCIPLINARIA y humanista.

Definimos Unidad de Patología Mamaria:
GRUPO DE PROFESIONALES, que apoyados en la clínica y en unos medios técnicos imprescindibles, tienen como fin AUNAR CRITERIOS de diagnostico, tratamiento y seguimiento de las pacientes con enfermedades mamarias.
Con el objetivo de obtener la EXCELENCIA en el diagnóstico y el tratamiento de las
enfermedades mamarias.

“combinar todos los servicios en un ambiente cálido, eficiente y que soporte y ayuda a la paciente” . Silverstein.
Las unidades de mama constituyen por tanto la piedra angular en el diagnóstico y tratamiento de las lesiones mamarias, y en especial del cáncer.

Senología
Juan Montero Ruiz

SENO:
Mama, pecho. Mama femenina. Para Ch. Gros La mama cuando se humaniza se convierte en seno. Hueco entre el vestido y el pecho. Véase mama, pecho, glándula mamaria. (Diccionario Ilustrado De Senología Y Patología Mamaria. J Montero y M. Prats. Ed. Doyma. SCM. 2001).

SENOLOGÍA:
Rama de la medicina, que estudia los aspectos anatómicos, fisiológicos y patológicos del seno. De otra forma: Tratado integrado y global de la mama, sus funciones y enfermedades. Según el diccionario médico ROCHE, ciencia que estudia en su totalidad la glándula mamaria. Ingles: Senology, Alemán: Senologie, Francés: Senologie, Italiano: Senología. (Diccionario Ilustrado De Senología Y Patología Mamaria. J Montero y M. Prats. Ed. Doyma. SCM. 2001).

OBJETIVO:
En los últimos años (una o dos décadas) se van produciendo una serie de cambios en diversos aspectos de la Patología Mamaria que, al sumarse de forma paulatina, llegan a ser tan importantes que desbordan la situación existente y crean una nueva necesidad.
Para quienes formamos la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria, esta nueva necesidad, que afecta tanto al campo de los conocimientos teóricos como a la práctica asistencial, explica su expansión y encuentra un c
laro exponente en la publicación de esta pagina web.
Antes de llegar a la situación actual, la mayoría de consultas por afecciones mamarias estaban motivadas en la práctica por la aparición de un "bulto" en la mama. Ello originaba, casi siempre, un acto quirúrgico a cargo del cirujano, menos veces, del ginecólogo, con la finalidad de efectuar una biopsia per-operatoria.
En caso de benignidad se daba por solucionado el problema y ante el dictamen de malignidad por el anatomopatólogo, se procedía a una mastectomía radical y luego el radioterapeuta completaba el tratamiento.
El convencimiento de que el diagnóstico precoz es la mejor arma para mejorar los resultados terapéuticos en el cáncer, ha dado paso a nuevos métodos de exploración que requieren conocimientos y aparatos específicos, además, la posibilidad de tratamientos diferentes en condiciones concretas obliga a individualizar al máximo los casos para obtener la máxima curabilidad con la mínima mutilación y establecer los adecuados controles.
La mayor preocupación de la mujer y seguramente el aumento de las afecciones mamarias, hace que se incremente el número de consultas sobre una variada patología que muchas veces no requiere tratamiento quirúrgico, pero sí un diagnóstico, cada vez más difícil, un tratamiento adecuado y control.
Así va naciendo una rama especifica médico-quirúrgica.A la sencilla relación anterior de cirujano o ginecólogo con anatomopatólogo y radiot
erapeuta deben incorporarse radiólogos, citólogos, oncólogos, cirujanos plásticos, hormonólogos, bioquímicos, inmunólogos, investigadores, psicólogos, etc., todos ellos con un interés especial por la mama dentro de su propia especialidad.
Este nuevo concepto de resolver las enfermedades de la mama no puede desarrollarse dentro del ejercicio práctico de "una de las especialidades actuales".
La solución al problema asistencial en Patología Mamaria radica en resolver la necesidad de atención médico-quirúrgica y de participación de diversos especialistas para un creciente número de pacientes. En definitiva el enfoque teórico multidisciplinario.
También existe una gran cantidad de literatura médica sobre el tema que, además, se encuentra sumamente dispersa. Todo ello hace difícil que un especialista general se pueda formar un criterio suficiente para adaptarse a las auténticas novedades y así evitar la aceptación de modas sin suficiente fundamento.
No hace tanto, las enfermedades mamarias y las posibilidades de su tratamiento se resumían rápidamente; la exploración clínica y la técnica quirúrgica estándar se aprendían sin dificultad y no existían grandes problemas de diagnóstico e indicación. Hoy día estos aspectos han cambiado drásticamente. La aparición constante de nuevos conocimientos y conceptos así como la dificultad de adquirirlos, junto al convencimiento de que quedan muchos problemas que resolver. El número cada vez mayor de consultas, la complejidad progresiva de las técnicas diagnósticas, terapéuticas y especialmente la necesidad d
e un enfoque global de la paciente en la que deben actuar diversos especialistas, establecen la demanda de una asistencia cada vez más especifica.
La Patología Mamaria como una nueva rama de la Medicina.Senología es un término creado por Ch. M. Gros, que en su obra, además de conseguir un ordenamiento de los conocimientos científicos, insiste en el aspecto humanístico, en la necesidad de integrar la mama en la mujer, de valorar el concepto de salud estudiando las diferentes funciones, los significados de la mama, las influencias socioculturales y psicológicas que la rodean.
Pretende conseguir una mejor atención a los problemas relacionados con las afecciones mamarias.
Nadie discute ya la necesidad de una multidisciplinaridad para la atención, según los criterios actuales, especialmente de cáncer de mama.
No debemos olvidar que, en la práctica, la atención de las pacientes con afecciones mamarias incluye el cáncer de mama como objetivo primordial, pero existen otros muchos aspectos, relacionados o no con el cáncer, que alcanzan una gran importancia y convierten a la patología mamaria en una rama médico-quirúrgica. Es obligado aceptar que para poder diagnosticar y tratar cánceres, especialmente en sus fases precoces, es importante estudiar a todas las pacientes que acudan no sólo por un tumor manifiesto, sino por patología benigna, simple cancerofobia, para el tratamiento y control de una mastopatía, etc., además de las campañas de educación sanitaria y detección precoz que deberían existir para los grupos de riesgo. No es posible, en la práctica, separar el cáncer de toda una patología numéricamente mucho más abundante, que genera un gran volumen de car
ga asistencial, así como constantes problemas de diagnóstico, seguimiento y orientación terapéutica, que desbordan al especialista general integrado en un comité.
Por una parte, se precisan unos conocimientos teóricos muy amplios, a veces de materias dispersas y su constante actualización, lo que no se logra con el programa de formación en una especialidad y por otra, rápidamente se genera una gran demanda asistencial. La necesidad de preparación teórica y actuación práctica médico-quirúrgica difícilmente se pueden compatibilizar con las otras tareas de los ya sobrecargados especialistas generales.
Los objetivos a cubrir en este nuevo marco asistencial que se va implantando como necesidad en nuestros medios hospitalarios, donde, si se persiste en los esquemas de organización actual, se van a originar, cada vez con más frecuencia, problemas, sobre todo en el momento en que la mujer, como consumidora de los sistemas de salud, exija su derecho a una atención de adecuado nivel y con criterios actuales en este importante aspecto de la medicina.
El objetivo es atender a todas las pacientes con afecciones mamarias, reales o posibles, con la primordial necesidad de detectar cánceres con mayor exactitud y precocidad y tratarlos adecuadamente en un marco multidisciplinario.
El auténtico senólogo o mastólogo, es imprescindible para la coordinación de las unidades y comités y también para llevar dentro de los mismos de forma principal, la carga asistencial. Para ello, independientemente de la espec
ialidad que proceda, debe conocer toda la patología mamaria a manera de especialidad global y debe ejercerla prácticamente con dedicación completa, aunque es indiscutible que no debe practicar todas las técnicas existentes. Puede ser un especialista de cualquier rama que pase a formar parte de un grupo multidisciplinario.
También ha de tener esta preparación global para integrarse adecuadamente. Será un especialista (ginecólogo, cirujano, radiólogo, patólogo, oncólogo, médico, etc.), especialmente cualificado dentro de su campo de actuación en la patología mamaria.
En el momento actual, es necesaria una rama especifica, con un bloque de conocimientos que deben desarrollarse en profundidad, unos médicos con dedicación específica y otros con dedicación preferente dentro de su especialidad.

Existen hoy en la patología mamaria las condiciones para crear una especialidad; además, el progreso constante de los conocimientos y la cantidad de problemas para resolver, originan en la practica una auténtica necesidad de la misma. Pretender la existencia de la Senología o Mastología con personalidad propia, no es un capricho, ni un deseo de complicar las cosas, tampoco ganas de arrebatar algo a las demás especialidades.
Texto desarrollado a partir de diferentes editoriales de la propia Revista de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria.

SENOLOGÍA /MASTOLOGIA: UNA ESPECIALIDAD

Miguel Prats Esteve

El seno femenino es un órgano ambiguo y paradójico, tenemos de él un gran conocimiento científico pero debemos profundizar más y aplicar los aspectos humanistas porque como dice Dominique Gros “ para proponer la ablación de un seno canceroso, administrar radiaciones o practicar una quimioterapia no es en absoluto necesario disertar sobre la función simbólica del seno o del cáncer. Pero para escoger entre los diferentes procesos terapéuticos, decir la verdad o acompañar a la mujer enferma en los meandros dolorosos del tratamiento no hay nada más necesario.”

Es pues imprescindible, a todo el que pretenda comprender y tratar la mama enferma conocer su normalidad y ello empieza por un análisis de sus funciones: nutricia, simbólica, estética y erótica...

De la antigua premisa anatómica que la “función hace la forma” también podríamos deducir que la forma nos indica las funciones. En la mujer el hecho de que la mama sea un órgano permanente y no sólo evidente durante la lactancia como en el resto de los mamíferos nos muestra ya la posibilidad de que ejerza otras funciones. La primera es que representa mucho más que un órgano meramente nutricio, Plutarco afirma que “la naturaleza ha dispuesto la mama de manera que, mientras le nutre, la madre pueda tener al niño, mirarle, hablarle y sonreírle”. Esta función catalogable como maternal es lo que para Ch. Gros diferencia la denominación mama aplicable a todos los mamíferos de la de seno propio de la mujer.

Nuestro conocimiento científico sobre la glándula mamaria es actualmente muy completo. La comprendemos como células epiteliales, estroma y vasos interrelacionados. Sabemos que su estructura y funciones dependen de un balance equilibrado entre mitosis, diferenciación y apoptosis. Que todo ello tiene una regulación endocrina, autocrina y paracrina. Sabemos de la estructura y función de proteínas inductoras y supresoras de quinasas, ciclinas, inhibidores de las quinasas, moléculas de adhesión y receptores. Gracias a estos conocimientos podemos empezar a comprender la Patología como alteración de algunos de estos elementos. Completada la secuenciación del genoma humano, estamos en el camino, seguramente aún largo y difícil, de tener un conocimiento profundo o sea “Ciencia” de esta glándula compleja. Pero la glándula mamaria “cuando se humaniza se convierte en seno” que tiene además de la función nutricia propia de los mamíferos, la función estética, la sexual, erótica y simbólica. Sobre el valor del seno para la mujer y para la sociedad nuestros conocimientos no son tan exactos. Como dice Dominique Gros no debemos olvidar una cosa fundamental, los senos de las mujeres que exploramos clínicamente cada día son exactamente los mismos que los de la leyenda de la Vía Láctea, de las Vírgenes Lactantes, de las Venus, o de Santa Águeda. Los senos radiografiados, puncionados u operados, son los mismos que el de Cleopatra mordido por la serpiente, Salomé danzando delante de Herodes, o Susana sorprendida por los viejos. En pleno siglo XXI, con influencias culturales contrarias, con el imperativo para el médico de la rapidez y de la eficacia, de los números, del coste-beneficio, la necesidad de publicaciones, la evidencia, etc.. es urgente replantearse que la medicina del seno sin la mujer y sin un médico interesado y apasionado, aumentando sus conocimientos pero conservando su humanismo, no tiene futuro. Es imprescindible la Senología/Mastología

.

ESPECIALIDAD



Han pasado más de 35 años de historia de esta rama de la medicina definida por Ch. Gros en 1963 como Senología, para intentar solucionar los problemas relacionados con la patología mamaria mediante el estudio de la mama normal y patológica con un enfoque global multidisciplinario y humanista. Desde entonces, ha existido una enorme expansión de este concepto de especialización en Patología Mamaria, Senología o Mastología La Sociedad Basileira de Mastología fundada en 1956 por el Dr. Alberto Coutinho, o la Sociedad Argentina de Patología Mamaria fundada por el Dr. Julio Uriburu el 10-10-1967 y que en Octubre del 1975 se convierte en Sociedad Argentina de Mastología, preconizan el mismo concepto. Por ello puede sorprender que se plantee aún como una controversia el papel de la Senología/Mastología como Especialidad. Pero la realidad demuestra que ello está plenamente justificado. Dr. Gros nos recuerda que el hablar de un proyecto de especialidad provoca “a menudo sonrisas divertidas o de sorpresa, una indiferencia cortés y a menudo oposiciones francas a veces violentas”. Esta afirmación parece contrastar con la postura prácticamente unánime en los ambientes que tratan científicamente el tema y que puede quedar resumido en el trabajo de Ioannidou-Mouzaka y colaboradores de siete países .“Senology-The Urgent need for e Speciality”

Vamos a plantear la controversia sobre la especial dedicación a la Patología Mamaria en la respuesta a una serie de cuestiones:

  • ¿Reúne la Senología/Mastología las condiciones para ser una especialidad? La peculiaridad del órgano a estudiar, la necesidad de conocimientos teóricos específicos no estudiados por otras especialidades, la necesidad de medios propios para el diagnóstico y el tratamiento, la necesidad de adquirir una aptitud práctica específica, la frecuencia de enfermedades benignas y malignas de la mama con el aumento de su incidencia y gran repercusión socio-económica, la existencia de un ámbito de actividad propia, la existencia de un marco para la enseñanza, y la investigación específica, el beneficio que se espera de su implantación, son las condiciones que se consideran necesarias y que han justificado el nacimiento de otras especialidades de órgano y se dan sin ninguna duda en la Patología Mamaria.

  • ¿Es efectiva su implantación? Por una parte existe el planteamiento teórico de que la nueva situación médica y social creada por la Patología Mamaria no puede resolverse con los conceptos y sistemas asistenciales clásicos. Pero además existen ya publicaciones que atribuyen a ciertos ambientes una menor supervivencia por tratamientos no adecuados o tratamientos planteados de formafragmentada o sin nivel de calidad. Se demuestra también un aumento de supervivencia a los cinco años de un 4 ó 5% en pacientes tratadas por cirujanos especializados y también importantes diferencias según se emplee o no un enfoque multidisciplinario. Prácticamente con ninguno de los modernos tratamientos de elevado costo económico y agresividad para la paciente se consigue esta espectacular mejoría de resultados relacionados únicamente con el empleo en la práctica del concepto de Senología /Mastología como especialidad. Este es un punto de reflexión de enorme importancia.

  • ¿Qué tipo de especialista se precisa y cómo conseguirlo? La Senología/Mastología, debe ser una especialidad de órgano, independiente de las especialidades clásicas aunque seguramente vinculada a las mismas en su formación y reconocida oficialmente. Por esto pensamos que puede no ser adecuada una subespecialidad de una solo de estas especialidades Al ser la Patología mamaria multidisciplinaria se acusa a la especialidad de querer crear un médico que de forma exclusiva realice todos los actos diagnósticos y terapéuticos entrando en competencia con todos los especialistas establecidos. Curiosamente esta crítica no se hace a ninguna de las otras especialidades, con unos años de formación práctica más intensiva en el área específica en la que ejercerá su actividad .

  • ¿Es posible? Hay que aceptar que la tendencia actual en la mayoría de los países es a disminuir el número de especialidades. Sin embargo las necesidades cambiantes de la medicina llevan tanto a la aparición de nuevas especialidades necesarias como a la desaparición de otras que dejaron de ser efectivas. Desde el punto de vista legal a parte de la creación de nuevas especialidades existe la posibilidad en nuestro país de la creación de áreas de capacitación específica dentro de las especialidades clásicas que representarían un tronco común al que podrían añadirse formaciones especializadas como la Senología/Mastología. Así se podría pensar en cirujano, ginecólogo, radiólogo, oncólogo, patólogo, etc. capacitado o con formación específica en Senología/Mastología. Sin duda debería establecerse un periodo transitorio en el que aquellos médicos formados hasta ahora por sistemas no reglamentados se les pudieran reconocer su capacidad creando comisiones que valorarán su grado de formación.

En estos momentos la postura más realista puede ser:

-La especialización, que estaría bien fundamentada, es una utopía dada la tendencia a la disminución del número de especialidades y a los problemas organizativos que podría ocasionar. Sería el superespecialista difícil de ubicar, y por otra parte imposible que trabajara aisladamente dominendo todas las materias.

- La subespecialización tiene que incluir múltiples disciplinas como capitulo de una sola, ello en la práctica lleva de nuevo al concepto amplio de Senología/Mastología, aparte de razones teóricas se ha hablado de problemas prácticos como la inclusión de la mama masculina en ginecología o, en sentido contrario, se ha llegado a exagerar con la necesidad de que cualquier especialidad tuviera su versión para la mujer

-La Capacitación Especifica es totalmente factible El redactado de su definición: “Es el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes añadidas en profundidad y/o extensión a las recibidas en el periodo de formación como especialista y desarrollados sobre una parte del contenido de una o más especialidades en que ya existe interés asistencial y científico suficiente y una dedicación significativa de un grupo de especialistas” coincide plenamente con la situación de la Patología Mamaria.Al crear y reconocer la existencia de especialistas específicamente capacitados en cada una de las areas troncales, resuelve el problema reconociendo la validez de formación general en cada especialidad y a la vez la necesidad de actuación conjunta de diversos especialistas con una formación especifica mas intensiva y amplia que la proporcionada por la propia especialidad (necesidad totalmente aceptada por la amplitud y continua actualización de conocimientos necesarios) huyendo así del concepto que a veces se ha esgrimido de crear un médico polivalente con posibilidad de intrusismo en especialidades diferentes a la suya. Se tiende pues a una convergencia de especia lidades.

La realidad es que en la práctica la “especialidad existe” y así lo vemos continuamente en recetas, rotulos de consultas, unidades , etc. pero al no tener una titulación reconocida, se desarrolla sin ningún control y esto lleva a una situación sorprendente, catalogable al menos como peligrosa.

BIBLIOGRAFIA


  • CH. M. Gros, “Les Maladies du Sein”, Masson, Paris 1963
  • A.S.S. Figueira Fo, 9th International Congress on Breast Diseases, Abstracts, p. 97-98- 1996
  • CH. M. Gros, “Symposium Européen sur la Radiologie de l’appareil Mammaire” Journ. Radiologie t.48, n.11-1967
  • CH. M. Gros, “La Sénologie”, Senologia, O;1;7-12- 1975
  • J. Sampaio Goes Hr. Letter to the S.I.S., 2- 1981
  • Revista Argentina de Mastologia. Introducción, 1; 3-6- 1982
  • D. Gros “El pecho al descubierto”, Ed. La Campana; Barcelona- 1988
  • D. Gros “Les seins aux fleurs rouges”, Ed. Stock; Paris- 1994
  • Marylin Yalom, “A History of the Breast”, Harper Collins; London- 1997
  • M. Prats Esteve, “Picasso, Málaga y la Senología”, Rev. Senología y Patol. Mam. 13,1; 47-56-2000
  • Gómez de la Serna, R.- Senos. Editorial AHR.Barcelona, 1971.
  • Prats Esteve, M.- "Empezar". Rev. Sen. y Pat. Mam. 1,1-2, 1988.
  • Prats Esteve, M.- "Senología,¿Cómo?". Rev. Sen. y Pat. Mam. 1,141-142,1988
  • Prats Esteve, M.- "Senología,¿Para qué?".Rev.Sen.y Pat. Mam.1,95,1988
  • Herrero Giménez, A. “Seno”.Rev, Sen. y Pat. Mam. 2, 53-54, 1995.
  • Tejerina González de la Rivera, F. “El Seno Femenino”.Ed. Díaz de Santos, Madrid, 1997.
  • De Moulin, D.- A short history of Breast Cancer. Martinus Nijhobb.Boston 1983
  • Gruhn J.G. Breast Cancer.The evolution of concepts.Field & Wood, Medical Periodicals Pensilvannia 1994.
  • Montero, J. Prats, M. – Diccionario Ilustrado de Senología – Doyma, Barcelona, 1999
  • Pluchinotta, A.- Storia illustrata dalla Senologia.Fra sciencia e mito.Ciba Geigy Ediciones.
  • Pluchinotta, A. I. Secoli della Senologia.Del Bisturi al Farmaco.1995.
  • Pluchinotta, A. Incanto e anatomia del seno.Edizioni Charta. Milano, 1997.
  • D.Gros “¿Es la Senología una utopía médica?” –Rev. De Senología y Patol Mam –2002 ; 15:139-45
  • BAS – Guidelines for surgeons in the management of symphtomatic breast disease in the United Kingdom. Eur J. Surh. Oncol 1998. 24. 456-476
  • GILLIS - Ch y col. BMJ 1996. 321. 145-148
  • E. Escrich- “Area de capacitación en Senología: “¿Subespecialidad o Convergencia de Especialidades?” –Rev. Senología y Patol.Mam.. 9; 53-55; 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada